Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-09-2004

La vida de todos los das de los iraques en Bagdad
El mundo ms seguro de Bush: raptos, violaciones, asesinatos

Nermeen Al-Mufti
Al-Ahram Weekly

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Cuando el presidente George W Bush declar el fin de las "principales operaciones" en Irak el 1 de mayo de 2003, dijo que el mundo se haba convertido en un sitio ms seguro para EE.UU. Desde entonces, Bush, sus aliados, secretarios y comandantes, han repetido la afirmacin de que el mundo se ha hecho ms seguro para EE.UU.; que el 11-S no volver a ocurrir. Pero la guerra contra el terror tiene que continuar, promete Bush.

Lo que a nadie parece importarle son los iraques que han ido al infierno y han vuelto, del despotismo a las sanciones, de la guerra al caos. Que el mundo sea un sitio ms seguro, dijo el general de visin Martin Dempsey, comandante de la Brigada 354 de Asuntos Civiles, el da en que termin su perodo de servicio. "Ustedes han hecho el mundo ms seguro para sus familias", dijo a los soldados.

Y a pesar de ello las fronteras de Irak estuvieron desprotegidas durante seis meses, durante los cuales todo terrorista, gngster, narcotraficante y traficante de blancas no tuvo problemas para infiltrarse al pas. Y los iraques han salido del fuego para caer en las brasas. La muerte los acecha por todos lados. El crimen tiene su efecto. Y mientras el presidente Bush y sus asesores continan alardeando de que han convertido el mundo en un sitio ms seguro, Irak cae ms y ms profundo en la sangre y la desesperacin.

La historia de Sajidah, una novia de 23 aos, en la primera plana del peridico Al-Moatamar: Fue secuestrada con su cuada Hanan, de 17 aos, tres das despus de su matrimonio en Mahmoudiyah, 25 kilmetros al sur de Bagdad. Las dos mujeres fueron llevadas por la fuerza, con pasaportes falsificados, a Yemen, pasando por Siria. All, descubrieron que estaban con 130 jvenes mujeres iraques que haban sido secuestradas por una banda de prostitucin. Las dos mujeres lograron ponerse en contacto con su familia, que fue y las salv. Este crimen conmocion a un Irak ya traumatizado.

Fakhriyah es adicta a la droga. No logra recordar el nombre de su padre y no conoce su edad exacta, pero se ve como si tuviera unos 20 aos. Dice que viva en un orfanato y que fue secuestrada el da de la cada de Bagdad, cuando el orfanato fue saqueado. En su pocos instantes de lucidez, Fakhriyah recuerda que un tanque de EE.UU. estaba instalado cerca del orfanato, que est cerca de la estacin central de ferrocarriles en un punto no lejano del aeropuerto Al-Muthanna que se convirti en una base y prisin de EE.UU. Sus secuestradores se turnaron para violarla, la retuvieron durante ms tiempo que lo que puede recordar, luego la abandonaron en la calle en la que vive actualmente.

La encontr en un caf que proyecta pelculas pornogrficas (ridculamente apodadas "pelculas culturales"). Toda la clientela del caf est formada por adictos a la droga. Cuando no logra pasar la noche con uno de los clientes, duerme en la calle, que se hace ms y ms peligrosa y aterradora con el paso del tiempo. "Inhalo pegamento para no sentir lo que pasa a mi alrededor o quin me est violando una vez ms", dice Fakhriyah

y se va, a la busca de drogas para aliviar su permanente dolor de cabeza.

Las violaciones no eran algo comn en Irak. Los registros de la polica de antes de la ocupacin contienen cifras de violaciones de menos de una docena o algo as por ao. Puede ser que algunos casos no hayan sido registrados en un pas con fuertes tradiciones tribales, pero el que las cifras hayan aumentado a docenas por mes es algo nuevo y doloroso para los iraques. Otra tragedia es la de Sinaria, una nia de nueve aos que fue violada cerca del hogar de sus padres. Su hogar es una habitacin de hotel en un rea infestada de prostitucin y crimen. Su padre la llevaba siempre con l dondequiera que iba despus del incidente para protegerla de ms violaciones y en general era bueno con ella. Su madre, sin embargo, se volvi en su contra. Su padre termin por colocarla en un refugio.

Fuentes de la polica iraqu dicen que la mayora de las bandas que llevan drogas a Irak, dirigen las redes de prostitucin y secuestran mujeres, son dirigidas por no-iraques pero reciben ayuda de algunos iraques con antecedentes criminales o que no pudieron encontrar otro empleo.

Slo en Bagdad, segn estadsticas del Ministerio de Salud, entre el 5 de abril y el 31 de agosto de 2004 las operaciones de terror y la accin militar han causado la muerte de 730 hombres, 57 mujeres y 42 nios, y heridas en 4.260 hombres. 241 mujeres y 151 nios. Docenas han muerto por enfermedad y falta de medicinas, o simplemente porque no se podan permitir el precio de productos farmacuticos caros. Cientos ms han muerto en otras provincias. El mundo podr haberse hecho ms seguro, pero los iraques estn siendo masacrados.

Si EE.UU. est supuestamente seguro contra ataques similares al del 11-S, Bagdad se ha convertido en una ciudad de guetos. Al-Mansur, por ejemplo, est abarrotado de personas hasta las 10 de la noche, pero las calles que llevan al barrio estn vacas y son peligrosas. Lo mismo vale para Al-Harithiyah, donde los restaurantes de lujo siguen abiertos hasta las 11 de la noche pero, de nuevo, las calles que llevan al rea estn desiertas. Y en cuanto a los distritos pobres, todo el mundo est encerrado en su casa desde la cada de la tarde y el sentido de aislamiento aumenta por los cortes de luz.

Para que el mundo sea ms seguro, las fuerzas de EE.UU., despus de liberar Irak, estn ocupadas combatiendo el terror. Las brigadas de asuntos civiles que llegaron al pas para reconstruir Irak, estn ocupadas mejorando las condiciones de vida de los militares que combaten al enemigo. Irak sigue sin ser reconstruido, inundado en aguas residuales, falto de agua potable.

La Ministra de Obras Pblicas, Nesreen Berwari, declar a Al- Ahram Weekly que ms de la mitad de los nios en Sder City en Bagdad sufren de enfermedades causadas por el agua contaminada. Su ministerio tiene mucho que hacer pero insuficientes recursos financieros, ni siquiera de los pases donantes que prometieron fondos. El gobierno de EE.UU. prometi primero destinar 4.000 millones de dlares para la infraestructura. La suma fue luego reducida a 2.000 millones a ser entregados durante cuatro aos. El Congreso de EE.UU. que haba aprobado los 4.000 millones de dlares tiene ahora la intencin, en una accin sin precedentes, de reunirse de nuevo y cambiar su decisin. La ministra apel a los pases rabes y del Golfo a que suministren fondos para la infraestructura, en especial para el agua potable.

Los que dicen que el mundo es un sitio ms seguro quieren decir que EE.UU. est ms seguro; que mueran los iraques; no importa. Cuando un iraqu es matado por fuego amigo es decir por fuego de EE.UU. su familia recibe una compensacin de slo entre 200 y 500 dlares, y eso despus de un considerable papeleo. Un estadounidense matado en una operacin terrorista, en la que se identifica al culpable, vale 1 milln de dlares en compensacin. Los baratos mueren para que los dignos puedan sobrevivir no interesa que los baratos hayan construido una gran civilizacin y que ya hayan sufrido bastante.

Copyright Al-Ahram Weekly. All rights reserved

Al-Ahram Weekly Online : Located at: http://weekly.ahram.org.eg/2004/707/re5.htm








Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter