Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-02-2007

Explotacin en El Corte Ingls: Atreverse a luchar, atreverse a vencer

Trabajadores de Hipercor
Rebelin



El grupo El Corte InglsHipercor ha aumentado sus beneficios todos los aos sin excepcin. En el ltimo balance presentado sobre la actividad del 2005, aparecen 611,46 millones de euros de ganancia. Todo para una familia. Este poder econmico, como tradicionalmente ocurre en nuestro sistema capitalista, no queda reducido al mbito de la empresa sino que, por ejemplo, extiende sus garras a otro negocio como el de los medios de comunicacin, donde ni t ni yo seguramente hayamos visto o ledo en la vida algo que vaya en contra de El Corte Ingls, de sus prcticas mafiosas o de la explotacin a la que somete a sus trabajadores. La empresa parece un gigante invencible que fija precios, financia su propio dinero, domina a sus trabajadores y crece, crece sin parar.

En lo profundo de todo este mundo de mercancas e ilusin que vende la empresa nos encontramos los trabajadores. Empleados, vendedores, reponedores, cajeras, limpiadoras, vigilantes, subcontratas, transportistas, etc. Todos trabajamos por un salario en el mismo centro de trabajo. Vivimos de ese salario aunque nos cuesta llegar a fin de mes. Tenemos intereses comunes ms all de que a la salida nos decimos "hasta luego" y no nos vemos hasta el da siguiente, aunque muchas veces no nos damos ni cuenta. En el piso, en la calle, en el bar tenemos nuestras preocupaciones pero cuando entramos a trabajar es diferente. Aqu somos uno ms, y tus problemas no pintan nada porque hay que trabajar.

Nos tratan como una mercanca ms, nos compran a cambio de un dinero, nos mueven a donde nos necesitan y a los que consideran que sobran...a la calle. Se dedican a calcular sus beneficios reduciendo personal, aumentando nuestras funciones, manteniendo nuestros salarios estancados, precarizando nuestras condiciones laborales, etc. Todo esto (nos repiten) en nuestro beneficio, ya que si la empresa va bien entonces "ganamos todos". Pero cada vez somos menos, cobramos poco y trabajamos ms.

Los trabajadores de la empresa cobran 600-700 euros segn el convenio de comercio y grandes almacenes. Las subcontratas cobran por lo general menos, tienen diferentes convenios (limpieza, seguridad, etc.) o directamente estn sin convenio (servicios auxiliares). Otros estn en negro cobrando una miseria por jornadas de 12 horas (transportistas).

Arriba de nuestras cabezas se encuentra un entramado de mandos, jefes y "sindicalistas profesionales" de FASGA y FETICO. Este autntico ejrcito de guardianes de la empresa est sobredimensionado en relacin a la plantilla. No es casualidad. Es una estrategia utilizada en las grandes empresas del sector (Walt-Mart, por ejemplo) para mantener sometidos y vigilados a los trabajadores. Son los ojos y odos de la empresa, con la inestimable ayuda, por supuesto, del dispositivo de "cmaras de seguridad" implantado por todo el centro con el pretexto de los robos.

Existe adems un sistema de incentivos que aparecen en las nminas como "complemento personal", utilizado por la empresa para mantener de su lado a los jefes, para financiar a los mangantes de los "sindicatos" amarillos y tambin, ms sutilmente, para aumentar la competencia entre los trabajadores (intentando dividirnos). As podemos encontrarnos con nminas de 6.000 euros que nos demuestran adnde va a parar una parte de los beneficios que la empresa consigue al exprimirnos.

Prefieren mantener toda esta estructura antes que aumentar nuestros salarios. Por lo tanto, el objetivo de El Corte Ingls no es "mejorar nuestra calidad de vida" sino mejorar la de sus dueos y cmplices a costa de nosotros, los trabajadores. As funciona el capitalismo en todo el mundo. Como el len que, para sobrevivir, se come a las cebras.

Ye lo que hai? Cmo nos preparamos para enfrentar estos ataques? Cmo avanzamos en nuestras condiciones de trabajo? La representacin sindical en la empresa (CCOO, UGT) a nivel estatal es reducida. Esto obviamente se debe a que la represin se ha cebado en los compaeros que luchan por construir una alternativa que intente resolver los problemas de los trabajadores desde una perspectiva de clase. A pesar de esto hay una tendencia al aumento en votos e influencia. Por ejemplo en nuestro centro de trabajo pasadas las ltimas elecciones nos encontramos con una representacin de CCOO que ha conseguido el respaldo de muchos trabajadores. Consideramos muy positivo este resultado que refleja por un lado el trabajo paciente de los compaeros y por otro el deseo de cambio de una parte importante de la plantilla. Pero slo debemos esperar a que haya una representacin mayor que nos permita conseguir mejoras? Esto sera un grave error por dos cuestiones: 1- Dejaramos de lado otras formas de lucha relegando todo para conseguir la ansiada mayora sindical. 2- Nuestros triunfos no dependen exclusivamente de que tengamos esa mayora.

Por supuesto que las elecciones sindicales son una parte importante en la lucha de los trabajadores por sus intereses. Pero slo una parte. Incluso consiguiendo un porcentaje elevado de representacin en una empresa. Cmo avanzamos construyendo y manteniendo la estructura sindical frente a la represin patronal? Cmo enfrentarse con los sindicatos amarillos, a su estructura, a su gran poder econmico y coercitivo?

Los que escribimos este texto que tienes entre las manos somos un grupo de trabajadoras y trabajadores conscientes de que la lucha es el nico camino. Ya que el camino es duro, tratamos de implicar a ms compaeros y compaeras, estn sindicados o no, pertenezcan a la empresa o sean de las subcontratas para participar elaborando y repartiendo panfletos, pegando carteles, buscando apoyo econmico, debatiendo propuestas, compartiendo experiencias con el objetivo siempre presente de fortalecer el sindicalismo de clase y en definitiva, de generar alternativas. Ese es el camino. No inventamos nada nuevo. Queremos aportar nuestro granito de arena para recuperar las mejores tradiciones de lucha de nuestra clase.

La empresa no descansar ni un segundo para mantenernos explotados, sometidos y callados. Por lo tanto estamos obligados a hacer lo mismo para defender lo nuestro, para decir basta de persecuciones, basta de mentiras, de chantaje y de explotacin. La nica lucha que se pierde es la que se abandona.

EMPLEOS FIJOS Y SALARIOS DIGNOS YA!
POR LA LIBERTAD SINDICAL!
POR UN SINDICALISMO DE CLASE, ASAMBLEARIO Y COMBATIVO!
LA LUCHA ES EL NICO CAMINO! ORGANZATE Y LUCHA!

Trabajadores de Hipercor (Salesas) (Oviedo).
Si ests interesado y quieres participar, contacta con nosotros o envanos cualquier sugerencia, comentario o crtica:
[[email protected]]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter