Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2007

Hemeroteca
Reflexiones de Kapuscinski sobre el periodismo

Arturo Cano
La Jornada


La inspiracin y el entusiasmo, deca el maestro de periodistas, son un fuego que el tiempo apaga. El periodista debe prepararse para ello. Ser curioso. Interesarse en las cosas. Leer, leer y leer.

Con el pretexto del premio Prncipe de Asturias que le ha sido otorgado recientemente junto con el telogo peruano Gustavo Gutirrez publicamos algunas reflexiones del legendario periodista polaco sobre un oficio que ha ejercido como pocos

Muchas veces, el joven reportero Ryszard Kapuscinski, "esclavo" de una agencia de noticias, no pudo elegir el lugar desde el cual contar el mundo. El viejo maestro Kapucinski con su facha de mdico de pueblo, amable y bonachn, incmodo con la corbata y sin embargo formal ya decide dnde quiere echar a andar su curiosidad.

Sentado a la mesa con algunos periodistas y estudiantes convocados por Jos Carreo Carln, Ricardo as conviene que se le llame cuando est en Mxico explica sin ningn asomo de petulancia: "Decid que si iba a impartir otro taller sera donde yo decidiera". Y Ricardo decidi que sera en Argentina, pas que le ha dado amigos pero que le faltaba escudriar con esa su mirada del "mejor reportero del siglo XX".

Antes de viajar a Argentina, en septiembre de 2002, pas por Mxico, en su segunda visita en menos de un ao, luego de 23 de no pisar estas tierras.

En octubre de 2001 estuvo en un taller organizado por la Fundacin Nuevo Periodismo Iberoamericano, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Universidad Iberoamericana. La versin libre de sus palabras que se ofrece a los lectores de Masiosare salpicada de algn dilogo proviene del citado taller y de una comida realizada durante su segunda visita.

***

Qu cancin recuerdas, Ricardo?

Paloma Negra, con Lola Beltrn (a quien conoci). Y esta otra de cutu...

Cucurrucuc paloma...

Esa.

***

En la guerra, la nica manera que tiene un reportero de saber si lo que le dicen es cierto es ir directamente al lugar de los hechos. Muchas veces me informaban que tal o cual lugar haba sido tomado, ya por la fuerzas del gobierno, ya por los guerrilleros. Casi siempre suceda lo contrario.

Si se hubiera credo en los reportes oficiales, Israel hubiera perdido tres veces su ejrcito y Egipto cinco veces el suyo durante la guerra de 1967.

***

(Sobre Ruanda) Mandaban a periodistas a lugares que ni siquiera saban dnde estaban. Era, con todo, una guerra "muy racional", era por la tierra, una guerra de agricultores versus ganaderos en un pequeo pas.

Era un conflicto de la economa real, por la supervivencia. Y llegaron los corresponsales de todo el mundo para decir de los habitantes: esos negros locos irracionales, que son tontos, que son idiotas.

Todo para mostrar que Africa es tierra de tontos, tierra de idiotas. No saban dnde estaban. Y lo primero que hacan era usar sus telfonos celulares.

***

Para entender algo hay que entrar en otra cultura. Nunca es posible al 100%, pero hay que intentarlo. Para captar esa otredad hay que estar abierto, dispuesto.

***

(En el periodismo) no hay reglas de hierro. Son algo elstico.

Se mezclan en la decisin la tica y el sabor nuestro (cmo lo sentimos).

***

El periodista inevitablemente se vuelve cnico?

No creo. Lo que pasa es que a nuestro oficio entra gente que ya es cnica de por s, gente que entra por motivos de dinero, de carrera, que no tiene nada que ver con nuestra vocacin. Nuestra profesin nos hace cada vez ms sensibles y vulnerables.

***

Es importante tener el sentido de no saber. Es una cosa natural en un mundo cada vez ms complicado, ms nuevo.

Si el texto tiene preguntas no es malo. El lector contemporneo tambin vive en un mundo complicado.

***

Los reporteros somos cazadores furtivos de otros campos, tenemos que sacar las cosas de otras ramas, de la sociologa, la historia, la antropologa... Tenemos que lograr que el lector sienta que el autor tiene una formacin profunda.

***

Inspiracin, entusiasmo, es un fuego que con el tiempo se apaga. Si no estamos preparados para ese momento nos podemos perder. Hay que prepararse para ese momento ya. Leer, leer, leer. Interesarse.

Muchos amigos que para m eran los dioses de la profesin desaparecieron, nadie sabe dnde estn. Ellos no se desarrollaban por s mismos, no lean, no participaban en discusiones, pensaban que todo lo tenan en s mismos.

***

Si los periodistas nos limitamos a nuestros deberes cotidianos estamos perdidos.

***

Como representantes de esa nueva rama de la literatura (el periodismo) tenemos dos grandes enemigos: 1) Los escritores de ficcin que no quieren admitir a los reporteros en su casa; 2) Los periodistas puros, la gente que mueve todo el mundo de los medios, pero que por varias razones no tienen esta gana de hacer algo que no sea pura noticia, pura informacin. Son los que tratan el periodismo simplemente como una manera de ganarse la vida o pasan con la edad a ser funcionarios o empresarios.

Claro, no todo el periodismo es literatura. El primer criterio es la calidad del texto.

***

El periodismo es una profesin muy paradjica. El reportero es un solitario, que siempre est en contacto con gente nueva, en lugares nuevos y por otro lado siempre depende de los dems.

***

Al reportear, el primer contacto siempre es importante; 15 minutos de nuestro comportamiento definen qu vamos a hacer. El primer contacto tiene que ser de una relacin muy intensa.

***

El comportamiento del reportero tiene que ser sencillo, sincero y humilde. La gente es muy susceptible ante la arrogancia. Nuestro interlocutor es primero un ser humano, no es nuestro tema, es alguien que tiene su propio mundo.

***

Estoy contra las entrevistas agresivas. Prefiero que se cree una situacin de confianza, quiero escucharlo si l quiere decirme.

***

Nuestro oficio est lleno de misterios frente a los cuales no tenemos respuesta. Siempre empezamos de nuevo. Siempre estamos en una situacin de aprendizaje. No hay maestros.

***

La fuerza del texto est en la tensin entre lo que est escrito y lo que no (como una cantante de pera, a quien apreciamos porque sabemos que siempre su potencial es mayor).

En cierto sentido lo que no se escribe es tan importante como lo que se escribe. Cada texto es una composicin, una creacin.

***

Para escribir Ebano tena una biblioteca de 220 libros... y una experiencia de 40 aos.

***

Los poderosos nunca me interesaron mucho. Es un tipo de gente que no te puede decir nada interesante, slo te dice cosas burocrticas.

***

Los reporteros somos un grupo muy especial, gente que dedica su tiempo, atencin, ambiciones, a cumplir con las exigencias de nuestro oficio.

Es un trabajo que requiere seriedad, concentracin y reflexin permanente.

Con el tiempo se puede aspirar a pertenecer a cierta aristocracia, pero este trabajo no da dinero.

***

Un buen reportaje? Se puede escribir mximo uno por mes y eso es muy poco dinero. Hacer dinero slo es posible al costo de la calidad.

La experiencia es que ganan quienes prefieren su trabajo sin dinero, los que prefieren hacer su lector.

***

Para citar entre comillas casi se necesita que sean frases geniales. Uno siempre es mejor narrador que el entrevistado.

***

(La grabadora) es un instrumento que requiere mucho cuidado. Frente a la grabadora la gente del pueblo trata de hablar de una manera muy oficial, no es un lenguaje natural. Prcticamente perdemos contacto con este ser natural.

Cuando un periodista usa demasiado la grabadora no se concentra en lo que el otro dice. Cuando se desgraba resulta que 90% es basura. Escuchando, selecciona las cosas ms importantes. Con la grabadora sentimos que no necesitamos este trabajo.

Que no necesitamos cerebro completa Gabriel Garca Mrquez.

***

Muchas veces me limitaba en mis descripciones porque el lector iba a decir eso no es posible, por eso omita cosas horribles. No es ms que realidad pero es menos que la realidad, que es mucho ms terrible... El silencio dice ms a veces. No es ocultar. Es expresar lo mismo mediante otro recurso, a travs de una atmsfera que expresa todo el horror.

***

La agencia es una fbrica de esclavos. No hay ninguna libertad, el manejo del idioma es muy pobre. Por eso empec a escribir los libros. Los despachos de la agencia eran de 600 u 800 palabras, con un lenguaje oficial.

Cada libro mo es en realidad el segundo tomo de un primero que no existe: las notas que escrib para la agencia.

***

En alguna ocasin slo tena 100 dlares y tuve que escribir sobre un golpe de Estado. El tlex costaba 50 centavos por palabra. Dnde, qu fuerzas, qu pas, todo lo tuve que escribir en 200 palabras.

***

En la agencia trabajaba como loco. Tena que pagar ese precio para escribir mis reportajes. Estaba conciente de que as era.

***

El reportero tiene que moverse con mucha concentracin. Tratar de memorizar todo. Pensar: Posiblemente este es el nico momento de mi vida en que voy a encontrarme con este hombre, con esta mujer, el nico momento en que estoy aqu. Por eso hay que ser muy intenso.

***

La tradicin periodstica anglosajona se funda en la objetividad. En cambio, en la escuela europea, el periodista es alguien que toma parte.

En la tradicin anglosajona se concibe al periodismo como el otro poder y esa es la razn por la que no puede tomar parte. De ah la diferenciacin, en el periodismo norteamericano, entre el reportero y el columnista.

En Europa esa diferencia no existe, porque la europea naci como una prensa partidista. Y la posicin que asume se dice claramente, no se esconde nada: el periodista tiene que tomar parte y ser activo miembro de su sociedad.

La prensa anglosajona, por supuesto, tambin toma partido, pero no lo hace abiertamente, lo esconde.

En Amrica Latina, los dueos de los grandes medios van por el lado del periodismo objetivo, porque con eso no se critica, no se expresa ningn desacuerdo con las polticas oficiales.

***

Todo septiembre (de 2002) estuve en Nueva York. Me sorprendi ver la enorme unanimidad de los grandes medios estadunidenses; me record los tiempos en que el Comit Central del PCUS controlaba toda la informacin.

***

Paradjicamente, leemos muy poco. Por eso nos critican muy a menudo, porque escribimos o sabemos sobre todo. Un da de agricultura, otro de guerra, otro de deportes. Es preciso tratar de especializarse en algo por dos razones: para tener su grupo de lectores o construir su grupo de fieles lectores. Pero ms importante: en el mundo de hoy hay montones de libros sobre cualquier tema. Es muy difcil encontrar algn tema nuevo. Es una civilizacin que lleg a sus lmites en muchos sentidos.

Hay que saber lo que ya est escrito. Si queremos algo nuestro, tenemos que empezar con lecturas.

Si escribimos es para decir algo realmente nuevo y de una manera distinta a otros autores.

***

Si se escribe todo lo que se sabe el resultado ser muy malo, muy flaco. Se debe escribir 5% de lo que se sabe.

Para escribir El Imperio us 5% de lo que saba.

***

Un libro se escribe en tres planos:

1) Queda en la mente pero necesita tiempo para madurar.

2) Empezamos a pensar ms concretamente sobre el tema. En mi caso: leer mucho, buscar testigos. Tambin puede llevar aos.

3) Escribir. Muy concreto, en mi caso. De mucha concentracin y sin hacer pausas. Lo ms importante es encontrar el buen ritmo. Una vez encontrado, el ritmo se hace como las olas del mar.

***

Al escribir la primera pgina (del texto que se convertira en El Emperador) me di cuenta de que ese reportaje ya lo haba escrito muchas veces. Tengo que decir esto de otro modo. No saba qu hacer. Pasaron dos meses sin que pudiera hacer nada. El jefe de redaccin me persegua porque se acercaba la Navidad y ellos queran publicar el reportaje en una de sus ediciones especiales de esas fechas. Entr en una depresin, casi de suicidio, estaba muy desesperado.

Cuando estoy en esa situacin, tratando de entender, paso de un libro a otro, pero nada.

Tengo una costumbre: cuando no s cmo comenzar un libro trato de escoger la sentencia ms sencilla que se pueda imaginar, como de libro para nios (a la manera de Alicia tiene un gato).

Un da de repente record que vi al emperador en varias ocasiones con un pequeo perro siempre en su regazo. Y escrib la primera sentencia: "Ese era un perro de raza japonesa. Se llamaba Lu."

Cuando escrib esa frase pens que tena el libro.

***

Del montn de notas saqu solamente las que caban en mi libro. Mis notas polticas, econmicas y militares perdieron todo sentido y valor. Y con estos cortos relatos constru este cuadro. El libro (El Emperador), claro, es construccin ma, pero las voces son autnticas.

***

Cada semana entregu un pedazo (del texto que se convertira en el libro El Emperador). Y ah felizmente comenz el problema. Todos estaban sorprendidos porque esperaban un reportaje clsico y de repente apareci el perro de Haile Selassie y estaban muy insatisfechos. A la segunda semana el editor me pregunt: Cundo empieza a escribir el reportaje?

Pero algunos empezaron a entender: poder, dictadura... y comenzaron las llamadas del Comit Central: Qu estn publicando?

La gente lo ley como un retrato de la elite gobernante polaca. El Emperador se agot en una noche.

***

Kapuscinski escribe a mano. Aunque de su pluma han salido ms de 20 libros dice: Escribo muy poco. Frase que pongo en el papel ya no se cambia, as va a la imprenta.


(Texto publicado el 11 de mayo de 2003, en el nmero 281 del suplemento dominical Masiosare, de La Jornada)


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter