Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2007

El inolvidable "Pepone", dirigente del MIR, fue asesinado en septiembre de 1986 por la CNI
El Colegio de Periodistas aplaude la condena de los responsables del asesinato del periodista Jos Carrasco Tapia

Luca Seplveda Ruiz
Rebelin



El Regional Metropolitano del Colegio de Periodistas, presidido por Patricio Martnez, manifest en declaracin pblica su conformidad con las sentencias decretadas por la justicia contra los ex agentes de la Central Nacional de Inteligencia en el asesinato del profesional de la orden, y Consejero Metropolitano Jos Carrasco Tapia el 8 de septiembre de 1986. Cuando el 2006 estaba llegando a su fin, nos enteramos de la noticia largamente esperada por los y las periodistas afirman, recordando que en septiembre de este ao conmemoraron los 20 aos transcurridos desde el crimen. Agrega el comunicado: En este minuto de profunda emocin, recordamos a Pepone como un hombre, padre de familia, compaero y colega, que crea en el proyecto de una sociedad mejor, intentando recuperar la democracia y haciendo una defensa inclaudicable de la libertad de expresin y el respeto a los derechos humanos. Es un momento de alegra, pero tambin debe ser de recuerdo para sus ex compaeros y compaeras de revista Anlisis, de curso en la escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, de su familia, de sus colegas de aquella poca como dirigente en el Colegio de Periodistas. Hoy, Pepe est ms vivo que nunca entre nosotros.

Las condenas
Los comentarios del dirigente del gremio se refieren a las sentencias conocidas el pasado 31 de diciembre. A 18 aos de crcel fue condenado Alvaro Corbaln, ex jefe operativo de la CNI, junto a 13 agentes que recibieron otras penas por los asesinatos del dirigente gremial de los periodistas y el MIR, Jos Carrasco Tapia, el profesor Gastn Vidaurrzaga (tambin mirista), el electricista Felipe Riveros, y el publicista Abraham Muskablitt (ambos militantes comunistas). El fallo por los crmenes perpetrados en represalia por el fallido atentado del Frente Patritico Manuel Rodrguez contra el ex dictador Pinochet camino a El Melocotn, fue dado a conocer el ltimo da hbil de 2006, por el ministro en visita Haroldo Brito, quien recibi las confesiones de los criminales de manos del juez Hugo Dolmetsch, al ser promovido ste a la Corte Suprema.

En esta sentencia de primera instancia ninguno de los criminales recibi beneficios carcelarios, por lo tanto deberan cumplir penas efectivas de crcel. Brito conden adems al fisco a pagar 250 millones de pesos (unos 470.000 dlares) a las viudas, madres e hijos de las vctimas y unos 75 millones de pesos (141.000 dlares) a cinco hermanos de ellas. Sin embargo, ni los padres de Jos Carrasco, redactor de la revista "Anlisis" y colaborador de la revista Punto Final, ni su hijo Luciano, vivieron para ver el fin de la impunidad. En Chilo, la seora Yolanda Manrquez, la madre del profesor y artista plstico Gastn Vidaurrzaga, en su condicin de ex jueza, se mostr contenta de que finalmente se hiciera justicia. El hermano de Gastn, el periodista Ignacio Vidaurrzaga mostr conformidad con las sentencias pero sostuvo que habr que estar atentos a las apelaciones de los condenados y luchar porque las condenas se hagan realidad.

El juez Brito conden a trece aos al ex capitn de ejrcito Jorge Vargas Bories y al ex mayor de carabineros Ivn Quiroz, como autores de los homicidios de Carrasco y Muskablitt. Por el homicidio del profesor Vidaurrzaga fueron condenados a ocho aos de prisin los agentes Krantz Bauer, Jorge Jofr y Juan Jorquera. Corbaln y Quiroz ya estaban en Punta Peuco, el primero con perpetua por el crimen del carpintero Alegra y ambos adems recibieron quince y diez aos respectivamente, por su responsabilidad en los homicidios de militantes del Frente Patritico Manuel Rodrguez, en la llamada Operacin Albania que investig paralelamente el juez Dolmestch..

Ren Valdovinos, que tuvo una sentencia menor, tambin cumple condena por Operacin Albania.

Otros crmenes de Bauer

Krantz Bauer era el ex jefe de la Brigada Verde de la CNI y pese a haber dirigido ese operativo de aniquilamiento conocido tambin como la matanza de Corpus Christi, fue absuelto por Dolmetstch en ese proceso, al igual que Vargas Bories. Actualmente Bauer tambin est procesado por la desaparicin de cinco frentistas en 1987. Se estima que hasta la fecha Bauer y Vargas Bories siguen gozando de una suculenta pensin del Estado por supuesto estrs post guerra, que les permite una doble jubilacin reajustable. El ao 2004, el departamento de comunicaciones del Ejrcito inform al diario La Nacin que esas pensiones tenan el carcter de irrevocables.

Por el crimen de Felipe Rivera, los ex CNI Pedro Guzmn Olivares (ex coronel de ejrcito) y el detective Gonzalo Maas del Valle recibieron ocho aos de prisin; los agentes civiles Vctor Lara Cataldo y Ren Valdovinos (por Rivera); Vctor Muoz Orellana, Eduardo Chvez Baeza (por Vidaurrzaga), as como Carlos Alberto Fachinetti (por Carrasco) y Jos Ramn Meneses (por Muskablitt) tienen cinco aos y un da. El criminal nmero dos, el director de la CNI, general Humberto Gordon Rubio, procesado por la ministra Dobra Luksic en mayo de 2000 por su directa responsabilidad en los hechos, muri de un infarto en junio del mismo ao. Fue l quien luego de reunirse en la Moneda con el almirante Merino, orden a Corbaln, jefe del Cuartel Borgoa, asesinar a dos izquierdistas por cada escolta fallecido en el atentado.

La orden de Gordon

En su confesin, Corbaln relat al juez Dolmestch que luego de la accin del Frente Patritico Manuel Rodrguez, Gordon dispuso el acuartelamiento en grado uno de los miembros de la CNI. Corbaln estaba fuera de Santiago y regres de inmediato dirigindose al Cuartel General de la CNI de calle Repblica. Haba sido citado all por el general Gordon Rubio, quien poco antes haba participado en una reunin de emergencia en La Moneda con el almirante Merino. A la reunin con Gordon lleg Corbaln y tambin Manuel Provis Carrasco, que diriga la Divisin Poltica Metropolitana, encargada del control de los partidos polticos de la poca. Se lee en el expediente: El seor General nombrado, profundamente alterado por los hechos les orden que agentes de sus respectivas dependencias deban salir y vengar a los cinco escoltas fallecidos con ocasin del atentado, venganza sta que deba ser en una proporcin de dos a uno, en relacin a las vctimas.

La orden se cumpli slo en la Divisin Antisubversiva que encabezaba Corbaln. Transmitida la orden por el comandante del Cuartel Borgoa a sus subalternos, se actu por equipos separados de trabajo, respetndose estrictamente la jerarqua y el compartimentaje, como era la organizacin y forma normal de hacerlo. El primer operativo de aniquilamiento se cumpli en la poblacin Sara Gajardo de la comuna de Cerro Navia, donde secuestraron a Felipe Rivera, llevndolo en un vehculo hasta Amrico Vespucio. Fue ejecutado frente a la Planta Toyota.

Alrededor de las 4 de la madrugada Krantz Bauer Donoso, Vctor Manuel Muoz Orellana, Jorge Enrique Jofr Rojas, Eduardo Martn Chvez Baeza y Juan Alejandro Jorquera Abarza asaltaron el hogar de Gastn Vidaurrzaga, ubicado en calle Fidel Angulo 1109 de la comuna de San Bernardo. El profesor trat de huir pero fue capturado y conducido a la Ruta 5 Sur donde a la altura del kilmetro 16 le dieron muerte, recibiendo doce impactos de bala.

Poco despus, a las 5 horas de la madrugada del mismo da, siempre cumpliendo las rdenes de Corbaln, los agentes Ivn Raul Belarmino Quiroz Ruiz, Jorge Octavio Vargas Bories y Carlos Guillermo Fachinetti Lpez ingresaron a la casa de Jos Carrasco, en calle Santa Filomena 111 donde procedieron a aprehender y secuestrar en presencia de su familia, a Jos Humberto Carraco Tapia, periodista y dirigente sindical vinculado al MIR, el cual fue introducido en un vehculo y conducido hasta la Avenida Amrico Vespucio, costado sur del Cementerio Parque del Recuerdo, frente al pasaje Merino Gonzlez de la Villa Los Hroes de la Concepcin, lugar donde se le dio muerte, siendo la causa de sta traumatismo crneo enceflico, facial y de la extremidad inferior izquierda por balas, estimando el perito forense que los disparos son de tipo homicida. Recibi segn la autopsia de rigor, catorce impactos.

En la siguiente madrugada, una patrulla integrada por Ivn Quiroz Ruiz, Jorge Vargas Bories y Jos Ramn Meneses Arcauz, se dirigi al domicilio de Abraham Muskablitt en Puente Alto, dirigente interno del Partido Comunista, secuestrndolo para ser ejecutado en el Camino Lonqun a la altura del N 2360, con nueve impactos de balas alojadas en el trax, abdomen y brazos.

La acusacin seala que los hechos relatados son constitutivos de sendos delitos de secuestro seguidos de homicidiocometidos por terceros haciendo uso de la fuerza y aprovechando su condicin de miembros de los servicios de seguridad. El abogado Nelson Caucoto, defensor de la causa considera que Dolmestch realiz una profunda investigacin y que dadas las confesiones obtenidas, las acusaciones hoy convertidas en sentencias- son inobjetables.

Cuatro jueces

En 1991, ya en democracia, este proceso haba estado con una inslita prohibicin de informar dictada por la Corte Suprema y vigente por cinco aos. El juez de la causa, Aquiles Rojas, fue quien dict el primer auto de procesamiento contra Vargas Bories. Pero por haber aparecido el rostro del agente en primera plana en la prensa, antes de realizarse la rueda de reconocimiento que lo inculp, esa resolucin fue desautorizada por la Corte. Luego vino la prohibicin de informar, medida siempre objetada por el Colegio de Periodistas.

Al asumir la causa la jueza Dobra Luksic se produjeron importantes avances, ya que ella investig y dict las 14 encargatorias de reos con los que profundiz la investigacin que posteriormente debi asumir como ministro en visita Hugo Dolmestch, trabajando estos antecedentes en paralelo con la Operacin Albania.

http://periodismosanador.blogspot.com/





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter