Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2007

Ante la reeleccin de Chvez
Se redobla el acoso meditico de PRISA y sus colaboradores

Pablo Snchez y Ramn Sambls
Argenpress


No es un secreto para nadie que el proceso revolucionario protagonizado por millones de desposedos en Venezuela y dirigido por Hugo Chvez ha sido y es, una de las bestias negras de los medios de comunicacin en el Estado espaol, en especial de El Pas y el grupo PRISA.

Con una intensidad mayor o menor, a veces de forma intermitente, los medios de comunicacin de masas no han escatimado en ataques contra la Revolucin Venezolana y en particular contra Hugo Chvez como cabeza ms visible de este proceso. Siempre en un tono jocoso (hay que recordar que Venezuela est en el Caribe) se manipula, se miente y se engaa preparando al pblico, otra vez, para la siguiente embestida contra la Revolucin.

Subida de tono

Pero El Pas cuenta con la inestimable ayuda del resto de la prensa libre. En su edicin del 6 de enero del presente ao, La Vanguardia public la noticia de la sustitucin del vicepresidente Jos Vicente Rangel por Jorge Rodrguez en el nuevo Gobierno de Chvez en los siguientes trminos, La sustitucin de Jos Vicente Rangel, de 77 aos, caus sorpresa tanto por la figura de quien se va como la del que llega. El hasta ahora vicepresidente del pas considerado la cara amable del rgimen, ocupaba cargos en el gabinete desde que Chvez lleg al poder en 1999. Jorge Rodrguez, un psiquiatra de 41 aos, ex presidente del Consejo Nacional Electoral y de la lnea dura, es su sustituto.

El artculo contina con una descripcin muy partisana del nuevo vicepresidente en la que destaca una interpretacin de la realidad muy particular. Jorge Rodrguez es visto como un poltico radical con quien las fuerzas democrticas tuvieron frecuentes y agrias discusiones cuando ocupaba la presidencia del CNE. Rodrguez fue clave para retrasar en ms de un ao el referndum que deba decidir la continuidad del presidente, dando as tiempo a Chvez para que implantara los programas sociales en los que se apoy para ganar las sucesivas votaciones (www.lavanguardia.es 6 de enero 2007)

Si leemos entre lneas el libro de estilo de La Vanguardia, encontramos que la maniobra antidemocrtica es rechazar centenares de miles de firmas falsificadas o pertenecientes a difuntos y nios recogidas en un proceso que estuvo rodeado de presiones diplomticas externas. Ese proceso fue marcado tambin por la intimidacin contra los simpatizantes de la revolucin en las calles, en las empresas y centros de estudio por parte de grupos de provocadores, y que estuvo coordinado por una ONG llamada Sumat que recibe fondos de los Estados Unidos y que ha sido investigada por los tribunales por la poca transparencia de su financiacin. Aun as, segn el corresponsal en Caracas de este peridico cataln parece que el mayor pecado de los que ha cometido Hugo Chvez sea el de gobernar para la mayora que le ha escogido y refrendado en 9 ocasiones y llevar a cabo las Misiones que han cambiado la vida de millones de trabajadores, desempleados, estudiantes, campesinos y pobres urbanos que ahora tienen acceso a servicios que a pesar de ser tan bsicos como la educacin, la sanidad gratuita, la vivienda y la alimentacin a bajo coste, no estaban al alcance de ese 80% de venezolanos que viven en la pobreza.

Pero esta es la lnea que se impone desde Europa, y Espaa es particularmente activa en la defensa de la democracia venezolana. Por ejemplo el portavoz del Partido Popular en la Comisin de Exteriores del Parlamento Gustavo de Aristegui (un posible ministro de Asuntos exteriores) escribe en su blog, Llevo aos denunciando la deriva totalitaria del rgimen de Hugo Chvez Fras, hemos detallado cmo ha ido adaptando la Constitucin, las leyes y las principales Instituciones del Estado a su planes y ambiciones. La concentracin de poder viene confirmndose desde hace aos, la separacin de poderes, el estado de derecho, el imperio de la ley, el pleno respeto y garanta de los derechos y libertades fundamentales, son todos pilares esenciales de la democracia, que en Venezuela dejaron de existir hace ya algunos aos. Quizs este buen hombre lleve haciendo esta ardua tarea de denuncia desde que su partido, entonces en el Gobierno, apoy el golpe de estado contra el Gobierno democrticamente elegido por el pueblo venezolano el 2002. Aunque para el principal partido de la derecha espaola las derivas totalitarias no tienen nada que ver con cargueros llenos de fuel en las costas gallegas.

En su mismo blog contina, La oposicin ha denunciado de manera reiterada que las mquinas electorales smartmatic podan favorecer de manera muy fcil la manipulacin de los resultados electorales. Adems del posible fraude electoral electrnico es de justicia denunciar el escandaloso ventajismo de los partidarios del teniente coronel Chvez, que le permiti usar y abusar de la retransmisiones en cadena, amedrentar a sus opositores y amenazar a los medios de comunicacin crticos con no renovar sus licencias si continuaban en su lnea editorial. (http://blogs.periodistadigital.com/aristegui.php). Es importante destacar el tono condicional de todas las acusaciones, ya que no tienen ningn tipo de argumento de peso para desprestigiar el proceso.

Prensa independiente

El estilo de la prensa burguesa y sus representantes es claro, mezclar acusaciones veladas sin dar un solo dato con mentiras que ante la vaguedad general parecen plausibles, pero que cualquier venezolano o cualquiera que conozca la realidad de ese pas sabe que son manipulaciones conscientes. Ms adelante seguimos con el tema de la libertad de prensa.

No es de extraar a nadie la reaccionaria trayectoria de La Vanguardia y los intereses del Grupo God (dueo de este peridico), ya que se enlazan con los sectores ms rancios de la sociedad catalana y espaola. Lo que si que podra sorprender ms es la virulencia que destilan los ataques de El Pas, un diario supuestamente independiente, progresista y que segn su libro de estilo acoge todas las tendencias, excepto las que propugnan la violencia para el cumplimiento de sus fines.

Desde que Hugo Chvez lleg a la presidencia a finales del ao 1998, El Pas no ha desaprovechado ocasin para apoyar todas las medidas reaccionarias emprendidas por la burguesa venezolana, los magnates de los medios de masas, los sectores ms reaccionarios de los militares venezolanos y la embajada estadounidense en Caracas.

El 13 de abril de 2002, dos das despus del sangriento intento de golpe de estado que dej decenas de muertos y desat una represin brutal, El Pas trataba esta cuestin en trminos de asumir la presidencia por parte de Pedro Carmona.

El mismo da de las elecciones presidenciales de 3 de diciembre de 2006, El Pas publicaba un reportaje donde se haca una radiografa de la familia de Chvez en el que se citaba el uso de la ciruga esttica por parte de la madre de Chvez y sus vestidos como una muestra de la corrupcin imperante en el estado donde su padre es gobernador y por extensin a todo el pas. En un pas que es la quinta nacin exportadora mundial de petrleo, que tiene decenas de empresas ocupadas y autogestionadas por los trabajadores, que desde hace un ao es un pas libre de analfabetismo reconocido por la UNESCO, en el que la vida poltica involucra a millones de personas ms all de presentarse en unas urnas cada cuatro o cinco aos tan importantes son los lftings de la madre de Chvez?

Tres das ms tarde el mismo medio propiedad del grupo PRISA publica una editorial en el que trata la cuestin del lanzamiento del Partido Socialista Unificado de Venezuela y los cambios de gabinete de la siguiente manera, El hecho de que el pluralismo pueda depender del antojo de una persona es ya muy grave; pero si en esa profundizacin revolucionaria, Chvez se consiente todo aquello de lo que hasta ahora se haba abstenido en materia de ordeno y mando, Venezuela no ir hacia el socialismo, sino a un populismo ultra, por muy social que diga ser. No parece que Chvez pretenda acabar de momento con la libertad de expresin. Pero, ms que nunca, el pas necesita una oposicin activa y libre para atajar democrticamente toda deriva hacia la dictadura. (El Pas digital 15 de diciembre 2007)

De que tipo de oposicin activa y libre estamos hablando? Sin lugar a dudas el que utilicen la figura de Teodoro Petkoff, ex-dirigente del Partido Comunista de Venezuela y del Movimiento Al Socialismo venezolano, como dirigente de una oposicin democrtica y sensata no engaa a nadie. A pesar de querer dar una imagen de opositor izquierdista Petkoff ya enterr sus supuestas creencias progresistas y de izquierda cuando siendo ministro en el gobierno de Rafael Caldera en los aos 90 dirigi la Agenda Venezuela, un conjunto de medidas antisociales que buscaban reiniciar el proceso de privatizacin, eliminar la Seguridad Social y de prestaciones sociales para as obtener crditos del Fondo Monetario Internacional. Recientemente ha orquestado toda la campaa electoral de Manuel Rosales a la Presidencia del Gobierno. De hecho es el mismo Petkoff el inventor del nuevo termino que la intelectualidad anti-chavista utiliza: el totalitarismo light. El Pas ha hecho suya esta nueva clasificacin. (http://www.elpais.com/articulo/opinion/Chavez/recta/final/elpepuint/20070111elpepiopi_1/Tes).

Intereses no tan ocultos

La explicacin del odio que se desprende por los cuatro costados hacia la revolucin venezolana reside en que el poderoso grupo de comunicacin tiene muchas inversiones en Latinoamrica. Posee una televisin (ATB) y los peridicos Extra, Nuevo Da y La Razn en Bolivia. Gracias a editoriales del grupo Prisa, como Santillana, tienen una implantacin en casi todos los pases donde se habla castellano. Sin mencionar los libros a precios abusivos que se pueden encontrar en todas la libreras de Amrica Latina. Tambin tiene como socio en Venezuela al grupo Cisneros, el mayor grupo meditico de este pas, que controla Venevisin. Gustavo Cisneros, propietario del grupo es la tercera persona ms rica de Latinoamrica. Es el dueo del concurso de Miss Venezuela, equipo de Beisbol Leones de Caracas, de compaas alimentarias y de refrescos, etc. Y es amigo de los Bush.

Tampoco hay que olvidar los vnculos que Prisa tiene con multinacionales espaolas con presencia en Latinoamrica como Repsol-YPF, que en publicidad invierte cada ao cantidades millonarias. Telefnica es duea del 20% de Sogecable, BBVA y BSCH, son los dos primeros bancos de Latinoamrica y casualmente tambin tienen lazos econmicos con el grupo Prisa.
(http://www.elmilitante.org/index.asp?id=muestra&id_art=3200)

El Pas, en esta cuestin fundamental para los intereses del capital espaol en Amrica Latina es claro, Chvez y su gobierno radical son un peligro y los buques insignia del capitalismo espaol estn amenazados. Chvez ha empezado a nacionalizar, an no est claro si habr compensaciones. La lucha entre las diversas alas del Gobierno es importante, pero de todos modos las alarmas suenan en Madrid en las sedes de las grandes multinacionales.

En la de Telefnica (duea de la antigua Tellcell renombrada Movistar cuando fue comprada a Bell South) que con la nacionalizacin de la Compaa Annima Nacional Telfonos de Venezuela, de la que Telefnica de Espaa tambin controla algo ms de un 6%, se convierte en la siguiente en la lnea de tiro. Tambin en el Banco Santander (dueo del Banco de Venezuela con activos de ms de 5.000 millones de dlares, el primer banco del pas), junto con Repsol-YPF, la lista incluye a las empresas que ms se han beneficiado de la privatizacin en masa que se dio en Venezuela en los aos 90, y otras grandes corporaciones estn preparando su tctica para recuperar lo que es suyo.

El Grupo Prisa (al que pertenece el diario El Pas) comparte con Telefnica el control del conglomerado televisivo Sogecable que comercializa el Canal Satlite Digital. Tanto el Grupo Prisa como Telfonica han emprendido operaciones comunes en Amrica Latina, especialmente en la radio argentina. Por otro lado, Repsol y Prisa han ido de la mano en el caso del gas boliviano y desarrollan estrategias conjuntas para favorecer los intereses de ambos, como el seminario que organiz el Grupo Prisa en Bolivia bajo el ttulo Nuestro Gas Ms All de la poltica.(http://www.lahaine.org/articulo.php?p=7382&more=1&c=1).

Lo increble es que algunos tericos de extrema izquierda argumenten que ya que Telefnica pierde su mayor competidor, CANTV, la nacionalizacin le viene muy bien, sin entender que este giro a la izquierda de Chvez se da en un contexto de profundizacin de la Revolucin junto a un nuevo Gobierno y toda una nueva serie de medidas como los consejos comunales. Por ello est el capital afilando sus espadas.

El PSUV y las SS

Tal como reza el refrn, quien paga el flautista elige la meloda. La prensa espaola simplemente defiende los intereses econmicos de los consejos de administracin de las exitosas empresas espaolas. Por supuesto con la inestimable ayuda del Partido Popular y el silencio de la direccin del PSOE. Otra de las perlas del blog del Seor Aristegui: La Agencia Tributaria venezolana, el SENIAT, se ha convertido en otro instrumento de presin, que no crea el lector que la amenaza consiste en buscar al defraudador y someterlo al chantaje de la inspeccin y la crcel si no se pliega, es mucho ms burda, se inventan delitos fiscales, se fabrican pruebas y se crea un caso de derecho-fiscal-penal-ficcin, en el que la vctima carece de derechos, capacidad para defenderse o incluso de rplica, puede dar con sus huesos en la crcel, pagando una multa inhabilitante o con sus bienes confiscados. Esta gente combinan dos sntomas de una enfermedad muy comn en el PP, por una parte hay una alergia a no pagar impuestos y por otra existe una amnesia selectiva del sistema financiero venezolano y su historia previa, que era de fraude fiscal por parte de las supuestas valedoras de la democracia venezolana: las clases medias.

Pero nuestro gran demcrata nos da una leccin de conocimiento de la realidad diciendo: Otra cuestin importante es la creacin de las milicias populares que slo dependen y responden ante el presidente, y son ms un calco de las SS nazis que otra cosa. Suponemos que su conocimiento de las SS nazis pasa por haber sido militante de Nuevas Generaciones, pero en realidad esta acusacin simple y llanamente hace rer. Lo indignante es que esta gente de lecciones de democracia a un Gobierno que ha ganado 9 elecciones de diverso tipo de manera seguida con ndices de participacin nunca antes vistos.

La ltima campaa de la prensa en Venezuela, que pronto llegar a nuestras costas, es sin duda acusar a Chavez de dictatorial por la Ley Habilitante clave para el desarrollo del Socialismo del siglo XXI. Sin ningn argumento, ya que es un procedimiento utilizado anteriormente, el problema es que los intereses econmicos de la burguesa venezolana y las multinacionales estn en juego, no tardaremos de ver la reaccin de la derecha en Europa.

La postura histrica del PP va en sintona con la actitud ms sutil de los medios de comunicacin, por ejemplo ante el anuncio de la creacin del Partido Socialista Unificado de Venezuela, toda la prensa en bloque empez a gritar que era el inicio de la dictadura y empezaron a llamarlo partido nico, lamentndose de la inminente prohibicin de todos los partidos. Algo que Chvez ya ha dicho que no pasar.

Existe una extensa bibliografa sobre la manipulacin meditica, la cuestin fundamental es la siguiente Qu debemos hacer ante esta flagrante manipulacin? Ahora ms que nunca hay que tomar partido y desenmascarar a los intereses de la prensa independiente y tomar partido con las masas en Amrica Latina. Todos los simpatizantes sinceros de la Revolucin Bolivariana debemos aprender las lecciones del Gobierno de la Unidad Popular en Chile y el papel de la prensa libre y no permitir estas intromisiones en el proceso de construccin de una nueva sociedad libre de explotacin y de las mentiras de los medios de comunicacin capitalistas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter