Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2007

Enrique Pineda, integrante de Jvenes en Resistencia Alternativa (Mxico)
La Otra Campaa articula un mosaico de resistencias en todo el pas

Juan Rey
Rebelin



Enrique Pineda es integrante de Jvenes en Resistencia Alternativa (JRA), colectivo adherente a la Sexta Declaracin de la Selva Lacandona y activo participante de la Otra Campaa. En su paso por Argentina luego de una charla convocada por el colectivo La Llanura- le realizamos esta entrevista, en la que expone sus puntos de vista acerca de la iniciativa lanzada por el Ejercito Zapatista de Liberacin Nacional, que cumple ya un ao de vida en stos das.


-Como toma Jvenes en Resistencia Alternativa el llamado del EZLN en la Sexta Declaracin de la Selva Lacandona?

Enrique Pineda: Jvenes en Resistencia Alternativa (JRA) es un colectivo pequeo, de una veintena de personas -esencialmente universitarios-; una cuarta parte de estos venimos desde el zapatismo, desde el alzamiento. JRA haba tenido y ha tenido siempre una afinidad muy cercana al EZLN y ha orbitado de hecho alrededor de las iniciativas del EZLN. Entonces era natural, de alguna manera, para nosotros, responder al mayor referente poltico que tenemos que es el EZLN (as lo hemos definido incluso dentro de JRA: el mayor referente poltico es el EZLN). Entonces la Sexta Declaracin viene en un momento de definicin, con muchas reflexiones que nosotros tambin habamos venido trayendo; la Sexta viene en un momento en que se abre una disyuntiva frente a la izquierda institucional, y donde nosotros ya tenamos una postura clara de no entrar en ese camino. La Sexta viene como un llamado de radicalizacin y de toma de postura en el cual JRA no tiene problema en entrar, sino que nos sentimos muy cmodos con esta definicin y con encontrarnos con mucha gente que tambin la haba hecho.


Cuntas organizaciones estn participando de la Otra Campaa y a cunta gente aglutina?

E.P.: Bueno, la Otra originalmente tiene, segn el informe que ha dado el EZLN, alrededor de 1100 organizaciones adherentes en todo el pas. Cerca de estas 1100, 400 son colectivos, 100 son pueblos indios, hay 200 o 300 que son organizaciones sociales (como as se definieron) y muchas ms que no se definen como ninguna de stas. Pero digamos, si ah lo ubicas, es ms o menos como el tipo de conformacin que tiene la Otra, con movimientos populares, sociales, organizaciones polticas y colectivos. Pero yo hablaba de la idea de los 5 dedos de la Otra: pueblos indios, clases medias radicalizadas organizadas en colectivos, precariado en el trabajo (de los trabajadores con condiciones laborales muy malas, no los grandes sindicatos); la gente de abajo ms excluida (como redes de trabajadoras sexuales, graffiteros, punks, homosexuales, lesbianas, pequeos colectivos todos ellos) y las organizaciones populares, ms sociales, ms representativas. Y en todo el pas es muy distinto. La Otra Campaa en cada Estado tiene una forma organizativa distinta, y cada uno ha tenido procesos tambin distintos de respuesta al EZLN. En algunos estados o provincias (como le diran ac) la respuesta es masiva y sumamente organizada; en algunos, hay mucho consenso, en otros no; en otros hay muchas diferencias; en otros hay problemas organizativos, en otros no; en algunos hay muy buena comunicacin, en otros no. Entonces, es un mosaico de resistencias que ha ido articulando la Otra Campaa en todo el pas y es un sector, una columna de los movimientos antisistmicos en Mxico, la principal. Es el nico que tiene extensin nacional, es el nico que ha, de alguna manera, articulado a los activistas de a pie, a los que estn en la calle, hablando con las personas, repartiendo volantes; un tipo de activismo que est muy cercano a la gente, en las escuelas, en los barrios. Es ese tipo de gente el que se ha reunido en la Otra Campaa.


Cual es el rol del EZLN en la Otra Campaa?

E.P.: Yo en un texto pona que el EZLN era como el imn que atraa a todas las resistencias y en este momento el zapatismo es el elemento cohesionador, como el cemento, que en este momento est muy fresco (risas), que trata de unir a las resistencias. Porque es un proceso paulatino. Porque en primer lugar, la definicin que entendimos en la Otra Campaa era (a diferencia de todas las otras iniciativas zapatistas que eran casi acciones, llamaba a acciones, la Convencin Nacional Democrtica, la Consulta por los Derechos de los pueblos indios, y contra la guerra de exterminio , que fue la Quinta Declaracin) a diferencia de esas declaraciones, sta invita a un proceso que no es necesariamente una accin sino una serie de acciones en una dinmica ms difcil. Es la iniciativa zapatista que ha durado ms tiempo, es la de ms permanencia, la que ms alcance nacional ha tenido y la que de alguna manera est intentando aterrizar lo que todas las dems declaraciones no haban podido. Y es una insistencia de la Otra Campaa el elemento organizativo. Entonces, el EZLN est tratando de articular todos estos objetivos, hacindolos muy claros y transparentes frente a todos los adherentes. El EZLN sirve en este momento como mecanismo de comunicacin entre todos (aunque cada uno hemos ido construyendo mecanismos autnomos de comunicacin), pero son ellos los que tienen un papel muy importante que todas las organizaciones pensamos debe ir aminorndose. No porque no reconozcamos la importancia del EZLN, sino porque pensamos que se tiene que ir construyendo un proceso donde ellos sean una organizacin ms. En este momento no lo es porque son los convocantes, son los que tienen mucho ms clara la estrategia nacional con la cual nos convocaron a todos, porque apenas nos vamos conociendo y porque apenas se estn creando las estructuras organizativas. Pero en este momento el EZLN sirve como elemento cohesionador, como elemento de consenso y como elemento de comunicacin. Y bueno, tambin, de alguna manera, como algn tipo de direccin poltica que es muy rara, porque, por ejemplo, en este momento, estamos en lo de la Consulta donde se estn consultando precisamente todas las caractersticas que debe tener la Otra Campaa: sus elementos organizativos, sus elementos de definiciones, su elemento de quin debe estar y quin no debe estar. Todas las caractersticas esenciales que van a construir lo que es la Otra Campaa: y es difcil o raro que un grupo guerrillero ponga a consulta cmo quieren que sea la iniciativa que el propio grupo ha armado, ha lanzado como convocatoria. Es decir, le esta preguntando a la gente, a todos los que nos hemos adherido, cmo creemos que debe ser ese camino.

-Pareciera tratarse de una experiencia indita incluso, una coordinacin de multiplicidad de experiencias a nivel nacional. Conocen en la Otra de otro proceso as?

E.P.: En Mxico no. Yo en lo personal veo la CONAIE, varias experiencias latinoamericanas o plataformas (bueno, las plataformas contra la guerra en Europa fueron muy exitosas), pero no en Mxico. Por eso a lo mejor estoy muy contento, porque para m en estos 12 aos de militancia nunca havia visto una coordinacin nacional tan convocante, tan permanente. Todas las coordinaciones nacionales a los tres meses tronaban o se convertan en coordinaciones electorales para lanzar diputados y ah se acababa el asunto. Entonces, yo en lo personal no veo ninguna cosa as en Mxico, es la primera vez que hay una experiencia organizativa verdaderamente nacional. En esto todas las coordinaciones han adolecido. Y las otras articulaciones (la izquierda armada, la gente del sindicalismo mas tradicional, etc.) no tienen este nivel de incidencia en todo el pas, nadie lo tiene, quizs slo los partidos polticos tienen este nivel de estructura nacional... Yo nunca haba visto a tantos grupos con tantas luchas y con tantas historias. Para m esto es indito y ya llevamos pues casi ao y medio en este proceso de la Otra Campaa (desde el lanzamiento de la Sexta en junio de 2005 hasta ahora). Siento que de alguna manera es una experiencia creativa y novedosa con una tonelada de problemas, pero en ese aspecto soy bastante optimista, porque he visto que hay mucho potencial en los movimientos sociales.


-Qu relacin tienen en la Otra Campaa con quienes no participan de ella, en un clima de mucha polarizacin a partir de la disputa electoral, de mucha gente pendiente de eso y con un cerco meditico muy fuerte alrededor de la Otra?:

E.P.: Yo lo que entiendo de las intenciones del EZLN (y as lo considero tambin, o sea estoy de acuerdo con esta visin del EZLN) es que estamos en una fase organizativa interna. Es decir, esta parte de la Otra Campaa -que es una diferencia que tengo sobre todo con ciertos intelectuales mexicanos, en el sentido del tipo de impacto que ha tenido en la poblacin- no era para la poblacin en general, sino para la gente que se acercaba con luchas organizadas, con luchas desde abajo, pero de alguna manera que ya est. A m me parece que en la segunda etapa es precisamente cuando este tipo de articulacin de la Otra Campaa se va a poner en movimiento. Hasta ahora fuimos obligados de alguna manera a responder a la coyuntura y a salir a la calle y a tratar de movilizar a gente por las coyunturas represivas que hubo en Atenco y en Oaxaca, pero me parece que no podra valorar el impacto que ha tenido ahora el tipo de respuesta que pudiera tener la otra campaa en esta red que se ha construido, porque finalmente esta red no ha puesto en marcha todo su potencial, toda su capacidad. Es todava una estructura muy dbil, en algunos lados no hay estructura (independientemente de lo que pensemos de las estructuras); entonces yo espero que el prximo ao, adems de las definiciones organizativas, empecemos un vuelco hacia fuera, hacia la calle, hacia los barrios, hacia las escuelas, hacia todos lados...

-Qu perspectivas le ves a l a Otra Campaa en el marco de una crisis poltica que parece profundizarse en Mxico?:

E.P.: Yo creo que en una iniciativa bien organizada, con una intencin poltica creativa (de sumar y no restar), mucho ms abierta de la Otra Campaa... la Otra Campaa es adems de todos los movimientos antisistmicos en Mxico la que tiene ms simpatizantes, es decir, que es evidente que hay una simpata en la calle, no slo con el EZLN, sino poco a poco con el resto de la Otra, solo que con todo ese potencial no sabemos ni cmo dirigirnos... es el principal obstculo que yo le veo. No hemos tenido definiciones de cmo dirigirnos a los no organizados, a los simpatizantes y a miles de gentes que de alguna manera podran estar de acuerdo con la posicin no solo de la Sexta sino en general de las organizaciones de la Otra Campaa. Entonces, a m me parece que la perspectiva tendra que acelerar el proceso de articulacin, porque tambin puede tener un reflujo interno la Otra campaa... Es muy desgastante, muy demandante tambin la Otra Campaa. Por ejemplo, para las organizaciones pequeas. Para nosotros ha sido muy demandante todo este ao y tenemos una capacidad limitada de respuesta; entonces deben generarse los espacios y definiciones ms rpidamente porque muchos necesitamos que la Otra se articule de una manera mucho ms horizontal y mucho ms organizadamente, para que podamos descansar en un poder ms colectivo. Pero entonces, cuando haya stas definiciones organizativas, nosotros esperamos poder retirarnos de ciertas tareas, que otros compaeros las asuman ms rotativamente y poder acelerar el paso en la construccin tambin de lo que se llama el Programa Nacional de Lucha (al principio el nombre a m no me gustaba porque viene mucho de la izquierda tradicional, pero el mtodo me parece fundamental)... Creo que el EZLN no slo est definiendo alternativas polticas sino tambin metodolgicas. El recorrido es una alternativa metodolgica muy innovadora y entonces me parece que el Programa Nacional de Lucha, dependiendo cules van a ser los mecanismo para que la gente desde los barrios, las colonias, las escuelas, los centros de trabajo, puedan empezar a hablar de sus problemas y plasmarlo en un programa general (a diferencia de cmo se constrien los viejos programas, de arriba hacia abajo), va a ser un potencial muy grande. La perspectiva entonces sera el Programa Nacional de Lucha, los elementos organizativos para 2007, y empezar el trabajo hacia afuera, hacia la banda como nosotros les decimos en Mxico...



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter