Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2007

Sadam Husein y la medalla de la que nunca se habl

Jos Daniel Fierro
Rebelin


Han pasado dos semanas desde el ajusticiamiento de Sadam Husein, ordenado por los Estados Unidos, y hasta el momento el gobierno espaol se ha limitado a tibios lamentos y rechazos por la forma en que muri el exdictador.

Zapatero lament -pero no conden- un acto de violencia brutal e injusto. Y lo hizo nicamente por coherencia con su posicin y la de la Unin Europea contra la pena de muerte. Pues al tiempo reafirm "el apoyo y la plena voluntad de colaboracin con las autoridades legtimas iraques, as como su compromiso a favor de un Irak soberano, unido, democrtico y estable que permita avances en el proceso de reconciliacin y reconstruccin nacional". Es decir, confirm su aval al gobierno ttere impuesto por la fuerza ocupante de Iraq, y a todo el proceso de destruccin y aniquilamiento social, econmico y cultural al que est siendo sometido el pas.

Pero hay un detalle, quiz simblico, sobre el que no se habla aunque segn la propia legislacin espaola debera haber generado un acto administrativo por parte de altas instituciones del Estado.

En su comunicado del pasado da 30 de diciembre, el gobierno record que Sadam fue responsable de gravsimas violaciones de los derechos humanos y provoc situaciones trgicas y de gran sufrimiento a su pueblo. Pero no hizo mencin a que hubo un tiempo en que ese mismo personaje fue amigo de Espaa y por ello condecorado con la ms alta distincin que se puede otorgar a un ciudadano extranjero.

Recibido por Francisco Franco y Juan Carlos de Borbn

Fue en 1974. En su visita al Estado espaol, el presidente iraqu fue recibido por el dictador Franco y por su delfn, y sucesor, Juan Carlos de Borbn. El Gobierno haba decido concederle la Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Catlica como premio a su "comportamiento extraordinario en beneficio de Espaa". Es decir, como pago simblico de los 4 petroleros que Sadam haba enviado a Franco meses atrs, durante el embargo de la OPEP en 1973.

Aqu se puede ver una entraable imagen del momento

No fue gran cosa, es cierto. Aos despus Ronald Reagan le obsequi con unas botas de cowboy fabricadas en oro macizo, y una medalla del senado californiano "a su excelencia Sadam Husein". Pero tambin es verdad que los yanquis haban armado y asesorado al ejrcito iraqu para sus ataques masivos contra el pueblo kurdo. Hechos por los que lustros despus, Sadam sera condenado y ejecutado. Paradojas de la historia.

Pero lo cierto es que en Espaa, todas esas circunstancias no modificaron en nada la situacin de la condecoracin. Y al parecer tampoco lo ha hecho la reciente sentencia y muerte del dictador, pese a que legalmente la persona condecorada con cualquier grado de la Orden de Isabel la Catlica que sea condenada por un hecho delictivo, en virtud de sentencia firme, podr ser privada del ttulo de la misma y de los privilegios y honores inherentes a su condicin.

En tal caso la Cancillera de la Orden (el Subsecretario de Asuntos Exteriores) podr iniciar la tramitacin del correspondiente procedimiento informativo para que sea retirada a su titular, decisin que ser acordada por el Consejo de Ministros de tratarse de la Gran Cruz, como fue en el caso de Sadam [1].

Aunque lo ms probable es que, a estas alturas, ni el Gran Maestre de la Orden (Juan Carlos de Borbn), ni el Gran Canciller de la Orden (el ministro de Asuntos Exteriores) vayan a decir nada ms al respecto. Y este hecho entre a formar parte de esa amnesia histrica que habr que sobrellevar mientras no se salden las cuentas, y se haga justicia, con el antiguo rgimen y con su prolongacin.

Nota:

[1] Real Decreto 2.395/1998, de 6 de noviembre. Artculo 12.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter