Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2007

Justicia al estilo de la mafia
Ejecutar a Sadam, proteger a los hampones

Manuel Garca, Jr
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Qu significa la ejecucin de Sadam Husein para el pblico?

Qu han significado las ejecuciones de lderes nacionales capturados en el pasado?

Vercingetorix fue el lder de la revuelta celta contra el gobierno romano en Galia. Fue capturado por Julio Csar despus de la derrota gala en la batalla de Alesia (en el este de Francia) en 52 a. de C., y pas los siguientes seis aos encadenado y exhibido pblicamente como trofeo de guerra. En 46 a. de C. fue sacado de su celda y llevado por las calles de Roma durante una procesin en honor de Csar, y luego ejecutado en pblico por estrangulacin. El propio Cayo Csar slo vivi dos aos ms, porque fue ejecutado por un grupo de asesinos con dagas en 44 a. de C.

La participacin militar abierta de USA en la Segunda Guerra Mundial dur 3 aos y 8 meses, desde comienzos de diciembre de 1941 a comienzos de agosto de 1945. Los tribunales de crmenes de guerra en Alemania (en Nuremberg) y japoneses (en Tokio y Manila) para dirigentes polticos y militares ocurrieron entre 1945 y 1949. Los principales criminales de guerra alemanes fueron ejecutados el 16 de octubre de 1945 10 ahorcamientos en 3 horas y media. Siete importantes criminales de guerra japoneses fueron ejecutados en la horca el 13 de diciembre de 1948.

Qu podemos decir para caracterizar las ejecuciones mencionadas? Consideremos estas cuatro posibilidades:

1) En algunos casos, un grado de justicia y un cierto reconocimiento de lecciones histricas resultaron de los juicios y del castigo de criminales de guerra.

2) Semejantes ejecuciones son rituales triunfales de una elite del poder victoriosa, que la ejerce contra los derrotados.

3) Esas ejecuciones constituyen un teatro poltico para las masas, para distraerlas de sus numerosos sacrificios especialmente durante las guerras a la elite del poder.

4) Son utilizadas por la elite del poder para eliminar a miembros descartados de su propia clase que se han convertido en lastres polticos.

La actual Guerra de Iraq estall en marzo de 2003 y ha durado 3 aos y 8 meses (como la Segunda Guerra Mundial). La victoria en forma de una poblacin iraqu dcil y una fcil extraccin de los recursos naturales iraques petrleo ha sido difcil de lograr, as que nos han presentado gestos de poder una cadena de golpes contra terroristas conocidos, que llevaron al mayor show de este tipo: la ejecucin de Sadam Husein.

La ejecucin de Sadam fue un ritual triunfal del poder de USA contra un pueblo iraqu ocupado aunque todava invicto fue la decapitacin poltica de la antigua elite iraqu, una demostracin con el propsito de mostrar la subyugacin iraqu al poder occidental. Pero, el fracaso abismal de los gerentes USamericanos de la Guerra de Iraq ha menoscabado cualquier posible valor propagandstico que la ejecucin de Sadam pueda haber tenido con el pblico iraqu.

Ms all de su uso como teatro poltico para las masas, la ejecucin de Sadam fue un espasmo de delectable barbarie dentro del club internacional de la clase dirigente, un ritual triunfal de una elite victoriosa contra un adversario derrotado de su propia clase. Fue un orgasmo de poder que aspir a ser al mismo tiempo primario y estilizado como el tiro de gracia sea un gato que muerde a travs del cuello de su presa, o un teniente que dispara su pistola a la sien de alguien ejecutado por un pelotn de fusilamiento pero result falto de gracia y catico como el frenes de un linchamiento.

Aqu, en la patria de los presuntos victoriosos, la ejecucin de Sadam es utilizada como una distraccin ms del pblico y de los soldados, de los numerosos sacrificios que hacen al pagar y suministrar el personal para esta guerra de su elite.

Y finalmente, la ejecucin de Sadam es un poco de indispensable puesta en orden de la casa por los gerentes de la guerra. Es la eliminacin de la posibilidad de revelaciones dainas por un antiguo confederado. Rumsfeld no es el nico operador poltico que es relevado de cualquier peligro de revelaciones de Sadam.

El caso de Sadam evidencia lo que se precisara para llevar ante la justicia a nuestros criminales de guerra no acusados. Si los marcianos, con un poder tecnolgico y militar inmensamente superior, invadieran la Tierra, como en la novela de H. G. Wells La Guerra de los Mundos, y se dedicaran a reorganizar a USA porque creyeran que son ms capaces de adjudicar nuestros recursos naturales y de organizar nuestro sistema de gobierno, cul sera nuestra reaccin adecuada? Imaginemos que llegan en Platillos Voladores indestructibles incluso por nuestras armas nucleares, y que estn armados con armas de rayos de calor dirigidos de un poder sobrenatural. Imaginemos que saturaran nuestras radios y televisiones con el mensaje Hemos venido a liberar a la Tierra de toda guerra, a terminar con todo el hambre, la pobreza y la indigencia, y a asegurar que los humanos vivan indefinidamente de un modo sustentable en armona con las condiciones naturales de la Tierra. Entonces, imaginemos que organizaran juicios de crmenes de guerra de nuestra elite poltica. Cul sera nuestro deber moral y patritico?: hacer estallar artefactos explosivos improvisados ocultos (IED, por sus siglas en ingls] cuando las patrullas de Platillos Voladores pasan por nuestros vecindarios?; lanzar cadveres y frutos podridos a sus Policas Extraterrestres, esperando infectarlos con grmenes terrestres letales-para-marcianos?; resistir las represalias infligidas por abrasadores rayos de calor que volatilizan todo a su paso y continuar, a pesar de todo la resistencia?; o sera nuestro deber hacer la paz, darnos cuenta que toda esta guerra, asesinatos en masa y resistencia son intiles, que deberamos rendirnos a un poder mayor y aceptar nuestros roles determinados (y tal vez vivir en reservas por ellos determinadas)?; y que deberamos realizar la voluntad de los nuevos gobernantes, incluyendo el enjuiciamiento y la ejecucin de nuestros antiguos jefes supremos terrqueos? Quin define el deber, el honor, y el pas?

La ejecucin de Sadam no fue una victoria para la gente que no forma parte de la elite imperial de Washington D.C. No cabe duda de que Sadam fue culpable de grandes crmenes, y cualquier tribunal verdaderamente independiente habra determinado que no mereca conservar su libertad. Una victoria para el pblico mundial habra sido un proceso judicial que hubiera exigido que Sadam revelara todos los detalles de su carrera, durante un encarcelamiento de por vida. Historiadores y fiscales en muchos pases podran trabajar con esos antecedentes para separar la verdad de las mentiras, y para permitir entonces que las numerosas agencias que componen nuestro sistema internacional de justicia persigan judicialmente a otros perpetradores implicados en el asunto.

La rpida ejecucin de Sadam Husein no es simplemente justicia del vencedor, es una degradacin que forma parte de una reorganizacin al estilo de la mafia, la eliminacin de un capo cado en desgracia, para proteger a la elite del poder de toda revelacin que pueda amenazar su control.

---------

Manuel Garca, Jr. es un fsico que estudia el flujo de fluidos, electricidad y energa. Para contactos escriba a: [email protected]

http://www.counterpunch.org/garcia12302006.html




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter