Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2007

Etiopa cabalga al tigre

Immanuel Wallerstein
Agence Global

Traducido para Rebelin por Sonia Martnez Icardo


El Primer Ministro de Etiopa, Meles Zenawi, debe haber estado estudiando los magnficos logros de la invasin preventiva de Iraq por parte de USA y la reciente incursin de Israel en el Lbano. Claramente, ha decidido emularlos. Su argumento es idntico al que dieron George W. Bush y Ehud Olmert. Debemos atacar a nuestros vecinos porque tenemos que detener sus planes de atacarnos y llevar a cabo su yihad.

En cada uno de los casos, el invasor estaba seguro de su superioridad militar y de que la mayora de la poblacin podra aclamar a los atacantes como si fueran sus liberadores. Zenawi afirma que est cooperando con USA en su lucha contra el terrorismo alrededor del mundo. Y, efectivamente, USA ha ofrecido no slo su apoyo en el rea de inteligencia, sino que ha enviado tambin a su fuerza area y unidades de tropas especiales para ayudar a los etopes.

An as, cada situacin local es un poco distinta. Merece la pena revisar la historia reciente de lo que se ha llamado el cuerno de frica, cuyos pases han cambiado de esfera geopoltica con bastante facilidad en los ltimos cuarenta aos.

A lo largo de la primera mitad del siglo XX, Etiopa fue el smbolo de la resistencia africana frente al imperialismo europeo. Los etopes derrotaron a las tropas colonialistas italianas en Adowa en 1896 y el pas continu siendo independiente. Cuando Italia lo volvi a intentar en 1935, el Emperador Haile Selassie acudi a la Sociedad de las Naciones y suplic ante todos los pases miembros que le ofrecieran una proteccin conjunta contra la invasin. No recibi ninguna ayuda. As, Etiopa se convirti en el smbolo de frica para la comunidad negra. Los colores de su bandera se convirtieron en los colores de frica. Y, hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, la independencia de Etiopa se restaur.

En la difcil gnesis de la Organizacin de la Unidad Africana (Organization of African Unity, OAU) en 1963, Haile Selassie utiliz su prestigio para jugar un papel fundamental como intermediario entre diferentes estados africanos. La OAU estableci su sede en la capital de Etiopa, Ads Abeba. Pero pese a que Etiopa cumpla este papel simblico en toda frica, tambin contaba con una maquinaria de Estado opresiva y aristocrtica. Y cuando las agudas hambrunas comenzaron a convertirse en una plaga para el pas en los aos setenta, el descontento de la poblacin aument rpidamente. En 1974, un oficial del ejrcito, Mengistu Haile Mariam, lider una revolucin contra la monarqua feudal y estableci un gobierno militar que pronto se proclam a s mismo marxista-leninista.

Antes de Mengistu, las relaciones entre USA y Etiopa haban sido cordiales. El pas vecino de Etiopa, Somalia, haba abusado de sus relaciones con USA. El pas tambin viva bajo un gobierno militar liderado por Siad Barre. No obstante, se autoproclamaba socialista cientfico y mantena bastante buena relacin con la Unin Sovitica, a quien haba ofrecido una base naval. Despus del golpe de 1974, cuando Megistu proclam a su gobierno como marxista-leninista, la Unin Sovitica abandon a Somalia y apoy a la ms grande e importante Etiopa. A cambio, USA apoy a Somalia, y se qued con la base naval.

Para entender lo que sucedi despus, son necesarios ciertos anlisis tnicos acerca de ambos pases. Etiopa es un antiguo reino cristiano, largamente dominado por la aristocracia de los Amhara. Existe otro gran grupo cristiano, los Tigre, quienes hablan un idioma diferente. Tambin hay otros dos grupos bastante grandes en el pas: los Oromo (la mitad de los cuales son musulmanes) y los Musulmanes Somali. Adems, al final de la Segunda Guerra Mundial, Etiopa absorbi a la colonia costera italiana de Eritrea. Bajo el mandato de Haile Selassie, slo los Amhara contaban y Eritrea mantena una guerra por su independencia. Sin Eritrea, Etiopa no tena ninguna salida al mar.

Somalia era bastante diferente. Haba dos colonias, la Somalia italiana y la Somalia britnica. La Somalia italiana se independiz en 1960, en el momento en que se acababa con las colonias italianas, y la Somalia britnica fue incluida en este proceso. En los aos sesenta, cuando los conflictos tnicos comenzaron a ser una plaga en muchos estados africanos, se sola decir que el nico pas africano que no conocera jams un conflicto tnico era Somalia, ya que prcticamente todo el mundo en el pas era tnicamente somal, hablaba somal y era musulmn.

La gente en ambos pases estaba irritada por sus respectivas dictaduras Y cuando la Guerra Fra termin, tampoco los gobiernos pudieron sobrevivir. Tanto Mengistu como Barre fueron derrocados en 1991.

Tras Mengistu lleg un movimiento de liberacin liderado por los Tigre, quienes en un principio se decantaron por un lenguaje nacionalista y maosta. Para distinguirse del rgimen de Mengistu, aceptaron la independencia de Eritrea, aunque despus se arrepintieron. El dominio Cristiano (o ms bien Ahmara) se convirti en la mayor preocupacin del nuevo gobierno y las revueltas de los Oromo y los Somali comenzaron. Activistas por los Derechos Humanos no creen que el gobierno de Zenawi sea mejor que el de Mengistu.

En Somalia, el perfecto estado tnico se vino abajo cuando los clanes Somali empezaron a luchar entre ellos por el poder. Antes de 1991, USA comenz a acercarse al nuevo lder de Etiopa, Meles Zenawi, quien abandon su maosmo por completo. Abandonaron a Somalia en el fro. Cuando USA envi tropas en una misin humanitaria para sofocar desrdenes, se encontr con la terrible derrota que ha recibido el nombre de blackhawk down (halcn negro derribado) y retir sus tropas. Una larga guerra civil entre diferentes bandos lleg despus. En 2006, un grupo llamado Unin de Tribunales Islmicos (Union of Islamic Courts) tom la capital, Mogadiscio, y expuls a los lderes de los clanes feudales, restaurando de este modo la paz, y slo relativamente, por primera vez en ms de una dcada.

USA vio en la Unin de Tribunales Islmicos una copia exacta de los Talibanes y se ali con Al Qaeda. Zenawi hizo lo mismo. As que Etiopa decidi invadir, desbancar a la Unin de Tribunales Islmicos y apoyar al debilitado gobierno central que haba existido nicamente sobre el papel desde 2004, pero que no haba sido siquiera capaz de entrar en la capital. Vuelta a empezar. Por supuesto, Etiopa, (con USA) ha ganado la primera ronda. La Unin de Tribunales Islmicos ha abandonado Mogadiscio. Pero los somals no reciben a los etopes como a liberadores. Los lderes de los clanes estn luchando entre s de nuevo y Mogadiscio se encuentra otra vez bajo el caos. El gobierno de Etiopa se enfrenta ahora a problemas, y cada vez ms, no slo en Somalia, sino tambin en su propia casa.

Al igual que Israel debe retirarse del Lbano, y al igual que USA tendr que irse de Iraq, tambin Etiopa deber retirarse pronto de Somalia. La situacin en Somalia no mejorar gracias a su ataque preventivo. Los ataques preventivos son siempre bumeranes en potencia. Uno gana abrumadoramente o pierde de manera estrepitosa.

Copyright by Immanuel Wallerstein, distributed by Agence Global.

Sonia Martnez Icardo es miembro de Rebelin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter