Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2006

Greenpeace demanda al Gobierno espaol que prohba la fabricacin de bombas de racimo

Europa Press


La organizacin ecologista Greenpeace ha presentado hoy un informe detallado en el que se recoge la utilizacin de las bombas de racimo en los conflictos armados. En el documento, Bombas de racimo: la lluvia de acero. Razones para la prohibicin, se recogen los datos de fabricacin de este armamento en Espaa y los efectos que causan en la poblacin que es atacada por ellas. Espaa es uno de los pases que posee y fabrica bombas de racimo. Varias empresas de nuestro pas las fabrican, aunque la falta de transparencia en el comercio espaol de armamento hace imposible saber a dnde las venden. Adems, el ejrcito espaol, segn reconoci el ministerio de Defensa, tiene un arsenal limitado de este tipo de armas. En concreto, el Ejrcito del Aire posee los modelos CBU- 100B (Rockeye), importada de EEUU; la antipista BME-330 y la granada de mortero MAT-120, ambas de fabricacin nacional.

La contradiccin de la postura espaola se demuestra en que la desactivacin de estas peligrosas armas es, precisamente, una de las tareas que deben asumir los soldados espaoles desplegados en misiones de mantenimiento de la paz.

"Un Gobierno que apuesta por la paz no puede permitir que en Espaa se fabriquen estas armas y que el propio ejrcito espaol las posea. Es necesaria una legislacin que evite que sigan causando vctimas inocentes. El Gobierno espaol tiene la oportunidad de demostrar su compromiso con la paz, prohibiendo la fabricacin, venta, almacenamiento y uso de bombas de racimo en territorio espaol, y apoyando de forma clara el proceso impulsado por Noruega para lograr su prohibicin internacional", declar Juan Lpez de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace Espaa.
Se ha documentado la utilizacin de bombas de racimo por fuerzas militares de los pases de la OTAN, Estados Unidos o Israel. Desde los aos 60 se han usado en distintos conflictos, como por ejemplo: Lbano, Irak, Afganistn, Kosovo, Laos o Vietnam. Slo en el Lbano se calcula que tras la guerra del pasado verano, quedaron un milln de submuniciones sin detonar.

Una bomba de racimo est formada por una bomba contenedor que puede ser lanzada desde tierra, mar o aire y que, al abrirse durante la trayectoria, expulsa cientos de submuniciones que se dispersan por amplias superficies. En teora, estallan cuando alcanzan el suelo, pero esto no siempre es as.

Actan de forma indiscriminada, no distinguen entre blancos civiles y militares y, por sus altas tasas de error, siguen causando muertos y heridos mucho tiempo despus de que acabe un conflicto. Afectan sobre todo a la poblacin civil, que son el 98% de sus vctimas. En especial los nios, que son atrados por sus colores y formas llamativas.

Estas armas no matan slo durante los conflictos sino mucho tiempo despus, ya que entre el 5% y el 30% de las municiones no estallan y quedan dispersas sobre el territorio. Despus actan como si fueran minas antipersonales. Son incluso ms peligrosas que stas, ya que estn diseadas para matar y no slo para herir o mutilar, - declar Mabel Gonzlez, responsable de la campaa de Desarme. - Un ejemplo claro es Laos, donde la gente sigue muriendo hoy en da como consecuencia de las bombas de racimo, y hace ms de 30 aos que se termin la guerra".
En los ltimos aos se ha avanzado en la prohibicin internacional de ciertos armamentos especialmente peligrosos. El ltimo ejemplo fue el Tratado de Ottawa, de 1997, que prohibi las minas antipersonales. Las bombas de racimo deben someterse a un procedimiento similar. En el ltimo ao se han producido ciertos avances en este sentido. En febrero, Blgica prohibi la fabricacin, venta, uso y almacenamiento de bombas de racimo en su territorio. Y en noviembre, Noruega anunci que va a liderar un proceso de negociacin internacional encaminado a lograr un tratado para prohibirlas. La primera reunin tendr lugar el prximo mes de febrero.

Greenpeace pide al Gobierno espaol:


Informe Bombas de racimo: la lluvia de acero
Galera de imgenes


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter