Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2007

El papel de Israel en las decisiones del gobierno Bush
Agentes de influencia

Robert Dreyfuss
The Nation

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Oper Ariel Sharon, primer ministro de Israel, un programa clandestino con agentes en altas posiciones del gobierno de USA, para influenciar la decisin del gobierno de Bush de ir a la guerra contra Iraq? El FBI quiere descubrirlo.

Es la historia tras el ltimo escndalo de espas en Washington que involucra a Israel, al Comit USamericano-Israel de Asuntos Pblicos (AIPAC) y a un empleado de nivel medio en el Pentgono presuntamente atrapado in fraganti mientras trataba de entregar secretos de USA a los israeles.

No se trata de un caso rutinario de espionaje. Segn fuentes familiarizadas con la investigacin, el FBI escudria a un grupo de neoconservadores que han ocupado altos puestos en la Casa Blanca, el Pentgono y en la oficina del vicepresidente Cheney. No es que sean partidarios de Israel eso no sera un crimen sino que algunos de ellos podran ser conspiradores en una operacin clandestina lanzada por el Partido Likud de Sharon. Componen la red misma de idelogos desde civiles en el Departamento de Defensa a compaeros de ruta en gabinetes estratgicos de derecha que han sido acusados de impulsar a George W. Bush hacia la guerra. El punto de la investigacin, creen las fuentes, no es examinar el impulso hacia la guerra sino ms bien establecer si Sharon reclut o ayud a colocar en sus puestos a gente que a sabiendas, y secretamente, trabajaban con l para afectar la direccin de la poltica de USA en Oriente Prximo. Los objetivos ms probables de la diligencia son Douglas Feith, Subsecretario de Defensa para Poltica, y Harold Rhode de la Oficina de Estudios Interrelacionados del Pentgono.

Es una investigacin explosiva que permite las desazones ms delicadas, ya que involucra la posibilidad de que funcionarios de USA (en su mayora, pero no todos, judos) trabajen por cuenta de Sharon. Estos incluyen a Feith y a un puado de otros funcionarios, que llegan hasta los que estn en el crculo de su oficina de poltica y que formaron el ncleo de la Oficina de Planes Especiales (OSP). La investigacin enfrenta una dura resistencia poltica. Pero puede ser que llegue a tener consecuencias.

La investigacin sali a la luz a fines de agosto cuando CBS News inform que el FBI haba atrapado a un empleado de Feith, identificado ms adelante como Larry Franklin, cuando trataba de entregar lo que result ser un borrador confidencial de un memorando presidencial sobre Irn a AIPAC y a un diplomtico de la embajada israel. La atencin subsiguiente se concentr en gran parte en si Franklin era un espa para Israel, pero en realidad es slo un personaje menor en una investigacin mucho ms amplia que comenz hace dos aos.

No se sabe qu es lo que provoc la investigacin original, pero se sabe que comenz en un momento crtico, cuando Feith y Rhode comenzaron a juntar un equipo, que inclua a Franklin, para formar la OSP. Se ha informado ampliamente que la OSB fabric informes exagerados de inteligencia sobre la amenaza de Iraq, pero se inform menos sobre el hecho de que la OSP tambin realiz operaciones no-autorizadas. Varios funcionarios de la OSP incluyendo a Rhode, Franklin y Michael Maloof, uno de los dos miembros del personal de la predecesora de la OSP, junto con Michael Ledeen del Instituto de la Empresa USamericana (AEI) participaron en una iniciativa ilegal del Pentgono, que comenz en 2001 con traficantes de mala reputacin en Roma y Pars, para discutir cambios de rgimen ms all de Iraq, en Irn y Siria. La CIA descubri la reunin de Roma, y puede ser que la agencia haya pedido al FBI que comenzara a vigilar a Feith, Rhode, Ledeen, Franklin et al. Antiguos funcionarios de inteligencia de la CIA y de la Defensa familiarizados con el caso, subrayan que el FBI estudia una operacin dirigida por el primer ministro israel, no por el Mossad, la agencia de inteligencia de Israel, y que la investigacin se basa slo en la preocupacin por la influencia extranjera. Se trata de Sharon, dice un antiguo alto oficial de operaciones de la CIA. Esto no tiene nada que ver con antisemitismo.

Algunas personas familiarizadas con el caso sugieren que la investigacin del FBI retrocede hasta 1996, cuando Feith, Richard Perle, jefe de Feith en el Consejo de Poltica del Pentgono, y David Wurmser, co-fundador de la OSP que es ahora asesor sobre Oriente Prximo de Cheney, escribieron un memorando radical, llamado Un corte neto, dirigido al primer ministro entrante israel Benjamin Netanyahu en el que llamaban a la confrontacin con Iraq, Siria, Lbano y la OLP.

Desde que se supo de la investigacin, los aliados ms cercanos de Sharon se han esforzado por descarrilarla. El que grita ms fuerte es Marc Zell, el ex socio legal de Feith, que es ahora abogado en Israel, vinculado con el ala derecha del Likud y con el movimiento de colonos. Es un tiro barato de algunas personas dentro del gobierno por embarazar a Doug y a la dirigencia del Pentgono," dijo Zell al Philadelphia Inquirer. Ciertos elementos dentro de las comunidades de las fuerzas armadas y de los servicios de inteligencia no estn contentos con las decisiones polticas de gente en los niveles superiores e intentan, a veces de una manera muy burda, de hacerle dificultades. Las noticias de la investigacin impactaron a AIPAC, al Instituto Judo de Asuntos de Seguridad Nacional, al AEI y a otros en el circuito del Likud en Washington. Y, por cierto, los amigos de AIPAC en Washington estn como locos. Ha'aretz, el peridico israel, dijo que las noticias de la investigacin cayeron como el equivalente diplomtico de una bomba de racimo sin estallar.

Perle exige que la Casa Blanca tome medidas duras1 contra los investigadores, segn el Boston Globe. Es bastante repugnante, y desgraciadamente el gobierno no parece tenerlo bajo control, dice Perle, segn el Globe. Pero, segn el Financial Times, es precisamente lo que est haciendo en silencio: El diario londinense informa que la Casa Blanca presiona al FBI y al Departamento de Justicia para que no formulen acusaciones en el caso.

Tambin se oyen otras voces. El representante demcrata John Conyers escribi al presidente del Comit Judicial de la Cmara exigiendo una investigacin de evidencia sustancial y verosmil de que funcionarios del Pentgono... se han involucrado en actividades clandestinas no autorizadas. Conyers cita especficamente a Feith. Y el Comit Selecto del Senado sobre Inteligencia se encuentra ahora empeado profundamente en la fase dos de su propia investigacin, que incluye el examen del trabajo de la OSP. Se espera su informe para despus de la eleccin de noviembre.

El FBI tiene un as en la manga que puede permitirle resistir a la presin de la Casa Blanca. Hasta ahora, dice un funcionario de la inteligencia en retiro, el FBI ha reunido tanto material en archivos del jurado de acusacin y cosas semejantes que estn en condiciones de resistir la presin del gobierno para que abandone el asunto. Cuando es presionado, lo filtra a alguien. Y el potencial de revelacin es una verdadera amenaza para el gobierno. Adems, la investigacin de contrainteligencia podra resultar en investigaciones en varios escndalos posiblemente relacionados, incluyendo el caso de Ahmad Chalabi y la filtracin de Valerie Plame, para no hablar del caso de Franklin.

No tienen un caso, dice Michael Ledeen del AEI. Ya veremos.

http://www.zmag.org/content/showarticle.cfm?SectionID=107&ItemID=11965





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter