Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2007

Turqua
El genocidio armenio se cobra la vctima 1 500 001

Robert Fisk
La Jornada


Hrant Dink se convirti el viernes en la vctima nmero 1 500 001 del genocidio armenio. Un educado y generoso periodista y acadmico, director del semanario turco-armenio Agos, intent fomentar el dilogo entre ambas naciones y encontrar una narrativa comn sobre el primer Holocausto del siglo XX. Pag el precio por ello: dos balas en la cabeza y otras dos en el cuerpo propinadas por un asesino profesional en la calles de Estambul.

No se trat nicamente de un aterrador golpe contra la comunidad sobreviviente armenia de Turqua, sino un revs demoledor a la esperanza de Turqua de unirse a la Unin Europea (UE); una propuesta visionaria ya de por s amenazada por las relaciones rotas entre el pas y Chipre, as como la negativa de Ankara de reconocer el genocidio como lo que fue: el asesinato masivo y deliberado de una raza entera de cristianos milln y medio en total por parte del gobierno otomano turco en 1915.

Winston Churchill fue de los primeros en llamarlo Holocausto, pero hasta hoy las autoridades turcas niegan tal definicin e ignoran los documentos que han desenterrado sus propios historiadores y que prueban la intencin genocida de su gobierno.

El periodista de 53 aos, padre de dos hijos, fue asesinado a las puertas de su semanario. Apenas hace un ao, fue arrestado bajo la ley 301 de Turqua acusado de ser "antiturco", lo que l rechaz vigorosamente luego de que una corte de Estambul lo dej en libertad bajo palabra tras condenarlo a seis meses de prisin.

La UE ha exigido la modificacin de esa ley bajo la cual Turqua ha tratado de encarcelar a Orhan Pamuk, novelista acreedor del Premio Nobel de Literatura.

Cuando transcurra su juicio, Dink apareci con lgrimas en la televisin turca. "Estoy viviendo junto con turcos en este pas", dijo entonces. "Tengo completa solidaridad hacia ellos. No creo que pudiera vivir con la identidad de haberlos insultado en su pas".

Es una paradoja sorprendente que Dink haya acusado a otros armenios como l de permitir que el resentimiento contra los turcos por el genocidio "tenga un efecto venenoso en tu sangre", y que la corte haya sacado de contexto el artculo en que el periodista haca esta afirmacin e interpretado como que l afirmaba que la sangre turca era venenosa

Dink dijo en 2005 a reporteros de agencias noticiosas que durante el juicio se le hizo la pregunta de qu sinti, en la escuela primaria, cuando tuvo que hacer el tradicional juramento turco: "Soy turco. Soy honesto. Soy trabajador". En su defensa, Dink sostuvo: "Respond que soy ciudadano turco, pero soy armenio, y que a pesar de que soy honesto y trabajador, no soy turco, soy armenio". Afirm tambin que no le gusta una frase del himno nacional turco que se refiere a "mi raza heroica", y que no le agrada cantar esa frase en particular porque, explic, "estoy en contra de utilizar la palabra 'raza', que conlleva a la discriminacin".

Anteriormente, Pamuk tambin tuvo que enfrentar a una corte por hablar del genocidio de 1915 en entrevista con una revista suiza. Los principales editores turcos dicen que en estos momentos existe una atmsfera incendiaria en Turqua hacia todos los escritores que quieren decir la verdad sobre el genocidio que arras con las poblaciones cristianas de amplias zonas de la Armenia turca. Decenas de miles de hombres fueron asesinados por gendarmes turcos y tambin por kurdos mientras que muchas mujeres y nios armenios fueron violados y muertos brutalmente en los desiertos del norte de Siria. Los pocos sobrevivientes que quedan han hablado de nios armenios que fueron quemados vivos en hogueras.

De hecho, un libro publicado en Turqua y Estados Unidos, escrito por el acadmico turco Tamer Ackam, da detalles documentados sobre las rdenes que pasaron por la cadena de comando desde el gobierno otomano en lo que fue Constantinopla, para concretar el asesinato deliberado e industrializado de los armenios. Miles tambin fueron asfixiados en cavernas subterrneas en lo que fueron las primeras cmaras de gas del mundo.

En 1939, Adolfo Hitler pregunt a sus generales: "Quin se acuerda de los armenios?" Y de ah emprendi el Holocausto de los judos de Polonia.

Independientemente de si la polica turca descubre que el asesino de Dink fue un nacionalista turco, o incluso y aunque parezca inconcebible un nacionalista armenio furioso por sus comentarios, esto ser una importante prueba de la disposicin de Turqua de confrontar su pasado.

The Independent

Traduccin: Gabriela Fonseca



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter