Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2007

"Dejad en paz a nuestros hijos e hijas, dejad en paz a la juventud"
Con dignidad y coraje

Nebera
Rebelin


Se presentaron en Bilbo y lo hicieron en nombre de sus hijos y por sus hijos, lo hicieron en nombre de muchos de nuestros hijos y por nuestros hijos.

Ellos son las madres y los padres de los jvenes encausados en el Macrosumario Jarrai-Haika-Segi, parte del 18/98 desgajada, enjuiciada, sentenciada, recurrida y sentenciada por el Supremo como jvenes terroristas tan solo hace unos das.

Se reunieron para pedir, una vez ms, que dejen en paz a sus hijos e hijas, que dejen en paz a la juventud de Euskal Herria. Fueron tajantes en su denuncia hacia "todos los que estn detrs de esta agresin" al mostrar su incondicional apoyo a los suyos. "Lo nico que han hecho nuestros hijos e hijas han sido trabajar por Euskal Herria, en defensa de los derechos de los jvenes y por la superacin del conflicto poltico" conscientes, as lo declararon una vez ms, que "su nico delito es ser jvenes y organizarse y luchar por Euskal Herria".

La ley no ha podido demostrar que estos fuesen culpables, el fiscal que les acus solicit de los jueces un nuevo concepto de terrorismo para poder aplicarlo, consciente que le serva el concepto vlido cuando les detuvieron o cuando les estaban juzgando, que no les acusaban las razones perdidas entre miles de folios que nadie acertaba a inventariar, los jueces no supieron o pudieron drselo por lo que les condenaron, porque as lo deca el guin previo, por asociacin ilcita, el Tribunal Supremo, despus de muchos meses de deliberacin, retrasando su sentencia bajo peticin del Ministro del Interior, segn noticias al respecto publicadas, les ha encontrado, a la gran mayora de ellos, culpables de terrorismo ninguneando cualquier definicin valida hasta el momento y la nula realidad de las pruebas que no fueron.

Este mismo Tribunal Supremo que no considero al GAL, Grupo Antiterrorista de Liberacin que en cuatro aos de actividad, 19831987, atentaron y secuestraron contra todo lo vasco causando 23 muertos como parte del llamado Terrorismo de Estado por el que fueron condenados, Jos Barrionuevo Pea (Ministro de Interior), Rafael Vera (Secretario de Estado para la Seguridad), Ricardo Garca Danborenea (Secretario General del PSOE en Bizkaia), Francisco lvarez, Miguel Planchuelo (Jefe de la Brigada de Informacin de Bilbo), Jos Amedo (Subcomisario de la polica), Julin Sancristbal (Gobernador civil de Bizkaia), Michel Domnguez (Inspector de la polica) entre otros sin que ninguno de ellos llegase a cumplir una dcima parte de la condena impuesta y siendo, casi todos, indultados de sus condenas, a este grupo no llego a considerarlo terrorista este mismo Tribunal.

La Audiencia Nacional no consider como terrorismo o banda terrorista el secuestro, torturas, asesinato y ocultacin de cadveres de los jvenes vascos Jos Antonio Lasa y Jos Ignacio Zabala por el entonces teniente coronel de la Guardia Civil Enrique Rodrguez Galindo, el gobernador civil de Gipuzkoa Julen Elgorriaga, el teniente coronel de la guardia civil Angel Vaquero y los miembros de este cuerpo Enrique Dorado y Felipe Bayo fueron condenados en este mismo juicio a penas que en el caso de R. Galindo sumaron 75 aos de los cuales no llego a cumplir tres al concederle el tercer grado por unas arritmias nunca justificadas.

El domingo anterior casi 500 jvenes se reunieron en Donostia e hicieron un llamamiento a la sociedad para denunciar lo que ellos consideran una sentencia contra la juventud vasca, llamamiento con el que queran denunciar el fallo del Tribunal Supremo espaol y hacer un llamamiento a toda la juventud vasca y a la ciudadana en general para defender los derechos de la juventud. Una concentracin para el domingo da 4 a las 12 en el Arenal (Bilbo) y una manifestacin para el tambin sbado da 10 en Donostia.

La primera de ellas ha sido prohibida por el juez que los incrimin Baltasar Garzn recordando que el movimiento juvenil se encuentra incluido "como parte orgnica en el complejo terrorista ETA-KAS-EKIN que fueron declaradas organizaciones terroristas por la Unin Europea" y exige a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que adopten las medidas necesarias para el cumplimiento estricto de su resolucin. Seguramente podra haber puesto nfasis en sus palabras aunque dudo que pudiese ser ms claro en cuanto a sus verdaderos motivos el movimiento juvenil, de Euskal Herria se entiende, es parte orgnica del complejo terrorista. Ser vasco y ser joven es delito, hace aos Justo de la Cueva lo dejo escrito.

El llamamiento, con dignidad, de los padres y las madres de estos jvenes ha sido prohibido por el Departamento de Interior del Gobierno Vasco. Este mismo Gobierno que hace unos das pona en voz de su portavoz, Miren Azkarate, que la nica solucin posible y vlida vendr del dilogo y aseguraba que es lcito, saludable y polticamente correcto, el criticar las decisiones judiciales.

No es lo mismo citar a su Presidente y compaero de partido como imputado de un delito poltico, hablar de poltica con miembros de la izquierda abertzale, que condenar a estos por terrorismo por tratar de hacer desde la poltica una Euskal Herria sin conflictos, en paz y con los derechos de todos respetados. No era lo mismo, lo dejaron muy claro los das anteriores y posterior a la declaracin de ste ante el juez, citar a la izquierda abertzale por reunirse con el Presidente de su Comunidad Autnoma que citar a ste por reunirse con ellos.

El exportavoz del Gobierno Vasco y actual presidente del partido del Presidente del Ejecutivo y de su Portavoz lo ha dejado claro por cierto, apenas se ha apagado el eco de la declaracin de su compaero ante el juez, con Batasuna no vamos hablar hasta que no condene la violencia Ante todo coherencia y sinceridad poltica, de esto el PNV de Imaz anda sobrado tal vez por no haberlas utilizado jams. Este poltico esta demostrando que puede ser tan peligroso como amigo que como enemigo.

Estas madres y padres a las que una noche les arrebataron sus hijos, los encarcelaron provisionalmente, les obligaron a formar la caravana de la dispersin semana tras semana, a rebuscar en sus bolsillos fianzas que no han recuperado todava, que muchos no recuperaran jams porque sus hijos decidieron no someterse a esta clase de justicia tan especial y tiraron para el monte, que soportaron, gastos incluidos, los largos das de juicio en ciudad ajena y se los trajeron, al fin, a casa con ellos, tampoco todos pudieron volver al final del juicio, dos de ellos Aiora y Arkaitz quedaron tras aquella jaula de metacrilato pendientes de otra acusacin, tambin del juez Garzn, por pertenencia a banda terrorista. Otra fianza y otra vez absueltos, otras fianzas pendientes de recuperar por cierto y muchos meses de puta crcel sobre sus jvenes vidas por el delito de haber nacido vascos.

Segn estoy dando forma a estas lneas llegan las noticias, radio, internet y televisin, de la detencin de estos jvenes en el frontn La Esperanza de Bilbo, triste paradoja por cierto, que decidieron esperar a la ertzaintza para ser detenidos y cumplir, empezar a cumplir, esta condena que todos, o casi todos, han criticado y denunciado por su carga poltica.

Una vez ms los jvenes de Euskal Herria se han visto arropados, sus madres y padres entre los muchos, por cientos de personas que slo ven en quienes les llevan la razn del odio y de la fuerza.

Acabo de leer parte de las declaraciones de Brian Currin por el uso y la importancia del lenguaje en la resolucin del conflicto, de todos los conflictos, la criminalizacin del otro a travs de la propaganda y la prensa no ayuda nada. Muchas veces produce una excitacin de sentimientos que luego vamos a pagar si llegamos a la paz.

Desde ayer 22 jvenes cumplen condena, 23 si contamos la hija de Amaia e Igor de unos meses, porque a muchos les interesa que as sea y porque decidieron ajenos, tal vez, al derecho y a la razn, que fuesen culpables.

La ertzaina volvi a cumplir con su deber de polica, con las rdenes que su Consejero de Interior les haba dictado y con las rdenes de detencin que la Audiencia Nacional haba dictado contra todos ellos.

La ertzaina prohibi criticar esta condena obviando las razones esgrimidas no hace tanto por la portavoz del ejecutivo al que le deben, se supone, obediencia.

Las madres y los padres de estos jvenes con dignidad, coraje y emocin volvieron a exigir que les dejen en paz a sus hijos, que dejen en paz a los jvenes de Euskal Herria y volvieron a mostrar una fuerza que ellos, los que ordenan, saben que jams podrn dominar, ni doblegar.

La importancia del lenguaje en la solucin de todo conflicto, pero es imposible hacerse or por quienes se sienten cmodos y fuertes este estado de deshecho del cual son sus diseadores.

No hace mucho lea que estos jvenes son los jvenes del Estatuto de Gernika, 28 aos de lucha frente a la decisin del supremo era el titulo de una articulo publicado recientemente en el que se resaltaba el compromiso de stos, no slo de los hoy condenados, por una Euskal Herria mejor. La lucha de hoy, el futuro de maana era uno de sus lemas y hoy ellos estn hipotecando ese maana ahogando el presente, la lucha del hoy. Estn dicindoles a todos los jvenes que es peligroso serlo y sentir que tienen que forjar un futuro, su futuro, a su medida.

Para los padres y madres que han sabido, una vez mas, tomar el relevo de sus hijos y de su juventud prestada hacer bandera.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter