Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2007

Hugo Chvez y RCVT, censura o decisin legtima?

Salim Lamrani
Rebelin


Traducido al espaol por el autor y revisado por Caty R.

El gobierno del presidente venezolano Hugo Chvez decidi no renovar la licencia del grupo audiovisual Radio Caracas Televisin (RCTV) que expirar el 28 de mayo de 2007. Esta decisin, completamente legal, suscit una viva polmica en el seno de la prensa internacional, que se ha convertido en portavoz de la oposicin venezolana y denunci enseguida un caso de censura [1].

RCTV es un grupo privado cuya actividad principal consiste en denigrar la poltica del gobierno bolivariano. Hugo Chvez ha acusado repetidas veces, no sin fundamento, a los cuatro principales canales televisivos del pas, Globovisin, Televen, Venevisin y RCTV que controlan cerca del 90% del mercado y disponen de un monopolio meditico de facto de llevar a cabo una guerra psicolgica contra su administracin. Por otra parte, estos medios han dado muestra abiertamente de una hostilidad rayana en el fanatismo con respecto al presidente venezolano desde que lleg al poder en 1999. Nunca han dejado de cuestionar la legitimidad del gobierno y de poner en tela de juicio el apoyo popular del que lgicamente disfruta. Los medios privados han invitado constantemente a sus programas a los opositores de la oligarqua y a militares sublevados que preconizan la subversin y el derrocamiento del orden constitucional [2].

Marcel Granier, presidente de grupo 1BC, que controla una cuarentena de canales de radio y televisin en todo el pas y es el propietario de RCTV, denunci una violacin de los derechos del canal. Esta posicin es ilegal, viola los derechos y atenta contra la libertad de expresin y contra los derechos humanos, se quej. No obstante, la ley venezolana estipula que las seales de emisin pertenecen al Estado, que dispone del derecho de concesin, mientras que las infraestructuras, el material y las sedes de los canales son de propiedad privada [3].

El gobierno venezolano replic inmediatamente a las acusaciones del presidente de RCTV: Marcel Granier se ha dedicado a patear los derechos de los usuarios [...] creyndose por encima del Estado de derecho por lo que no est cualificado para operar con una cadena de televisin de seal abierta. Segn las declaraciones del gobierno el canal dos ser, de ahora en adelante, patrimonio de todo el pueblo y no slo de pequeos grupos de la oligarqua meditica [4].

Pero no es la oposicin recalcitrante de RCTV lo que llev las autoridades del pas a tomar la decisin de no renovar la concesin del canal ms antiguo de la nacin. La razn principal es la siguiente: RCTV particip en el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chvez el 11 de abril de 2002. El papel determinante de RCTV durante [el] golpe de Estado de 2002 debe ser recordado, subray William Lara, Ministro de Comunicacin e Informacin que agreg que esa actitud irresponsable no ha cambiado en RCTV [5].

La participacin de RCTV en la ruptura constitucional de abril de 2002 fue de tal magnitud que su gerente de produccin, Andrs Izarra, que se opona al golpe de Estado, dimiti inmediatamente para no convertirse en cmplice. Durante un testimonio ante la Asamblea Nacional, Izarra indic que el da del golpe y los siguientes recibi la orden formal de Granier de no transmitir ninguna informacin sobre Chvez, sus seguidores, sus ministros o cualquier otra persona que pudiera estar relacionada con l [6].

William Lara seal que la decisin que tom el gobierno se trata de un hecho irreversible cuyo fundamento constitucional, legal y reglamentario es slidamente incontrovertible. El ministro reafirm que no hay ningn peligro que amenace la libertad de prensa: El incremento del nmero de emisoras de radio, televisin, peridicos, revistas, pginas de Internet y su diversidad de orientaciones polticas, es la mejor garanta de que los venezolanos seguirn contando con informacin plural [7].

El presidente Chvez subray que RCTV no cumpla con los requisitos para recibir de nuevo la concesin por parte de un Estado serio, responsable y comprometido con un pueblo. Segn l, el buen periodismo y la libertad de expresin estaban amenazados por medios como RCTV. La seal del canal podra concederse a un grupo de medios comunitarios lo que permitir democratizar el espectro televisual y sobre todo, segn Chvez, darle poder al pueblo, poder de comunicacin a los que casi nunca tiene voz [8].

La poblacin venezolana acogi positivamente la noticia. Nunca ha perdonado realmente a los medios privados su intento de derrocar al presidente que lleg democrticamente al poder y a quien ha renovado su confianza en 12 procesos electorales consecutivos. La mayora concen unnimemente la actitud de las televisiones privadas que, en vez de informar del regreso de Chvez el 14 de abril de 2002, emitieron inninterrumpidamente pelculas y dibujos animados. Segn Brbara Vecci del Comit de Usuarios de Medios de Comunicacin (Cumeco), la seal debe abrirse a cooperativas de periodistas y de productores nacionales independientes. Para ella, son los medios privados quienes estn amordazando la libertad de expresin, expresando as un sentimiento ampliamente compartido por los ciudadanos del pas [9].

Despus de las fuertes presiones por parte de Washington, la Organizacin de Estados Americanos (OEA) se pleg al conglomerado meditico. Critic la decisin del gobierno venezolano mediante su Secretario General, Jos Miguel Insulza, interviniendo as en los asuntos internos de Venezuela y violando de esta forma el artculo 2 de la Carta de la OEA. La adopcin de una medida administrativa para cerrar un canal de informacin da la impresin de una forma de censura contra la libertad de expresin, afirm la declaracin oficial [10].

El Ministerio de Relaciones Exteriores conden las palabras del Secretario General Insulza, acusndolo de ceder a las demandas y presiones de sectores nacionales e internacionales opuestos al presidente Chvez. Exigi que mostrara ms respeto hacia las decisiones legtimas del gobierno y reproch a Insulza que falseara la realidad sobre el caso RCTV:

El Secretario General critica indebidamente que un pas miembro de la Organizacin de Estados Americanos ejerza plenamente sus atribuciones y se niegue a ceder ante el chantaje de los verdaderos enemigos de la libertad de expresin, del derecho del pueblo a estar verazmente informado y de la propia democracia, entre los cuales se encuentran los propietarios de esa empresa, que han sido promotores de vanos intentos por derrocar a un gobierno legtimo, instigando al odio y a la violencia y promoviendo el sabotaje econmico.

Es preocupante que el Secretario General de la OEA, en vez de defender a un gobierno legtimo y democrtico como el de Venezuela, se haga eco de infundadas acusaciones provenientes de medios de comunicacin, que a todas luces han desvirtuado su funcin social, quebrantado la tica periodstica y han estado atentando permanentemente contra las instituciones democrticas venezolanas [11].

El presidente Chvez tambin denunci esa injerencia. Ahora viene a decir que el gobierno venezolano no debera ejecutar la decisin de no renovar la concesin a RCVT, not en referencia a Insulza. Lament las amenazas veladas de la OEA que afirm que la decisin tendra implicaciones polticas. Un Secretario General que llegue a esas cotas, por dignidad, debera salir de ese cargo [...]. Ojal me lo consiga en Managua [durante la investidura oficial del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega]. Se la canto de frente delante de los presidentes y el mundo, aadi recordando que Venezuela era una nacin libre y soberana [12].

Un sector de la jerarqua eclesistica ligado a la oposicin tambin critic la decisin gubernamental. Chvez respondi tambin a esas crticas: El Estado respeta a la Iglesia, la Iglesia debe respetar al Estado. Yo no quisiera volver a los tiempos de la confrontacin con los obispos venezolanos, pero no es mi eleccin, es de los obispos venezolanos [13]. El presidente aprovech la ocasin para enfatizar las contradicciones de la Iglesia: Cmo entender a esta jerarqua catlica que es incapaz de criticar el golpe de Estado de abril de 2002? Nunca lo criticaron ni criticaron lo que estos canales hicieron. Jams lo criticaron. No vi a un slo obispo venezolano criticar el golpe de Estado [14].

La acusacin al gobierno bolivariano de atropellar la libertad de prensa hara sonrer a cualquier conocedor de la realidad venezolana y del papel pernicioso de los medios privados del pas. Desde la ascensin de Hugo Chvez al poder, slo un solo canal se ha cerrado temporalmente por razones polticas. Se trata del Canal 8 y fue clausurado por la junta fascista responsable del famoso golpe de Estado de 47 horas, entre el 11 y el 13 de abril de 2002, cierre que fue aplaudido calurosamente en aquel momento por... RCTV.

Durante la campaa electoral de 2006, Hugo Chvez lanz la idea de someter la renovacin de las concesiones de los canales privados a un referendo popular. En vez de aplaudirla, esta iniciativa democrtica parece preocupar a los propietarios de los medios comerciales, a la prensa internacional y a Washington. Acaso temen la voluntad popular? En cualquier democracia digna de este nombre, no es soberano el pueblo?

La verdadera cuestin no es preguntarse si el asunto RCTV constituye o no un caso de censura pues, a la vista de los hechos, semejante acusacin carece de fundamento. La pregunta que debera haber aparecido en la primera plana de todos los medios internacionales es la siguiente: Cmo es posible que Globovisin, Televen, Venevisin y RCTV, que participaron todos en el golpe de Estado contra el presidente Chvez, estn an bajo el control de los golpistas? Qu sera de los canales franceses TF1, Canal + y M6, por ejemplo, si apoyaran abiertamente el derrocamiento del presidente Jacques Chirac?


Notas


[1] Simn Romero, Se abre el debate sobre la censura en Venezuela, El Nuevo Herald/New York Times, 4 de enero de 2007.


[2] Ibid.


[3] Fabiola Snchez, Piden a gobierno atender llamado de OEA en caso de canal , Associated Press, 5 de enero de 2007.


[4] Agencia Bolivariana de Noticias, Ministro Lara: Granier patea los derechos de los usuarios, 6 de enero de 2007.


[5] Simn Romero, op. cit.


[6] Eva Golinger, El cdigo Chvez (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 2005), p. 125.


[7] Agencia Bolivariana de Noticias, Decisin de no renovar concesin a RCTV es irreversible, 2 de enero de 2007.


[8] Associated Press, Presidente Chvez descarta renovarle concesin a televisora, 4 de enero de 2007.


[9] Agencia Bolivariana de Noticias, Usuarios proponen televisin pblica para el espectro que ocupa RCTV, 4 de enero de 2007.


[10] Chris Kraul, Chavez Denounced for Canceling TV License, Los Angeles Times, 6 de enero de 2007.


[11] Agencia Bolivariana de Noticias, Gobierno exhort a Insulza a retractarse por falsear la realidad en caso RCTV, 6 de enero de 2007.


[12] Agencia Bolivariana de Noticias, Chvez anunci que denunciar ante el mundo injerencia de Insulza, 8 de enero de 2007.


[13] Associated Press, Chvez pide a la Iglesia venezolana respetar al Estado, 10 de enero de 2007.


[14] Agencia Bolivariana de Noticias, Chvez inst a funcionarios de la Iglesia Catlica venezolana a ocupar su lugar, 8 de enero de 2007.


El francs Salim Lamrani es investigador de la Universidad Denis-Diderot en Pars y est especializado en las relaciones de Cuba y Estados Unidos. Colabora habitualmente en Rebelin. La traduccin al espaol es suya y ha sido revisada por Caty R., de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin se puede reproducir libremente, a condicin de mencionar al autor y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter