Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2007

La sombra del separatismo

Roberto Bardini
Argenpress


Un fantasma recorre la cordillera de los Andes bolivianos: el peligro de fragmentacin de la poderosa regin oriental del pas. Aunque el balance del primer ao de gobierno de Evo Morales muestra avances econmicos y sociales nunca alcanzados en las cuatro dcadas anteriores en Bolivia, el presidente enfrenta un serio problema que puede complicarle su permanencia en el Palacio Quemado. Se trata de las fuertes aspiraciones separatistas -presentadas como demandas de autonoma- de cuatro de los nueve departamentos que componen la nacin.

Mientras el rezagado occidente indgena respalda incondicionalmente a Morales, el desarrollado oriente conservador se ha declarado en rebelda. Los departamentos de Santa Cruz de la Sierra, Beni, Pando y Tarija, conocidos como la media luna y que en total suman 685,095 kilmetros cuadrados -ms de la mitad de la superficie boliviana- quieren tomar distancia de La Paz y exigen descentralizacin administrativa.

Santa Cruz, el departamento ms grande, es el centro agroindustrial de Bolivia. Tarija es el ms pequeo pero posee enormes reservas de gas, las segundas en Amrica del Sur despus de Venezuela. Sumados a Beni y Pando, estos cuatro departamentos del este boliviano representan el 43 por ciento del PIB nacional y absorben la mitad de la inversin extranjera que llega al pas.

El prefecto de Santa Cruz, el ingeniero agrnomo Rubn Costas Aguilera, pertenece al partido Autonomas Para Bolivia (APB), una organizacin de empresarios agrcolas y terratenientes creada en 2005. Para que no queden dudas acerca de los intereses que personifica Costas Aguilera, basta mencionar que fue dirigente de la Confederacin de Ganaderos de Bolivia, de la Asociacin de Productores de Leche y de la Cmara Agropecuaria del Oriente.

Costas Aguilera cuenta con el apoyo del joven y acaudalado empresario croata Branco Marinkovic, principal promotor de la media luna empresarial, enemigo del Mercado Comn del Sur (Mercosur) y partidario de firmar un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Marinkovic es miembro de la poderosa empresa Transporte de Hidrocarburos (Transredes), cuyo 50 por ciento pertenece a Enron y Shell y opera gasoductos y oleoductos de 6.000 kilmetros que llegan a Argentina, Brasil y Chile. El millonario concentra cargos ejecutivos, adems, en la Federacin de Empresarios Privados de Santa Cruz, el Banco Econmico, la Cmara de Exportadores de Santa Cruz e Industrias Oleaginosas Limitada (IOL).

Marinkovic, que adems es un voraz latifundista, esta acusado por el gobierno de poseer miles de hectreas con fines meramente especulativos. En noviembre del ao pasado, el viceministro de tierras, Alejandro Almaraz, coment a la prensa extranjera que el hombre de negocios pretendi apoderarse de cerca de 12 mil hectreas, incluyendo la Laguna Corazn, que es un bien de dominio pblico, en perjuicio de los habitantes indgenas de la zona.

Evo Morales deber proceder con frialdad. El prefecto santacruceo y el empresario croata cuentan con un aliado: el embajador estadunidense Philip Goldberg, quien tiene antecedentes como especialista en separatismos. Entre 1994 y 1996 fue asistente especial del embajador Richard Holbrooke, uno de los estrategas de la desintegracin de Yugoslavia y de la cada en 2000 del presidente Slobodan Milosevic, fallecido misteriosamente seis aos despus en una crcel de La Haya. Conocido en La Paz como el embajador de la limpieza tnica, Goldberg promovi la separacin de Serbia y Montenegro y tambin estuvo en Kosovo, donde fogone conflictos entre fuerzas serbias y albanesas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter