Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2007

Previsible rechazo de la justicia a indagar los abusos en Atenco

Jesus Aranda
La Jornada


Este martes se prev que el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin (SCJN) rechace la peticin de ejercer la facultad prevista en el artculo 97 constitucional, para investigar la presunta violacin grave de garantas individuales en San Salvador Atenco, estado de Mxico.

Despus que en la sesin del pasado jueves slo los ministros Genaro David Gngora Pimentel, Juan N. Silva Meza y Olga Snchez Cordero se pronunciaron por que la Corte investigue y que establezca un precedente que cierre el paso a la impunidad de los cuerpos policiacos, trascendi que el proyecto de dictamen elaborado por Sergio Salvador Aguirre Anguiano logre la mayora y el pleno deseche la peticin por considerar que el asunto no amerita del estudio del mximo tribunal.

Antes de decidir, el pleno adoptar un criterio sobre lo que considera debe entenderse como "violacin grave a las garantas individuales", y una vez superado el tema, los ministros discutirn si lo sucedido en San Salvador Atenco el 4 y 5 de mayo del ao pasado, debe ser motivo de una indagacin del mximo tribunal.

Sin embargo, los ministros Sergio Valls Hernndez, Jos de Jess Gudio Pelayo y Margarita Beatriz Luna Ramos ya adelantaron su criterio en el sentido de rechazar la peticin formulada por diversas ONG ­que fue retomada por el ministro Gngora Pimentel, quien formalmente solicit al pleno que determinara si ejerca o no la facultad de investigacin prevista en el artculo 97 constitucional­, con lo que de entrada, el proyecto de Aguirre entrar con cuatro votos asegurados.

Pero adems, este martes, se integra a los trabajos de la Corte el ministro Mariano Azuela Gitrn, quien estaba de vacaciones, y quien ha dicho en diversas ocasiones que el citado artculo "no tiene ni pies ni cabeza" por lo que se prev que al igual que en otras ocasiones, vote en contra de que la Corte investigue.

Resta tan solo que el ministro presidente Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, quien tambin se ha mostrado contrario a que la Corte ejerza su facultad de investigacin; Jos Ramn Cosso y Fernando Franco voten. Del primero es espera que, congruente con posturas anteriores, vote en el sentido del dictamen de Aguirre Anguiano con lo que se sumarn los seis votos necesarios para que el pleno deseche la peticin formulada.

"Sentar jurisprudencia"

Por otra parte, entre los testimonios que constan en el expediente, est el caso de la espaola Cristina Valls Fernndez, quien
fue examinada de regreso en su pas por el ex coordinador del Grupo de Salud Mental de Mdicos del Mundo Pau Prez-Sales, quien concluye que hubo violacin, tortura sicolgica y mental de la vctima a manos de elementos policiacos.
El mdico recomend al gobierno mexicano, "sentar jurisprudencia que, acorde a las leyes internacionales, tipifique la violacin sexual, usada a manera de intimidacin y amedrantamiento por agentes del Estado como forma de tortura".

Demanda "impulsar de manera inmediata" las reformas legales necesarias en Mxico, para perseguir "con mayor eficacia los delitos cometidos por agentes de polica y otros cuerpos de seguridad".

Pide la dimisin, y en su caso, enjuiciamiento y condena de los responsables polticos del operativo; identificar, procesar y sancionar a las autoridades federales y estatales que, por omisin o por accin, participaron en la planificacin del operativo policaco. Adems del "resarcimiento moral mediante una disculpa pblica por parte de un representante calificado del Estado mexicano".

En su dictamen, el tcnico de Salud Psicosocial de Mdicos sin Fronteras-Espaa (2001-2004), que consta de 26 cuartillas, da cuenta del testimonio y los exmenes mdicos hechos a Valls Fernndez.

"Puta etarra"

Parte del testimonio de Cristina Valls es el siguiente: "Fueron 6 horas de gritos y de golpes. Escuchaba gritos desesperados, gritos de 'ya no ms!' Me pareca que estaban violando a una compaera encima mo, cuando me levantaron para cambiar de posicin, vi en el suelo, a mi izquierda, una funda de preservativo. A una chica le pegaban y la obligaban a decir cosas como 'vaquero, dime vaquero!', le deca un polica mientras ste la golpeaba. Nos decan constantemente que nos iban a matar, que bamos a pagar la muerte de un polica; todos lo gritaban".

Agrega lo que sucedi durante el traslado hacia el penal de Santiaguito, en el estado de Mxico: "Ah fue cuando comenzaron a abusar sexualmente de m. 'Puta etarra', me deca un polica en la oreja, mientras me lama el cuello..., el polica introdujo sus dedos en mis genitales y ms manos comenzaron a pellizcarme los senos y a agarrarlos, hacindome mucho dao.

"Me viol repetidamente con una brutalidad ilimitada, arandome, golpendome, mientras deca: 'Te vas a acordar de esto toda tu puta vida. Te voy a dejar hecha mierda, humillada..., tenemos rdenes de matarlos. Tenemos permiso para hacer antes lo que queramos con ustedes... A ti se te acab: tu vida va a cambiar desde hoy y te vas a recordar de la polica mexicana hasta que te mueras. Te acordars de mi voz, hijaeputa. Te vamos a romper la madre para que cuando veas a un polica sepas que haz de agachar la cabeza, ya no vas a saber ni quin eres'. Todo esto me lo deca mordindome, jalndome del pelo y abusando sexualmente de m".

Despus de su arribo al penal, donde siguieron los golpes y las humillaciones de hombres y mujeres, Cristina Valls declar: "Finalmente pasamos de nuevo al comedor. Me dola todo el cuerpo, tena la espalda y los brazos llenos de hematomas y golpes, los pechos y el abdomen adoloridos..., pensaba que el polica actu bajo rdenes de sus superiores, l me lo dej claro, que el objetivo era que me acordara toda la vida de lo que me estaba haciendo..., y cuando ms me lo repeta me iba surgiendo ms rabia..."


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter