Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2007

Segn la Comisin Colombiana de Juristas
El 75 por ciento de asesinatos y desapariciones es responsabilidad de agentes del Estado

Andrea Pea
Semana


Durante el primer perodo del presidente lvaro Uribe, 11.292 personas fueron asesinadas o desaparecidas por motivos de violencia socio-poltica. Despus de su desmovilizacin, las autodefensas fueron responsables de la muerte y desaparicin de 976 personas cada ao.

El panorama en derechos humanos en Colombia ha variado poco en los ltimos cuatro aos. A pesar de la desmovilizacin de 31 mil paramilitares, la ofensiva militar contra los grupos guerrilleros y la disminucin de secuestros, los derechos humanos y el derecho humanitario en Colombia se sigue violando por grupos ilegales y organismos del Estado. Segn la Comisin Colombiana de Juristas, en los ltimos cuatro aos murieron asesinadas o fueron desaparecidas 11.292 personas, y el 75 por ciento de estas acciones fue responsabilidad del Estado.

Gustavo Galln, director de esta ONG, atribuy la alta cifra a tres razones: las exigencias de la Poltica de Seguridad Democrtica, la presin a la fuerza pblica para que entregue resultados positivos y la falta de distincin entre civiles y combatientes. "Es cierto que han disminuido los homicidios en ciudades como Bogot y Medelln, pero cabe recordar que estos son cometidos por grupos de delincuencia comn", dijo Galln.

El estudio de la Comisin da cuenta de las 908 vctimas (14%) que dejaron agentes estatales como policas o militares; 3.907 vctimas murieron o estn desaparecidas "por tolerancia o apoyo a grupos paramilitares" (60.98%); y a las guerrillas como las Farc y el Eln se les atribuye el 24,83 por ciento de los casos, es decir 1.591 vctimas entre 2002 y 2006. Adems, se calcula que 6.192 personas fueron detenidas arbitrariamente.

 Casos como el de las torturas a un grupo de soldados en el batalln Patriotas en Piedras (Tolima), ocurrido en enero de 2006; o la detencin y posterior ejecucin a tres sindicalistas en TAME (Arauca), en 2004; o los escandalosos falsos positivos que entreg un grupo de uniformados de inteligencia del Comando General de las Fuerzas Militares el ao pasado, son algunos de los ejemplos que la Comisin cuantific para entregar el preocupante resultado. "En la mayora de los casos, las violaciones estuvieron precedidas por detenciones arbitrarias y, en algunos casos, de desapariciones forzadas (...) en una muestra de 98 casos de ejecuciones extrajudiciales perpetradas entre julio de 2002 y junio de 2006, 46 personas civiles fueron presentadas como muertas en combate en algunos de los operativos militares", dice el informe.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter