Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2007

La victoria estadounidense contra el lder de una secta fue en realidad una masacre
Otra gran matanza en nombre de la democracia

Patrick Cockburn
The Independent

Traducido para Rebelin por LB.


Aumentan en Irak las sospechas de que la versin oficial de la batalla librada a las afueras de Nayaf entre los miembros de un culto mesinico irak y las fuerzas de seguridad irakes apoyadas por USA y que se sald con 263 muertos y 210 heridos se trata de un montaje. Las elevadas bajas pueden ser la prueba de que estamos ante una masacre involuntaria.

Gana fuerza la idea de que lo que ocurri fue un enfrentamiento entre una tribu irak chita que iba en peregrinacin a Nayaf y un puesto de control del ejrcito irak que provoc la intervencin de los usamericanos, con el devastador resultado de todos conocido. La participacin en la batalla de Ahmed al-Hassani (tambin conocido como Abu kamar), que se consideraba a s mismo como el Mahdi o Mesas, parece haber sido una simple coincidencia.

La historia que est emergiendo en los sitios web irakes independientes y en los peridicos rabes difiere radicalmente de la versin proporcionada por el Gobierno sobre la batalla contra los autodenominados Guerreros del Cielo, que supuestamente habran tratado de atacar Nayaf y asesinar a los lderes religiosos chitas.

La secta neg estar implicada en el combate y afirm que son un movimiento pacfico. Aparentemente, los incidentes comenzaron cuando una comitiva de 200 peregrinos se diriga a pie a celebrar los festejos de la Ashura en Nayaf. Todos ellos eran miembros de la tribu Hawatim, que vive entre Nayaf y Diwaniya, al sur. El grupo lleg a la zona de Zarga, a kilmetro y medio de Nayaf, a eso de las seis de la madrugada del domingo. Encabezaba la procesin el jefe de la tribu, Hajj Saad Saad Nayif al-Hatemi, y su esposa, que venan en un Super Toyota sedn 1982 ya que no podan caminar. Cuando llegaron al puesto de control del ejrcito irak, los soldados de ste abrieron fuego y mataron al seor Hatemi, a su esposa y al conductor, Jabar Ridha al-Hatemi. La tribu, que vena armada porque haban estado viajando de noche, atac el puesto de control para vengar la muerte de su jefe.

Miembros de otra tribu llamada Khazail, que vive en Zarga, trataron de detener la matanza, lo que les convirti a su vez blanco de los disparos. Mientras tanto, los soldados y los policas del puesto de control comunicaron a sus comandantes que estaban siendo atacados por efectivos de Al Qaeda provistos de armamento avanzado. Lleg al rea un gran contingente de refuerzos que rode a la tribu Hawatim en los huertos cercanos. Los miembros de la tribu trataron en vano de hacer que sus atacantes cesaran el fuego. Fue entonces cuando llegaron helicpteros usamericanos lanzando octavillas con el siguiente mensaje: Terroristas: rendos antes de que bombardeemos la zona. Los miembros de la tribu continuaron disparando y un helicptero usamericano result alcanzado y derribado, causando la muerte de dos tripulantes. Los miembros de la tribu afirman que no saben si lo alcanzaron ellos o si cay por efecto del fuego amigo. La aviacin usamericana inici entonces un intenso bombardeo areo que mat a 120 miembros de la tribu y vecinos de la zona antes de las cuatro de la madrugada del lunes.

El grupo mesinico liderado por Ahmad al-Hassani, que ya estaba enemistado con las autoridades irakes en Nayaf, fue arrastrado a la lucha porque est asentado en Zerga y porque su presencia proporcionaba la necesaria excusa para lo que al final acab siendo una masacre. Las tribus Hawatim y Khazail se oponen al Consejo Supremo de la Revolucin Islmica en Irak (SCIRI) y al partido Dawa, que controlan Nayaf y constituyen el ncleo duro del gobierno de Bagdad.

Aunque esta versin de los hechos no puede ser verificada, est extrada de informaciones difundidas en el sitio web Healing Irak y publicadas en el prestigioso diario bagdat Azzaman. Por lo dems, se trata de una versin que explica satisfactoriamente la disparidad que se observa entre las pocas bajas del bando gubernamental menos de 25 muertos y el enorme nmero de muertos y heridos registrados entre sus oponentes. Las autoridades irakes han sellado la zona y no permiten a los reporteros entrevistar a los heridos.

Los asesinatos sectarios marcaron la celebracin del ritual chita de la Ashura a todo lo largo y ancho de Irak. Un hombre bomba mat a 23 fieles e hiri a 57 en una mezquita chita de Bald Ruz. No lejos de all, en Diyala, una bomba mat a 13 personas, entre ellas tres mujeres, e hiri a 29. Al Este de Bagdad 17 personas murieron por impacto de disparos de mortero.

Texto original: http://news.independent.co.uk/world/middle_east/article2201103.ece



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter