Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-01-2007

Qu se oculta tras el ensayo anti-satelital?
La nueva carta china en el pker de la guerra espacial

Manuel Garca, Jr.
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El 11 de enero de 2007, China lanz un misil de mediano alcance desde o cerca de su Centro Espacial Xichang, que subi hasta un punto cercano a su satlite climtico Feng Yun 1C en orbita polar desde 1999 a una altura de 864 Km., y lo destruy. El misil tena capacidad de maniobra y habra sido guiado por sistemas de navegacin y rastreo a bordo, o por una gua controlada desde Tierra, o por una combinacin de estos sistemas. Cerca de su punto de intercepcin, el misil, o un misil a corta distancia portado por el mismo, fue apuntado hacia el satlite y acelerado por un motor impulsor de cohete para convertirse en un vehculo cintico de destruccin despedazando al satlite objetivo. Fue el primer ensayo exitoso de China de un sistema anti-satelital (ASAT), despus de tres pruebas anteriores.

El ingreso de China a la guerra espacial ASAT declarada por el gobierno Bush expande lo que ha sido un juego de solitario en un match de pker. Es el importante resultado poltico del desarrollo ASAT chino. Gran parte de lo que sigue a continuacin son hechos seleccionados para ayudarnos a apreciar este cambio.

USA ha posedo tecnologa ASAT desde mediados de los aos ochenta, realizando un ensayo en 1985. Un sistema ASAT de USA es un misil portado bajo el ala de un caza

F-15, que puede ser dirigido hacia un satlite convertido en objetivo.

Desde 1989, USA ha colocado 31 Satlites de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en ingls) en una rbita terrestre baja, a una altura de 20.220 Km. En cualquier momento dado, 24 satlites operan en una constelacin de 6 planos orbitantes centrados en la Tierra, cada plano con 4 satlites, cada satlite con un perodo en rbita de 11 horas 58 minutos (1/2 da), los planos orbitantes estn todos inclinados a 55 grados en relacin con el Ecuador, y los planos orbitantes estn separados cada uno del otro por 60 grados de longitud. Los utilizadores con una vista clara del cielo pueden tener acceso a un mnimo de 4 satlites, y a hasta entre 6 y 8. Los satlites transmiten seales de alineacin y de navegacin. Un utilizador puede escuchar estas seales (con un receptor GPS) y determinar su propia posicin, velocidad y tiempo.

Los satlites de rbita baja, incluyendo GPS, de imagen y de comunicaciones, se han convertido en esenciales para los militares de USA. Los usos incluyen la navegacin por GPS para barcos, aviones, tropas y la puntera de caones y de bombas inteligentes, as como para la vigilancia en tiempo real. La amenaza de una tecnologa ASAT rival para las capacidades de los militares de USA y para las telecomunicaciones internacionales (es decir, transacciones financieras electrnicas inalmbricas valores) es obvia.

El sistema GPS es una tecnologa maravillosa que ofrece numerosos beneficios para la gente en todas partes, si es aplicada con un deseo de mejorar el conocimiento y el desarrollo humano (como es definido por la ONU). Entristece pensar que su propia naturaleza puede ser utilizada para destruirlo, y tanto ms, por un agresor malevolente.

Una reaccin a esta amenaza sera ganar a la comunidad internacional para un tratado que desmilitarice el espacio. Un tratado semejante prohibira tecnologas de armamentos por sobre una altura especificada, digamos 100 Km., bajo la cual reside un 99,99997 % de la masa de la atmsfera. Una breve digresin sobre la atmsfera de la Tierra sera de utilidad:

La atmsfera de la Tierra se extiende a unos 1.000 Km., un 75% de esta masa est bajo 11 Km., y un 90% bajo 16 Km. Los picos de los Himalayas se alzan a 8,8 Km.; el viaje areo comercial ocurre a 10 Km.; la capa de ozono se encuentra a 25 Km., la ionosfera comienza a 50 Km.; y los meteoros se ven al quemarse entre 50 y 80 Km. USA denomina a las personas que viajan ms all de 80,5 Km. como astronautas, el vuelo ms alto en un X-15 (en 1963) lleg a 108 Km. Los efectos atmosfricos (calor y ondas de calor) del reingreso se notan desde 120 Km. hacia abajo. Las auroras ocurren entre unos 80 y 200 Km., y el Trasbordador Espacial orbita a unos 500 Km.

El dominio del espacio, ms que la diplomacia y el multilateralismo, es la reaccin elegida por USA ante la creciente competencia internacional por el acceso al espacio. En agosto de 2006, el presidente George W. Bush afirm el derecho de USA a la libertad de accin en el espacio, declarando una poltica de disuadir a otros de impedir esos derechos o de desarrollar capacidades con la intencin de hacerlo. Esta poltica reivindica el derecho a negar, si fuera necesario, a los adversarios el uso de capacidades espaciales hostiles a los intereses nacionales de USA.

Ahora parece que el gobierno de Bush tendr que determinar la frontera exacta de esos intereses nacionales en cuanto a China. La magnitud de los pagos de intereses a tenedores chinos de obligaciones, y la cantidad de moneda de USA en posesin de bancos chinos puede ser un factor en estas deliberaciones.

Qu significa esto para China? Qu representa el ensayo ASAT chino polticamente? Tal vez sea una seal que insta a un freno del expansionismo de USA (por ejemplo, la guerra contra Irn), una advertencia considerada til despus del 7 de noviembre. Tal vez sea una seal de promocin propia ante la comunidad internacional, para elevar la estima de China por parte de aquellos que tiemblan bajo la sombra del poder de USA. Tal vez sea una seal de un gran inversionista ansioso a un aventurero corporativo temerario, para que modere acciones que podran poner en peligro el capital principal no vaya a ser que los apreciados bonos de guerra USamericanos se derrumben. Tal vez sea un voto de confianza chino en un nuevo rgimen de desmilitarizacin del espacio. Tal vez, aunque es muy poco probable, sea una afirmacin de la agresividad china en una guerra espacial.

Ya que China no ha admitido este ensayo aunque difcilmente puede esperarse que pase desapercibido por las comunidades de astronoma y astronutica del mundo es evidente que el mensaje no forma parte de un torpe despliegue de belicosidad (vea las declaraciones mencionadas de Bush), sino que es, en su lugar, una declaracin clara pero todava contenida sobre la proteccin de los intereses nacionales chinos en cuanto al acceso a los recursos de la Tierra. La forma en la que se ha hecho esta declaracin transmite la calma de una poltica racional que sin duda ha pasado por un desarrollo cuidadoso y metdico.

El aspecto de Caja de Pandora del desarrollo ASAT chino es lo que apunta a un arma de destruccin masiva que podra ser desarrollada por otros, y desplegada contra USA y los activos en el espacio internacional. Mientras la adquisicin de armas nucleares es reprimida del modo ms eficaz por los controles existentes sobre los suministros de uranio y de plutonio, ejercidos por la IAEA (ONU) y los principales Estados nucleares, el desarrollo de una capacidad ASAT se basa en la integracin de tecnologas de fcil obtencin: electrnico aeroespacial, ordenadores y misiles.

De acuerdo, el nivel de tecnologa requerido puede estar ms all del alcance del constructor por pasatiempo y del aficionado al bricolaje, pero no estara fuera del alcance de pequeas naciones, grupos nacionales bien financiados, y corporaciones. Los trminos peyorativos: estados granujas y grupos terroristas, han sido aplicados a tales entidades. (La aplicacin especfica de esos peyorativos a la entidad depende de la predisposicin). No se requieren explosivos aunque los motores de cohetes y el combustible (usualmente slido) lo son. Un grupo hostil que construye cuarenta misiles ASAT tal vez de menos de 10 metros de largo y puede lanzar y maniobrarlos a la constelacin GPS o a otros satlites militares o de comunicaciones, probablemente utilizando las seales GPS para navegacin y rastreo, adquirira repentinamente una influencia poltica tremenda. Tal vez sea slo un guin de una cinta de James Bond, o tal vez sea un resultado mayor para un grupo poltico sub-nacional ambicioso que haya pensado en enviar una bomba sucia o una bomba nuclear secuestrada a una importante metrpolis capitalista.

Sea una consecuencia circunstancial del ensayo ASAT chino, o un golpe maestro de clculo poltico chino, la erupcin de estas posibilidades a la discusin pblica nutrir un torrente de reuniones informativas en el Pentgono y otros sitios, y acortar la elevacin psicolgica que sola existir bajo los cielos hacia la guerra contra el terror.

Manuel Garcia, Jr. es fsico. Estudia el flujo y la energa de fluidos. Para contactos, escriba a [email protected]




http://www.counterpunch.org/garcia01222007.html







Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter