Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2007

Posada Carriles: el perdn de Washington

Enrique Torres
Prensa Latina


El gobierno de Estados Unidos hizo una vez ms silencio en el caso del terrorista internacional Luis Posada Carriles. Slo cargos migratorios fueron presentados contra el criminal, amparado por los crculos de poder del pas norteo.

Un gran jurado federal del Distrito occidental de Texas present el sumario contra el delincuente por siete delitos: uno por fraude en el proceso de naturalizacin y otros seis por dar informacin falsa a oficiales de inmigracin.

En ningn momento figur la palabra terrorismo, pese al arsenal de evidencias que Washington atesora en sus archivos.

La vista oral, no obstante, confirm la veracidad de la denuncia formulada en abril de 2005 por Cuba sobre la entrada de Posada Carriles a Estados Unidos, donde resida ante la "indiferencia" de las autoridades.

Ahora, casi dos aos despus, es que el Departamento de Justicia norteamericano reconoce que el criminal minti al llenar el formulario de solicitud de naturalizacin, y luego bajo juramento en entrevistas con oficiales del Departamento de Seguridad Nacional, realizadas los 25 y 26 de ese mes.

En nota de prensa, la procuradura admiti que el delincuente dijo varias falsedades acerca de su ingreso a territorio estadounidense, especficamente sobre las rutas de transporte, los mtodos utilizados y los cmplices de la operacin, efectuada en marzo de 2005.

Posada aleg -aade el documento- que lleg desde Honduras, por Belice, y que arrib a Estados Unidos por un lugar llamado Matamoros, con ayuda de un coyote. Sin embargo, se comprob que "entr en el barco Santrina, con cuatro individuos", procedente de Mxico.

La semana prxima, el terrorista deber presentarse ante un magistrado federal, quien -segn los cargos- podra sentenciarlo hasta 35 aos de crcel: 10 por el delito de fraude, y cinco por cada informacin falsa dada a las autoridades migratorias.

Est por ver el fin de este proceso, donde la gran ausente fue la palabra terrorismo.

Al conocer de la cortina de humo levantada por la justicia norteamericana, el abogado Jos Pertierra, quien representa a Venezuela en el proceso de extradicin de Posada Carriles, exigi al gobierno de Estados Unidos castigarle por sus actos criminales.

"Es un terrorista confeso, y por tanto hay que procesarlo no slo por mentiroso, sino tambin por asesino y terrorista", declar Pertierra al sitio digital Cubadebate.

La Justicia venezolana lo reclama por su responsabilidad en el atentado contra una aeronave cubana en 1976, accin en la que perecieron 73 personas.

Su expediente tambin incluye la planificacin de una serie de atentados con bombas en 1997 contra instalaciones tursticas de La Habana, en una de las cuales muri el joven italiano Fabio di Celmo.

An detenido, el olor a plvora persigue al criminal. En das recientes, algunos de sus cmplices, fieles al empleo de artefactos dinamiteros, intentaron volar en pedazos a un testigo clave de la entrada ilegal de Posada Carriles a Estados Unidos.

La bomba fue hallada en su auto por el propio Gilberto Abascal, fuente del Bur Federal de Investigaciones (FBI) que confirm su llegada a territorio norteamericano a bordo de la embarcacin Santrina.

Los compinches del delincuente colocaron la carga explosiva en la camioneta Ford de la vctima, con la intencin de hacerla estallar en la localidad floridana de Hialeah.

Abascal denunci el hecho ante la polica del condado de Miami-Dade, a cuya jefatura precis que l trabajaba para el FBI.

La Divisin de Explosivos deton el artefacto y la Fuerza Especial Antiterrorismo del FBI dijo que iniciara una investigacin sobre el incidente, pero se neg a dar detalles a la prensa, invocando su llamada poltica de confidencialidad.

Decenas de documentos desclasificados en noviembre ltimo por el espionaje estadounidense pusieron en evidencia cuan informada siempre estuvo la Casa Blanca del quehacer de Posada Carriles, ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y otrora oficial del ejrcito norteamericano.

Los textos fueron divulgados por la organizacin no gubernamental Archivos de Seguridad Nacional (NSA), de la Universidad George Washington, tras dos aos de peticiones a instituciones oficiales para que les fuera retirada la categora de secreto.

Sobresalieron varias cartas enviadas en 1976 por el entonces director del Bur Federal de Investigaciones (FBI), Clarence Kelley, a Henry Kissinger, a la sazn secretario de Estado, sobre la participacin de Posada Carriles en la voladura del avin cubano.

"Una fuente confidencial reconoce que Posada y (Orlando) Bosch fraguaron el atentado", indica Kelley el 20 de octubre de ese ao en la primera misiva.

En la tercera carta, redactada dos semanas despus, el director del FBI le informa a Kissinger que el sabotaje fue planeado en dos reuniones en Caracas, en las cuales participaron, entre otros, Posada Carriles y Ricardo Morales Navarrete, en esa poca miembros de la inteligencia venezolana.

Tambin sali a la luz un sumario de los cinco tomos que la CIA posee sobre las actividades de su ex agente, pero su contenido no se dio a conocer, pues al parecer emergeran otras andanzas realizadas por el criminal al amparo de Estados Unidos.

¿Por qu no desclasificar el contenido de estos documentos?, preguntaron dirigentes polticos, abogados, acadmicos y periodistas, entre otras voces, ante la negativa de Washington a poner al desnudo el abultado historial del terrorista de origen cubano.

"Exhortamos al gobierno de Estados Unidos a divulgar todos sus informes de inteligencia sobre Posada. Es hora de que sea transparente sobre el pasado de Posada y su vinculacin al terrorismo internacional", seal Peter Kornbluh, director del Proyecto de Documentos sobre Cuba de los Archivos de Seguridad Nacional.

En opinin de Kornbluh, "las vctimas, la opinin pblica y las cortes tienen derecho a saber".


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter