Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-01-2007

S, Israel practica el apartheid
Esta carretera es slo para judos

Shulamit Aloni
Counterpunch

Traducido para Rebelin por LB


Hasta tal punto damos por sentadas las pretensiones de superioridad moral de los judos que nos volvemos cegatos para ver lo que tenemos delante de nuestros propios ojos. Es simplemente inconcebible que los judos, las vctimas arquetpicas, puedan perpetrar actos malvados. Sin embargo, el Estado de Israel practica su propia y extremadamente violenta modalidad de apartheid contra la poblacin nativa palestina.

La virulenta ofensiva desatada por el establishment judo usamericano contra el ex presidente Jimmy Carter tiene como causa el hecho de que se atreviera a proclamar una verdad conocida por todos: con la ayuda de su ejrcito, el Gobierno de Israel est practicando una brutal forma de apartheid en el territorio que ocupa. El ejrcito israel ha convertido cada aldea y ciudad palestina en un campo de prisioneros encerrado dentro de una valla o sujeto a bloqueo. Todo ello con el objeto de tener controlados los movimientos de la poblacin palestina y hacerle la vida ms difcil. Israel llega incluso al extremo de imponer el toque de queda total cada vez que los colonos judos, que han usurpado ilegalmente las tierras de los palestinos, celebran sus festividades o realizan sus desfiles.

Por si todo eso fuera poco, los generales israeles al mando en la regin no cesan de dictar todo tipo de rdenes, regulaciones, instrucciones y normas (no lo olvidemos: son los seores del pas). A estas alturas han requisado ms tierras para construir carreteras slo para judos. Carreteras maravillosas, carreteras anchas, carreteras excelentemente pavimentadas y brillantemente iluminadas de noche, pero todas ellas construidas en tierras robadas. Cuando un palestino conduce por esas carreteras los israeles le confiscan el vehculo y lo despachan a pie.

En una ocasin fui testigo un encuentro de ese tipo entre un conductor palestino y un soldado israel que estaba anotando datos antes de proceder a confiscar el vehculo y despachar al conductor. Por qu?, le pregunt al soldado. Es una orden. Esta es una carretera slo para judos, respondi. Le pregunt dnde estaba la seal que lo indicara y que advirtiera a los conductores no judos de que no la utilizaran. Su respuesta me dej estupefacta: Saberlo es responsabilidad de ellos, y, adems, qu quiere usted que hagamos? Que pongamos una seal aqu para que venga un reportero antisemita, le saque una foto y le diga al mundo que Israel practica el apartheid?.

Ciertamente, Israel practica el apartheid. Y nuestro ejrcito no es el ejrcito ms moral del mundo, como nos dicen sus comandantes. Baste con decir que cada ciudad y cada aldea palestinas se han convertido en un centro de detencin cuyas entradas y salidas los israeles han cerrado a cal y canto, aislando las poblaciones palestinas de las arterias de comunicacin. Y como si no fuera bastante que los israeles no permitan a los palestinos viajar en su propia tierra por carreteras construidas slo para judos, al actual Comando Central se le ha ocurrido asestar otro golpe ms a los nativos en su propio pas mediante una ingeniosa propuesta.

Ahora ni siquiera los activistas humanitarios estn autorizados a transportar a palestinos.

El Mayor general Naveh, clebre por su descollante patriotismo, ha emitido una nueva orden que entra en vigor el 19 de enero y que prohbe transportar a palestinos sin un permiso. La orden establece que los israeles no pueden transportar a palestinos en un vehculo israel (es decir, registrado en Israel, con independencia del tipo de matrcula que lleve) a menos que dispongan de un permiso expreso para hacerlo. El permiso debe tenerlo tanto el chfer como el pasajero palestino. Por supuesto, nada de esto se aplica a aquellos palestinos de cuyo trabajo se benefician los colonos judos. Ellos y sus empleadores recibirn naturalmente los permisos necesarios para que puedan seguir sirviendo a los colonos, los seores del lugar.

Err el hombre de paz que es el presidente Carter al concluir que Israel est creando un sistema de apartheid? Exager? Acaso los lderes de la comunidad juda usamericana no reconocen la Convencin Internacional para la Eliminacin de todas las formas de Discriminacin Racial del 7 de marzo de 1966, de la cual Israel es signataria? Desconocen acaso los judos usamericanos que desataron la estridente e insultante campaa contra Carter por supuesta difamacin del carcter de Israel y de su naturaleza democrtica y humana la Convencin Internacional para la Erradicacin y Castigo del Crimen de Apartheid del 30 de noviembre de 1973? En dicho texto se define el apartheid como un crimen internacional que comprende, entre otras prcticas, el uso de diferentes instrumentos legales para gobernar sobre diferentes grupos raciales, despojando as a la gente de sus derechos humanos. Acaso no es la libertad de movimientos uno de esos derechos?

En el pasado, los lderes de la comunidad juda usamericana estaban muy familiarizados con el significado de esas Convenciones. Sin embargo, por alguna razn, hoy estn convencidos de que a Israel le asiste el derecho de contravenirlas. Es correcto matar a civiles, a mujeres y a nios, a ancianos y a padres con sus hijos, deliberadamente o de otra forma, sin aceptar ninguna responsabilidad por tales actos. Es lcito robar a la gente sus tierras, destruir sus cosechas y enjaularlos como animales de zoo. A partir de ahora los israeles y los voluntarios de las organizaciones humanitarias tienen prohibido, por ejemplo, ayudar a una mujer parturienta trasladndola al hospital. Los voluntarios de [el grupo israel de defensa de derechos humanos ] Yesh Din ya no podrn trasladar al cuartel de la polica a un palestino a quien hayan robado y apaleado para que presente all una denuncia (los cuarteles de la polica estn situados en el corazn de las colonias judas). Hay alguien que piense que eso no es apartheid?

Jimmy Carter no necesita que yo defienda su reputacin, mancillada por los funcionarios de la comunidad israelfila. El problema es que el amor a Israel de stos perturba su juicio y les impide ver aquello que tienen delante de sus ojos. Israel es una potencia ocupante que lleva 40 aos oprimiendo a una poblacin nativa a la que asiste el derecho a llevar una existencia soberana e independiente conviviendo pacficamente con nosotros. Deberamos recordar que tambin nosotros recurrimos al terror y a la violencia para luchar contra el dominio extranjero porque queramos tener nuestro propio Estado. Y la lista de las vctimas del terror es harto larga y extensa.

Nos limitamos a negar los derechos humanos del pueblo palestino. No solamente les robamos su libertad, su tierra y su agua. Aplicamos castigos colectivos a millones de personas e incluso, presos de un frenes de venganza, destruimos el suministro elctrico de un milln y medio de personas. Los dejamos sentarse en la oscuridad y morir de hambre.

Los empleados palestinos no cobran su salario porque Israel retiene 91 millones de euros que pertenecen a los palestinos. Y despus de todo eso seguimos siendo puros como la nieve. No existen tachas morales que empaen nuestra acciones. No hay separacin racial. No hay apartheid. Es solo una invencin de los enemigos de Israel. Hurra por nuestros hermanos y hermanas de USA! Apreciamos sinceramente vuestra devocin. Nos habis quitado de encima una mancha muy desagradable.

Ahora ya puede florecer una nueva primavera en nuestro caminar mientras nosotros continuamos abusando a nuestras anchas del pueblo palestino, ayudados por el ejrcito ms moral del mundo.

Shulamit Aloni fue Ministra de Educacin israel. Ha recibido el Premio Israel y el galardn de Derechos Humanos Emil Grunzweig concedido por la Asociacin de Derechos Humanos de Israel.

Texto original: http://www.counterpunch.org/aloni01082007.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter