Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2007

La verdadera historia
La leyenda de los reyes magos

Lisandro Otero
Rebelin


Es tradicin, sobre todo en el mundo hispnico, que en la noche del cinco al seis de enero, en los hogares donde residen nios, se depositen juguetes supuestamente donados por los Reyes Magos. Esa tradicin cristiana proviene del Evangelio de San Mateo. En l se cuenta la historia de tres reyes procedentes del Oriente que guindose por la estrella de Beln acuden al sitio del nacimiento del Mesas portando como regalos oro, incienso y mirra.
Los monarcas Gaspar, Melchor y Baltasar despiertan la curiosidad ciudadana y son llamados por el gobernador Herodes, a quien se le ha predicho por adivinadores el nacimiento de un monarca rival y est decidido a aniquilarlo. Un ngel previene a los Reyes Magos de la intencin de Herodes y estos se regresan sin informar al soberano del paradero del nio Jess. Herodes ordena, entonces, que se degelle a todos los nios menores de dos aos y as se origina la Matanza de los Inocentes. Advertido, Jos escapa a Egipto con Mara y el recin nacido. Hasta ah la leyenda.
Es interesante anotar que ni San Juan, ni San Marcos, ni San Lucas hacen mencin de ese episodio. Sin embargo, s aparece en los Evangelios llamados Apcrifos, para diferenciarlos de los Cannicos. En el Evangelio rabe se dan ms detalles. Se nos dice que los Reyes provenan de Persia y que Herodes se alarm al ver los regalos porque pens que muy grande sera el poder de ese nio si haba sometido a los persas a pagar tributos. Ah se genera su temor y ordena la decapitacin de los nios. En ese Evangelio se dice que el nio naci en una caverna y no en un pesebre.
En el ao 325 el emperador Constantino convoc el Concilio de Nicea. El texto final que afirmaba:Creemos en un solo Dios, padre Todopoderoso, afirmacin que a finales del siglo IV ya haba sido aprobado por toda la Cristiandad. De ah parte tambin la iniciativa de hacer coincidir la supuesta fecha del nacimiento de Jesucristo con la del dios Mitra, que ya era objeto de grandes celebraciones en la Roma Antigua. El 25 de diciembre es, en otras religiones, la fecha sealada como el nacimiento de Osiris en Egipto, de Baco, Hrcules y Adonis en la mitologa romana, de Buda y de Krishna. La religin de los Magos era fundamentalmente la de Zoroastro y prohiba la hechicera. De la misma religin de Mitra se toma el mito de los tres Reyes Magos. Hay tratadistas que ponen en duda el carcter monrquico de los Magos, puesto que pueden haber sido miembros de una casta sacerdotal o, simplemente, sabios,
Para la tradicin oriental los magos eran doce pero en Occidente los redujeron a tres. Los nombres cambiaron con el tiempo. Los apelativos de los Reyes, en griego, eran Appellicon, Amern y Damascn. Ya en el siglo XII eran denominados Bithisarea, Melichior y Gathaspa y se les supona reyes de Arabia, Persia y la India. Tambin se les seala como representantes de las tres edades del hombre, de las tres razas conocidas entonces, smbolos de los continentes explorados: Europa, Asia y frica. La fbula afirma que los Reyes fueron bautizados y martirizados y en el siglo XII Federico Barbarroja enterr sus restos en Colonia y ulteriormente, en el ao 1248, comenz a erigirse la famosa catedral en el sitio del enterramiento.
En Cuba y Puerto Rico, mientras fueron colonia espaola, el seis de enero se les daba libre a los esclavos para que dieran curso a sus cantos y bailes, que el resto del ao eran prohibidos para borrarles su identidad y negarles el acceso a su cultura.
Es probable que la leyenda surja de la necesidad de reafirmacin de los cristianos primitivos. Con ello se demostraba que los poderes terrenales se doblegaban ante la nueva autoridad surgida. Los monarcas se sometan a la jurisdiccin celestial, los dirigentes de los asuntos de este mundo reconocan la preeminencia del universo sobrehumano. No bastaba con el reconocimiento del emperador Constantino y los favores del Edicto de Miln, era necesario que los nuevos obispos recibiesen la aureola de dignatarios por mandato divino. De esa necesidad naci el mito.
[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter