Portada :: Otro mundo es posible :: VII Foro Social Mundial (Nairobi, Enero 2007)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2007

Entre Nairobi y Davos hay ms separacin que la geogrfica
Historia de dos foros

TeleSur


Entre Nairobi y el centro turstico suizo de Davos no solo hay una separacin geogrfica. En lo ideolgico, la creencia del Foro Econmico Mundial en la teora del ''goteo'' de los beneficios econmicos lo sita a mares de distancia del ''otro mundo posible'' propuesto por el Foro Social Mundial.

Hasta 50.000 personas, algunas de los cuales viven en los barrios ms pobres del planeta, discuten en el Foro Social Mundial (FSM) de la ''ciudad verde bajo el sol'' cmo crear un mundo diferente. Muchas tambin marchan por caminos polvorientos para confraternizar, demostrar el poder del pueblo y manifestarse contra ''el otro foro''.

El otro foro es el Foro Econmico Mundial (FEM), realizado en el helado y exclusivo centro turstico de Davos, en Suiza, casi en forma paralela al FSM. Una elite de 2.400 asistentes se rene en un ambiente rgido y controlado, entre ellos 24 jefes de Estado y de gobierno y 800 directores generales o presidentes de las 1.000 mayores empresas del mundo.

Los participantes llegan a Davos en aviones privados y estn rodeados por un infranqueable anillo de seguridad. Este ao, el lema es ''Conformando la agenda mundial: El cambio en la ecuacin del poder''.

Pese a la separacin geogrfica e ideolgica, ambos foros tienen algo en comn: discuten cmo usar el poder.

Negocios antes que nada


Segn la elite de Davos, las empresas y el poder poltico pueden resolver los males del mundo decidiendo qu es lo mejor para las masas. Para el FEM, los negocios de los ms ricos estn antes que nada, y sus efectos gotean despus hacia las capas inferiores.

Para el FSM, situado a pocos kilmetros de los barrios marginados de Nairobi, el poder pertenece el pueblo y este tiene derecho a participar en las decisiones que afectan a su vida.

Mediante la dominacin econmica y poltica, la elite de Davos toma decisiones y fija objetivos. Por otro lado el FSM, originado en una protesta contra el FEM en 2001, exhibe un poder natural que se debe organizar para transformar a la sociedad civil en ''la prxima superpotencia'', como predijo el ex secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

Si el FEM es lo que es y el FSM es su alternativa, entonces nunca se encontrarn. Pero Davos ya ha recibido apoyo de la sociedad civil. Este ao, cuenta con la presencia de los directores de Amnista Internacional, Human Rights Watch, Oxfam, Islamic Relief, Greenpeace International, la Federacin Sindical Internacional y las sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Pero el FSM an no ha abierto sus puertas al mundo empresarial.

Hora del compromiso?

''Nunca pensamos en ello'', dijo a TerraViva el profesor Edward Oyugi, de la Red de Desarrollo Social, un punto focal del Foro Social de Kenia. ''En realidad, podramos tener un compromiso polmico'', agreg.

La brasilea Moema Miranda, organizadora del FSM, cree que ''sera til interactuar con el FEM, pero no formalmente, sino mediante grupos individuales''.

''Ellos son los capitanes de la industria'', dijo a TerraViva uno de los organizadores keniatas del FSM, Oduor Ongwen. ''Su nocin de la transferencia de riqueza no es para el pueblo, sino para el mundo empresarial. No creen que la vida del director de una empresa valga lo mismo que la de un residente de un barrio marginal'', dijo.

Entonces, cul es el mensaje de Nairobi a Davos?

''Es que 'Otro mundo es posible''', respondi Miranda.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter