Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2007

La esperanza no es mera aritmtica

Eduardo Montes de Oca
Insurgente


Qu buen comienzo de ao! Los numeritos dan pbulo para la esperanza, y casi incitan a entonar loas al sistema que sustituy al feudalismo y se instaur por sus fueros algunos olvidan que rezumando sangre- despus de que sonadas revoluciones la francesa, la inglesa- le franquearan las puertas de la historia.

Alegrmonos. Resulta consenso entre los estudiosos que la economa mundial crecer a un ritmo de 4,7 por ciento de 2007 a 2011, lo cual consta en el editorial de un destacado diario mexicano- es ligeramente superior al desempeo de los cinco aos anteriores, uno de los mejores perodos quinquenales registrados.

Decididamente, habra que batir palmas, a juzgar por las previsiones. Para 2030 unos mil 200 millones de personas, el 15 por ciento de la poblacin del planeta, formarn parte de la denominada clase media, ahora constituida por 400 millones; la economa mundial podra pasar de 35 billones de dlares en 2005 a 72 billones; la cantidad de terrcolas con ingresos diarios de menos de un dlar caer de mil 100 millones a 550 millones, y mil 200 millones ganarn entre cuatro mil y 17 mil dlares al ao, por lo que pases como China, Mxico y Turqua conseguirn un estndar de vida promedio comparable con el de la Espaa de hoy... Que no es poco pedir, caramba.

Cualquiera pensara que las cifras restan argumentos al mismsimo pensamiento de Marx. Cualquiera no; ms bien los que se empean en andar de desavisados por estos andurriales de Dios. Porque la pupila en vigilia y el miocardio inclume compelen, cuando menos, al cotejo de fuentes, incluso al cotejo de datos de una misma fuente. En este caso, de un informe emitido por el inefable Banco Mundial.

Institucin que, aunque lejos de cantar la palinodia - dejara de ser ella misma si arremetiera contra el neoliberalismo, base generatriz de las contradicciones que seala-, advierte que el aumento de la riqueza podra profundizar las desigualdades de ingresos y las presiones ambientales.

As que costos sociales y ambientales del despegue econmico de los prximos aos. En dos tercios de los pases en desarrollo, la brecha de ingresos entre los ricos y los pobres se incrementar, sin duda alguna. Y aqu aparece una seora constatacin: la izquierda heterognea y en ciertos puntos confundida tras la cada de un paradigma nombrado socialismo real- no est tan descaminada como algunos pregonan, sin tascar freno, desde la derecha del espectro poltico internacional

Y la izquierda se encrespa, por supuesto. Y nosotros con ella, o como parte de ella. Porque los consejos del organismo mundial, los consejos del sistema el rezumante de sangre, recuerdan?- carecen de consistencia. Totalmente.

Alguien se lo ha preguntado en voz alta: Cmo es posible promover una liberalizacin econmica mientras se exigen reglas para solucionar los problemas ecolgicos y sociales? Ante el hecho, enunciado por el susodicho banco, de que frica resultar (resulta) el continente ms rezagado, a tenor de su fragilidad poltica y de su vulnerabilidad frente a las fluctuaciones de los precios de las materias primas, acaso los inversionistas estarn listos para detenerse en la lgica de competencia mundial?

Que lo afirme quien lo crea, que nosotros continuaremos en el papel de aves agoreras, s; de descredos, o como gusten llamarnos, pues no comulgamos con la aseveracin salomnica de que el libre comercio o sea el neoliberalismo- deviene benfico para todos, sin distincin, mientras persistan las apuntadas desigualdades. (Por cierto, un estudio del Instituto Mundial para la Investigacin sobre el Desarrollo concluye que slo el dos por ciento de los adultos de cada hogar del mundo posee la mitad de la riqueza mundial).Y al paso que lleva el rezumante, las desigualdades campearn por los siglos de los siglos

Digo, si a la vuelta de un pestaazo histrico dcadas, aos?- no las coarta la universalizacin de un sistema que eche a un lado al que puja por la concentracin de la renta y que, por tanto, se convierta en carne de la verdadera esperanza, ms all de unos numeritos cuyo anlisis cuidadoso nos hara apartarnos del grupo de los que baten palmas, por calculadores, malintencionados o simples.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter