Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-02-2007

La OTAN en Oriente Medio: el puo de hierro de la dominacin econmica

ngeles Maestro
Rebelin


0. Introduccin

El proceso de integracin de la izquierda institucional europea en el bloque dominante, marcando el paso que los imperialismos de EE.UU. y de la UE ordenan, ha tenido una nueva vuelta de tuerca con las votaciones parlamentarias para el envo de tropas a Lbano.

Refundacin Comunista, el Partido Comunista Francs e IU (de acuerdo con el PCE)1 han apoyado el envo de importantes contingentes militares para consolidar una estrategia en la que la OTAN, la UE y la ONU se intercambian los papeles de un mismo drama de saqueo y dominacin.

La opinin de los pueblos, desinformada e intoxicada por falsimedia, sucumbi ante la ensima ocultacin de los verdaderos intereses en juego y ante el horror de los 34 das de bombardeos israeles sobre la poblacin civil libanesa que ocasionaron 1.200 muertos, en su mayora nios y mujeres. Comulg con las ruedas de molino de las intervenciones humanitarias y las fuerzas de interposicin para la paz, sin que preguntas obvias como las siguientes2, tuvieran respuesta en los medios oficiales:

Por qu la ONU enva tropas para obligar a cumplir esta Resolucin del Consejo de Seguridad y no las decenas de ellas, la mayor parte de la Asamblea General, que obligan al estado de Israel a retirarse de los territorios palestinos, libaneses y sirios ocupados desde 1967? Por qu tras intentar sin xito que el despliegue fuera mandado por la OTAN porque se notaba demasiado que se trataba de ocupar otro pas rabe el 95% de las tropas son de la Alianza Atlntica y se ha consentido al pas agresor imponer vetos a tropas de determinados pases? Por qu las tropas de la ONU, se supone que de interposicin, se ubican en territorio libans, el pas atacado, y no en Israel, el pas invasor? Cmo se explica que ni se nombre la ocupacin por el estado sionista, de las granjas de la Cheb, ni de los Altos de Goln? Despus de 34 das de bombardeos sobre poblacin e infraestructuras civiles que han asolado Lbano, puede admitirse que no se imponga ningn tipo de pago a la potencia econmica que lo ha destruido? Puede aceptarse que se imponga un embargo de armas a la resistencia libanesa, y no se haga lo propio con el pas agresor que es una de las mayores potencias armamentsticas del mundo incluido el armamento nuclear que recibe anualmente 3000 millones de dlares en ayuda militar de EE.UU. y que lo emplea a diario para asesinar poblacin civil en Palestina?

Estas preguntas desenmascaran por s mismas el discurso de la imposicin de la paz o de la ayuda humanitaria, realizada por militares y no por personal sanitario o educativo, como hace Cuba.

Las respuestas adecuadas no pueden encontrarse si contemplamos exclusivamente las relaciones israelo-libanesas y/o tenemos en cuenta slo los antecedentes ms inmediatos, que es lo que se hace sistemticamente desde las multinacionales de la informacin .

Los dos grandes requisitos del mtodo cientfico, el anlisis del fenmeno a estudiar, en sus relaciones y en su desarrollo, se hacen imprescindibles para entender los sucesos de esta convulsa regin, en la que Iraq, Afganistn y Palestina continan ardiendo y todo hace presagiar nuevos escenarios blicos3, otra vez en Lbano, Siria e Irn.

Este trabajo se propone, diecisis aos despus de la primera guerra imperial contra Iraq, realizar un breve recorrido por los acontecimientos ms destacados, dedicando especial atencin a aquellos que sin ser menos significativos hayan tenido poca trascendencia pblica, para poder valorar el desarrollo de la estrategia del imperialismo y dentro de ella el papel privilegiado y creciente de la OTAN - y poder situar mejor las necesidades actuales del internacionalismo.

1.1991, escenario geoestratgico del primer intento de aniquilar Iraq

Tras el hundimiento de la URSS, la devastacin producida en Iraq entre enero y febrero de 1991 por 109.876 misiones de bombardeo4, una cada 34 segundos, durante 42 das, en el marco de un embargo genocida que asesin 5.700 nios menores de 5 aos al mes, durante 12 aos, segn UNICEF5, inaugura la estrategia del imperialismo estadounidense de imponer un Nuevo Orden a escala planetaria.

El ataque fue realizado por una coalicin multinacional liderada por EE.UU. y Gran Bretaa, en la que participaron Arabia Saudita, Egipto, Siria y Francia. Japn y Alemania contribuyeron generosamente a su financiacin. La Comunidad Econmica Europea call otorgando, mientras los pases miembros reafirmaban con el envo de tropas y el apoyo logstico su compromiso con la OTAN. La implicacin directa de la OTAN fue impedida por la oposicin decidida de Francia y Alemania, pases que, no obstante, apoyaron en diferente medida el ataque. Turqua, pas miembro de la OTAN, tampoco envi tropas, aunque su participacin fue decisiva facilitando el uso de la base estadounidense de Incerlik, cercana a la frontera turco-iraqu, y autntico portaviones desde el que despegaban y al que volvan los bombarderos.

El Ministerio de Defensa del gobierno PSOE describe as la participacin espaola en el marco de la OTAN 6 :

10 de septiembre/25 de marzo de 1991: La OTAN pone en marcha un conjunto de acciones y medidas militares de precaucin y disuasin en la operacin Southern Guard , con motivo del conflicto del Golfo Prsico, con objeto de proteger la seguridad del trfico martimo, la libertad de navegacin en el Mediterrneo y reforzar la capacidad de defensa area en la Regin Suroriental de la Alianza, ante las amenazas del presidente de Irak, Sadam Hussein, de efectuar acciones hostiles en dicha zona.

Israel no particip, al menos pblicamente, en ninguna operacin militar a pesar de que recibi en su territorio el impacto de 39 misiles Scud, disparados desde Iraq. La pasividad aparente del estado sionista era clave para lograr lo que poco tiempo atrs pareca imposible: la presencia de tropas de tres pases rabes en un ataque militar dirigido por EE.UU. contra otro. La participacin de Egipto, que ocupa el tercer lugar del mundo entre los mayores receptores de ayuda militar de EE.UU. (detrs de Israel y Colombia) a partir de la firma bilateral del acuerdo de paz con Israel en 1979, era previsible. No obstante Mubarak enfrent una altsima tensin interna fruto de la masiva oposicin popular al ataque a Iraq.

Siria por su parte jug su baza en un tablero mucho ms pequeo: el de su influencia en Lbano. A cambio de cumplir la funcin estratgica para EE.UU. de contribuir decisivamente a dar fachada rabe al ataque a Iraq, consigui que EE.UU: y Francia retiraron su apoyo al gobierno anti-sirio del general M. Aoun, que inmediatamente cay.

El Consejo de Seguridad de la ONU, desaparecido ya el contrapeso de la URSS, jugaba por primera vez desde su creacin tras la II Guerra Mundial el vergonzante papel7 de legitimador de intervenciones militares8.

El debilitamiento de Iraq mediante la accin combinada de la guerra y el embargo iniciaba un proceso de dominacin regional mucho ms amplio. Pretenda el control in situ de los yacimientos de petrleo y gas, la presencia militar directa para proteger los oleoductos, todo ello en el marco de un ambicioso plan destinado a forzar una insercin integral (econmica, militar, social y cultural) de los pases rabes de la zona en el capitalismo neoliberal, bajo la hegemona de Israel.

El primer objetivo era destruir el estado rabe que con un nivel de desarrollo ms alto posibilitado por una exitosa mezcla de recursos econmicos, demogrficos y cientficos, era el ms firme baluarte de nacionalismo panarabista y por ello smbolo, junto a Palestina, de la identidad rabe. James Baker, ex Secretario de estado norteamericano habl claro: el objetivo era devolver a Iraq a la Edad Media.

El segundo, romper cualquier vestigio de unidad rabe. La participacin militar directa de Arabia Saudita y, sobre todo, de Siria y Egipto, marca un hito en el sometimiento de los gobiernos rabes a los planes de EE.UU. e Israel y enciende la mecha del polvorn del enfrentamiento de los primeros con una calle rabe de bien acreditada rebelda.

El tercero, domesticar la OLP, destruirla como referente de liberacin de su pueblo y, en el convincente escenario de la destruccin de Iraq, reconducir el conflicto rabe israel y transformndolo en israelo-palestino, inaugurar un proceso de paz9, abierto desde entonces, que niega una por una, todas las reivindicaciones nacionales palestinas, adems de la liberacin de los presos y el regreso de los refugiados.

2.El Dilogo Mediterrneo de la OTAN

En 1994, la Divisin de Diplomacia Pblica de la Alianza que tan bien haba jugado su papel promoviendo la Alianza Para la Paz, suavizando resistencias y comprando dirigentes en los pases del extinto Pacto de Varsovia para engrasar su ingreso en la OTAN, decide declarar Al Norte de frica y Oriente Medio objetivo prioritario. Se lanza la iniciativa del Dilogo Mediterrneo, que desde el primer momento es apoyada por Egipto, Israel, Mauritania, Marruecos y Tnez, incorporndose despus Jordania (1995) y Argelia (2000).

Su finalidad es promover una asociacin militar de los estados implicados, entre s y teniendo a Israel como un socio ms, sometida a los designios de la OTAN. Ello incluye un trabajo sistemtico y sostenido dirigido a altos cargos militares, polticos, acadmicos, expertos, lderes de opinin, periodistas, etc, para cambiar radicalmente una opinin pblica rabe que haba impedido la participacin directa de Israel y de la OTAN, en el ataque a Iraq.

En palabras de Nicola de Santis, Coordinador para los pases del Dilogo Mediterrneo y la ICI [Iniciativa de Cooperacin de Estambul] en la Divisin de Diplomacia Pblica de la OTAN:

El Dilogo Mediterrneo naci para promover la seguridad y estabilidad regionales, mejorar la comprensin mutua entre la OTAN y sus Socios mediterrneos, corregir la imagen distorsionada que algunos de los pases participantes tenan de la Alianza, y fomentar unas buenas relaciones de amistad en toda la regin. Adems pretende complementar otras iniciativas internacionales relativas a esta regin, como el Proceso de Barcelona de la Unin Europea y la Iniciativa Mediterrnea de la Organizacin para la Seguridad y Cooperacin en Europa (OSCE)10.

Estos amables propsitos encubren realidades ms pragmticas como son: la participacin de estos pases en maniobras de la OTAN, la planificacin conjunta de la reforma de sus fuerzas armadas, incluida la compra masiva de armamento a EE.UU. y otros pases de la OTAN11, la formacin de militares, la estrecha vinculacin en materia de servicios secretos, el apoyo mutuo en la lucha antiterrorista, etc.

Como smbolo palpable del nivel de integracin alcanzado, sirve la siguiente informacin proporcionada por Nicola de Santis: Dentro del contexto de estas operaciones cabe resear que uno de los pases del Dilogo Mediterrneo, Marruecos, participa en la Fuerza de Estabilizacin de Bosnia-Herzegovina y en la Fuerza para Kosovo, y que otros dos, Egipto y Jordania, aportaron en el pasado tropas a las operaciones de la OTAN en Bosnia-Herzegovina. Y es posible que los pases del Dilogo Mediterrneo quieran participar en la Operacin Active Endeavour, la misin martima de la Alianza que debe detectar, disuadir y desarticular cualquier posible actividad terrorista en el Mediterrneo12.

3. El eje EE.UU., Turqua e Israel

El mismo ao 1994 EE.UU. patrocina otra iniciativa en la regin de gran trascendencia y destinada a caminar a gran velocidad. Se trata del llamado Acuerdo de Seguridad y Secreto entre Turqua e Israel que adems de acercar decisivamente a Israel a la OTAN, tiene importantes consecuencias en el mbito regional. El acuerdo se dirige sistemticamente contra Iraq, Iran y Siria, pases todos ellos fronterizos con Turqua y enfrentados a Israel por sus conexiones con la resistencia palestina y libanesa.

La alianza militar entre Israel y Turqua, primer y cuarto pas del mundo, respectivamente, en el ranking de receptores de ayuda militar de EE.UU, responde, adems de a fuertes intereses comunes vinculados al control del transporte de hidrocarburos como se ver ms adelante, al objetivo estratgico de Israel de apropiarse de las riquezas hdricas de la zona. La asociacin del estado sionista con Turqua facilita enormemente la tarea, al tiempo que refuerza el enfrentamiento con Siria y Lbano.

Ignacio Gutierrez de Tern informa en un interesante artculo13 que: Israel.. controla parcial o totalmente la ribera occidental del Jordn, el lago Tiberades, los altos del Goln (ricos en manantiales), el Yarmuk y los ros Litani y Hasbani en Lbano, disponiendo en algunos casos de plena potestad para decidir las cuotas de racionamiento a pases vecinos, como Jordania, obligada a regatear los cupos en las conversaciones de paz. O tambin puede utilizar el agua como soga gruesa con la que atenazar los territorios autnomos palestinos que, en este aspecto y en casi todos los dems, no tienen plena autonoma sobre sus propios recursos hdricos. Si las aguas ya bajaban turbias para Siria y los pases rabes de la regin entre el aluvin israel y las ltimas obras hidrulicas turcas en los ros ufrates y Tigris (que afectan especialmente a Siria e Iraq), el acuerdo militar de 1996 ha encendido todas las luces de alarma. Y es que tras el tratado firmado por Israel y Turqua, que mantienen desde hace aos diversos programas de colaboracin hidrulica y de tcnicas de regado, el eje Tel Aviv-Ankara se convierte no slo en una formidable tenaza militar sino tambin en el aguador de Oriente Medio.

Uno de los proyectos ms ambiciosos es, efectivamente, captar el agua del Tigres y el Efrates en Turqua, en detrimento de Siria e Iraq y trasladarlo mediante un acueducto al estado sionista.

En el caso de Siria, tambin es cierto que Roma no paga a traidores. Pese a haber formado parte de la coalicin multinacional que atac Iraq en 1991 ha terminado formando parte del eje del mal y pasando por lo tanto a situarse en el punto de mira de un prximo ataque de EE.UU. la OTAN o Israel.

El alto grado de cooperacin militar entre Turqua e Israel, alcanzado en tiempo rcord, se refleja dos aos ms tarde, en 1998, en al Acuerdo de Capacitacin y Cooperacin Militares que incluye produccin conjunta de armamento. Poco despus ambos pases inician conversaciones para lograr un acuerdo de libre comercia que se hace efectivo en el ao 200014.

En febrero de 2003, un mes antes de que comenzara la invasin de Iraq, EE.UU. propuso en la OTAN15 un plan para incrementar espectacularmente la dotacin de armamento a Turqua, para contrarrestar la posible respuesta iraqu a la participacin directa de los turcos en el ataque. La diferencia de criterios entre la UE y EE.UU, en relacin con la forma de controlar Iraq, se expres en la oposicin inicial a la propuesta por parte Francia, Alemania y Blgica que daba cuenta del complejo contencioso de la UE con Turqua e impeda la participacin directa de la OTAN en la invasin de Iraq. Finalmente EE.UU. gan el pulso y se llev a cabo la operacin de la OTAN Display Deterrence de proteccin de Turqua, tras invocar este pas el artculo 4 del Tratado Atlntico.

4. El Gran Oriente Medio

En junio de 2004, mientras se configura el nuevo escenario militar de alianzas militares se presenta el gran proyecto del capitalismo imperialista al que sirven. EE.UU. propone en la cumbre del G8, a la que asiste un curioso grupo de representantes de los gobiernos de Afganistn, Argelia, Bahrein, Jordania, Tnez, Turqua y Yemen, adems del nuevo presidente de Iraq, su Iniciativa para un Amplio Oriente Medio y Norte de frica.

Como analiza Loles Olivn16, se trata de un programa multisectorial de remodelacin integral que tiene su epicentro en el Iraq ocupado. Bajo ttulos tales como democracia, derechos humanos, estado de derecho, sociedad civil, avance de la mujer, pretende hacer de la regin entera, incluyendo a Israel y Turqua, un todo homogneo econmica, social y culturalmente.

Los instrumentos para la implementacin del plan se pusieron rpidamente en marcha: Un Foro para el Futuro integrado por el G8, gobiernos, empresas y la sociedad civil definira las reformas globales, un Plan de Apoyo proporcionara ayudas para llevarlas a cabo, un Servicio de Desarrollo Empresarial Privado para mejorar negocios e inversiones dotado con 100.000 millones de dlares, una Fuerza Especial sobre Inversin, un Consejo Empresarial rabe, etc.

Por cierto como seala la citada autora, en cada apartado aparece una gran preocupacin por la participacin de las mujeres.

El gran premio final a los esfuerzos ser el ingreso del pas correspondiente en la Organizacin Mundial del Comercio.

5. La Iniciativa de Cooperacin de Estambul (ICE)

El mismo mes de junio de 2004 se rene una trascendental Cumbre de la OTAN, significativamente en Estambul, en la que adems de incorporar 7 nuevos pases, ex miembros del Pacto de Varsovia, aceptar el control de la ISAF en Afganistn, poner en marcha la Misin de Adiestramiento del ejrcito y las fuerzas de seguridad iraques, etc declara: La OTAN puede contribuir a la reforma y la democracia en esta regin realzando el Dilogo Mediterrneo en el que participan actualmente Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Mauritania, Marruecos y Tunisia. La OTAN puede crear tambin una conjunto ms amplio de relaciones con naciones seleccionadas del Gran Medio Oriente, colaborando con ellas en los aspectos del antiterrorismo, la oposicin a las ADM, la interceptacin y las operaciones de estabilidad.

El Director de Planificacin Poltica J. Patrick Shea, analizando el marco de la ICE, vinculaba directamente los avances de la OTAN en la construccin de alianzas con los pases del sur del Mediterrneo con los cambios producidos tras el 11-S, si bien sita la presencia de la Alianza en la zona, en el marco de intereses comunes estratgicos, es decir, el control de los recursos de la zona17.

La ICE se lanza de manera complementaria y paralela al Dilogo Mediterrneo (DM) para dirigirse a los pases del Consejo de Cooperacin del Golfo (CCG). El xito es fulminante. En junio de 2005 cuatro de los seis pases que lo integran, Bahrein, Qatar, Kuwait y los Emiratos rabes Unidos(EAU), se haban unido a la Iniciativa.

El objetivo declarado es semejante al del DM. Mediante reuniones de estos pases con los 26 miembros de la OTAN o de los 26 con cada uno de ellos: busca reforzarla seguridad y la estabilidad..() en particular en el contexto de la lucha contra el terrorismo y la proliferacin de las armas de destruccin masiva18.

La actividad ha sido vertiginosa. A lo largo de 2005, el Secretario general de la OTAN ha visitado: Jordania, Marruecos, Israel, Tnez, Mauritania, EAU, Egipto, Argelia y Qatar. En marzo de ese ao tuvo lugar en Roma una importante conferencia titulada: la OTAN y las fronteras en Oriente Medio. En ella participaron un centenar de altos oficiales, parlamentarios, acadmicos y expertos en materia de seguridad de la OTAN y de los pases del CCG destinada evaluar la puesta en marcha de la ICE19.

Durante el ao pasado se continu dando pasos para la integracin de los pases rabes del DM e Israel en actividades de la OTAN en la zona. Los datos pblicos ms relevantes fueron los siguientes: en febrero de 2006 tuvo lugar el primer encuentro de ministros de defensa de los pases del Dilogo Mediterrneo20, el 9 y 10 de mayo de ese mismo ao se reunieron por primera vez en Bruselas los jefes de los servicios de inteligencia de los 26 pases miembros de la OTAN ms los siete del Dilogo Mediterrneo21 y tres meses ms tarde se anuncia la participacin de Israel y Argelia en la operacin Active Endeavour, apoyando desde la costa las labores de inteligencia y de interrupcin del trfico de mercancas, personas y armas22.

El papel que juega la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y sus enfrentamientos con el legtimo gobierno de Hams pueden entenderse mejor si se tiene en cuenta el grado de alineamiento de la primera con la estrategia imperial. No se trata slo de la escandalosa extorsin a que EE.UU. y la UE estn sometiendo al pueblo palestino por haber votado mal, con la complicidad de la ANP, sino de los pasos dados encaminados a integrarse en la misma Alianza militar que la potencia sionista ocupante. As, tras un primer encuentro informal y discreto entre Saeb Erakat y Mohamed Dahlan en representacin de la ANP y Hoop Sheffer preparado por el Secretario General de la Alianza y apoyado por Espaa en la Cumbre de Madrid de marzo de 2005, en el otoo de 2006 el embajador espaol ante la OTAN informaba que ya se han establecido los primeros contactos informativos entre la ANP y la Alianza, al tiempo que propona ampliar los actuales socios a otros pases: Lbano, Libia, Siria23

Finalmente, el 21 de enero de 2007 ha tenido lugar, significativamente en Riad, dado que Arabia Saudita hasta ahora slo haba manifestado inters por la ICE, un Simposium entre la OTAN y el Consejo de Cooperacin del Golfo en el marco de la Iniciativa de Cooperacin de Estambul, copatrocinado por la Divisin de Diplomacia Pblica de la OTAN, el Instituto Diplomtico del Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saud y el Centro de Investigaciones del Golfo, de Dubai. Cont con la presencia del Secretario General de la Alianza que manifest: Quiero dejar claro aqu que la OTAN apreciara mucho la participacin de Arabia Saudita en la ICE. Arabia Saudita es un pas clave en esta regin y ms all24

6.El guante de seda y la complementariedad de las iniciativas

La ofensiva por la penetracin del mercado capitalista hasta los ltimos rincones de la zona y por el control neocolonial de Oriente Medio tiene variados instrumentos que se complementan y coordinan. La jerarqua viene determinada por el poder real de cada pas en funcin de su potencia econmica y militar: la mano invisible del mercado y el puo de hierro que la protege.

Tanto Nicola de Santis25 Coordinador de Diplomacia Pblica de la OTAN, como el embajador de Espaa ante la OTAN Pablo Benavides26 insisten el carcter complementario de estas iniciativas, con respecto a las que en la zona desarrolla la UE, el Proceso de Barcelona o la Iniciativa Mediterrnea de la OSCE.

Como en un gigantesco drama hay multitud de actores y, aunque hay papeles de diferente importancia, todos son necesarios para el xito de la obra. Los dirigentes de la Alianza son conscientes de que los pases de esta regin an tienen una imagen negativa de la OTAN27 y aunque la labor de engrase de las lites y las clases polticas - no digamos las militares - camina a buen paso, saben que las clases populares mantienen bien identificados los verdaderos intereses en juego.

A intentar desactivar las resistencias a los objetivos imperiales va dirigida una curiosa maniobra protagonizada por quin a los pocos das de ser elegido Presidente del Gobierno tom la decisin de retirar las tropas espaolas de Iraq, mientras doblada la presencia militar en Afganistn para cubrir la retaguardia de EE.UU. La aureola pacifista de uno de los socios ms leales de la OTAN28 es una buena herramienta para presentar exactamente el mismo proyecto de dominacin desde una cara ms suave: la Alianza de Civilizaciones29 propuesta por Rodriguez Zapatero y copatrocinada por Turqua.

La evidente utilidad general para el proyecto de dominacin de la zona de la propuesta de Zapatero es analizada as por el Director de Planificacin Poltica de la OTAN, J. Patrick Shea: los esfuerzos de la OTAN no pueden darse en un vaco conceptual. En la medida en que la iniciativa de EE.UU. en el Gran Medio Oriente y la del primer ministro Zapatero quien apela a una Alianza de Civilizaciones, asumen formas concretas en trminos de dilogo y de programas de la sociedad civil, se logra la construccin de puentes y de confianza 30.

Un ejemplo ms del carcter complementario de iniciativas e instituciones es esta valoracin acerca de la posibilidad de que si la Comunidad Internacional refuerza su presencia en Afganistn, la OTAN podra liberar recursos y jugar un papel militar directo sobre el terreno en el mantenimiento de un futuro acuerdo de paz palestino-israel: Si la comunidad internacional es capaz de aportar los recursos necesarios para la estabilizacin de Afganistn, el papel de la OTAN en la Fuerza Internacional de Apoyo a la Seguridad podra resultar un modelo aplicable a Iraq e incluso llegar a contribuir a una futura solucin para el conflicto palestino-israel. El problema de Israel es que cuanto mayor es su capacidad militar menos segura se siente su poblacin. Se necesita un mediador honrado, que goce de la confianza de las dos partes y que pueda ayudar durante las negociaciones y en la posterior implementacin de un complejo paquete de medidas de seguridad. Ni Estados Unidos ni Europa pueden desempear ese papel al no ser considerados como agentes imparciales. Y por muy inverosmil que pueda parecer ahora, en los prximos aos la OTAN ser probablemente la nica institucin que pueda hacerse cargo de este problema con xito.

Un objetivo clave de esta estrategia, con multitud de tentculos y actores, es someter a todos y cada uno de los pases del conjunto regional rabe a los planes del imperialismo, cuyo gendarme y mximo representante en la zona es el estado de Israel, a su vez estrechamente ligado por una compleja red de alianzas econmicas y militares a Turqua.

La tupida tela de araa de chantajes, amenazas y sobornos, tejida por los diferentes instrumentos imperiales dirigidos por la OTAN alrededor de cada estado rabe, tiene por finalidad impedir que ninguno de ellos intervenga en un conflicto protagonizado por Israel, al tiempo que alimenta el polvorn del abismo entre cada gobierno y sus pueblos respectivos.

El ltimo ejemplo ha sido el ataque devastador de Israel sobre Lbano

7. Lbano, una etapa inconclusa en la geoestrategia imperial

Como informa Michel Chossudovsky en su imprescindible artculo La guerra de Lbano y la batalla por el petrleo31 , el da antes del comienzo de los bombardeos de Israel sobre Lbano tena lugar no lejos del escenario de la masacre un acontecimiento que, de haber saltado a los grandes medios de comunicacin, hubiera permitido a la opinin pblica hacerse con las claves de un ataque de ferocidad inusitada y que se pretenda justificar por el secuestro de un soldado israel realizado por Hezbollah.

El 13 de julio de 2006 se inauguraba el oleoducto mayor del mundo que transporta petrleo del mar Caspio al mediterrneo oriental. En un recorrido de 1.600 km, une Baku (Azerbaijn), Tiflis (Georgia) y desemboca en el puerto turco de Ceyhan, situado junto a la frontera con Siria y prximo tambin a la costa libanesa. Tiene una significacin especial que el oleoducto fuera inaugurado precisamente en Estambul y contara con la presencia del presidente de Turqua y del ministro de Energa e Infraestructuras de Israel.

El oleoducto conocido como BTC (Baku, Tiflis, Ceyhan) es propiedad de un consorcio cuyo principal propietaria es la British Petroleum controlada por los banqueros Rohschild, de origen hebreo y del que forman parte tambin Chevron (EE:UU), Conoco-Philips (EE.UU.), Unocal (EE.UU.), Statoil (Noruega), TotalFinaElf (Francia) y Eni (Italia). Su construccin ha costado 3.500 millones de dlares y ha obtenido prstamos pblicos del Banco Mundial y del Banco Europeo para la reconstruccin y el Desarrollo (BERD), a pesar de las mltiples denuncias por su negativo impacto medioambiental y social para los pueblos de la zona32.

Se trata del mayor oleoducto del mundo, capaz de transportar 50 millones de toneladas de petrleo crudo al ao un milln de barriles de petrleo al da -. El BTC, tambin llamado Terminal Petrolera Caspio Mediterrnea, asegura el control de los hidrocarburos del Caspio a las grandes multinacionales de EE.UU y la UE y su transporte hacia el mediterrneo, hace posible su derivacin hacia el Mar Rojo y el Golfo Prsico camino de India y de Japn, en una importante victoria estratgica por el control del petrleo frente a Rusia y China. Se delimita as uno de los aspectos esenciales del gran Oriente Medio: es la regin del mundo que va del Yemen al Mar Caspio y desde el mediterrneo oriental al Golfo Prsico en la que se concentra ms del 60% de las reservas mundiales de petrleo.

Una infraestructura de tamaa trascendencia econmica, requiere un frreo control militar. Efectivamente Georgia y Azerbaijn actan como protectorados de EE.UU., firmemente integrados en una alianza militar con el pas del norte y con la OTAN. Ms an ambas repblicas tienen acuerdos de cooperacin militar de larga data con Israel33.

Es fcil comprender que los bombardeos israeles sobre Lbano forman parte de la estrategia perfectamente planificada, de una larga guerra por el control de aqullos pases - Lbano, Siria e Irn - , cuyos gobiernos son reacios a colaborar en los objetivos imperiales, como es el caso de los dos ltimos, o estn bloqueados en sus deseos de alineamiento por una potente resistencia popular, como es el caso del pas de los cedros.

El control militar, naval y areo, del Mediterrneo Oriental corre fundamentalmente a cargo de la OTAN, en coordinacin con Israel y con la complicidad de los pases rabes, socios menores de la Alianza. En el Golfo Prsico, sin embargo, la flota est bajo control directo de EE.UU. con la participacin de Canad.

Desde el ao 2001 se mantiene la Operacin de la OTAN para la guerra antiterrorista en el Mediterrneo, Active Endeavour, que incluye tropas y navos de Italia, Espaa, Francia, Turqua, Alemania y Holanda. Segn el Vicealmirante Roberto Cesaretti, Comandante en Jefe de la citada Operacin: La Operacin Active Endeavour depende totalmente del apoyo logstico de los Aliados mediterrneos, utilizando dos bases logsticas Souda en Grecia y Aksaz en Turqua y otros puertos de este mar34.

Estas fuerzas de la OTAN son las que se encargan de ejecutar el escandaloso e ilegal embargo naval a Lbano para impedir la llegada de armas y suministros militares, as como del embargo areo del pas bombardeado, mientras el pas atacante no ha sido objeto de sancin alguna.

En un importante estudio de la escalada militar en Oriente Medio, realizada por Mahdi Darius Nazemroaya para Global Research, se cita una fuente israel35 para desenmascarar los verdaderos objetivos del descomunal despliegue militar, naval y terrestre, en Lbano e ilustrar el papel de la OTAN en el Mediterrneo Oriental como parte de los planes de guerra contra Siria e Irn. : Esta expectativa [de una guerra lanzada contra Irn y Siria] ha reunido la mayor armada naval y area que Europa [la OTAN] haya juntado nunca en algn punto del globo desde la Segunda Guerra Mundial: dos portaaviones con 75 caza bombarderos, aviones espa y helicpteros sobre sus cubiertas; 15 barcos de guerra de varios tipos, 7 franceses, 5 italianos, 2-3 griegos, 3-5 alemanes y 5 usamericanos; miles de marines franceses, italianos y alemanes, as como 1.800 marines usamericanos. Se presenta como apoyo para slo 7.000 [anticipados] soldados europeos que se desplegarn en Lbano para impedir que la fuerza decreciente de 4.000-5.000 soldados israeles y unos 15.000 a 16.000 milicianos de Hezbol se enfrenten, as como para una variedad de trabajos humanitarios () As que si no es para Lbano, para qu este tremendo despliegue de podero naval? Primero, segn nuestras fuentes militares [en Israel], los participantes europeos sienten la necesidad de una fuerte presencia naval en el Mediterrneo Oriental para impedir que una posible guerra iran-USA-israel provoque un ataque iran con misiles Shahab contra [Bases Usamericanas-OTAN utilizadas contra Irn desde] Europa [oriental]. Segundo, para disuadir a Siria y a Hezbol de abrir un segundo frente contra USA e Israel desde sus costas del Mediterrneo Oriental. 36

8. El gobierno del PSOE y sus aclitos, cmplices directos en la escalada militar

El PSOE de Rodriguez Zapatero que gan contra todo pronstico - las elecciones en 2004 porque encarn el instrumento que los pueblos eligieron para deshacerse de un PP insoportablemente comprometido con la estrategia de guerra permanente de EE.UU., est emulando al de Felipe Gonzlez que consigui la mayora absoluta con el slogan OTAN, de entrada NO para pasar a ser el mximo abanderado del atlantismo, con Secretario General de la OTAN incluido.

Camuflado tras la decisin de retirar las tropas de Iraq, esgrimiendo el talante como cortina de humo tras la que ocultar el mantenimiento de todos los compromisos militares del gobierno anterior, ejecutando su papel de polica bueno con la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, el gobierno PSOE, con el apoyo general y el voto especfico a los Presupuestos Generales del Estado de IU, ERC y BNG, est jugando un doble papel en el tablero geoestratgico mundial.

Por un lado contina siendo el aliado estratgico de fidelidad inquebrantable a EE.UU. manteniendo la operacin "Blanket Clearance SPAIN 01" para los aviones de las Fuerzas de los EEUU en apoyo a las Operaciones "Iraqui Freedom" y "Enduring Freedom", as como ofertando el uso de la Base Area de Morn37, en apoyo a la misin de adiestramiento de fuerzas de seguridad iraques, para Fuerzas de la OTAN. Todo ello en el marco del el ominoso Convenio de Cooperacin para la Defensa firmado por Aznar en 2002 y que permanecer vigente hasta 2011, que no ha sido denunciado, y que alcanza las ms altas cotas de hipoteca de la soberana nacional y vasallaje a una potencia extranjera. El caso de la utilizacin de las bases de Morn, Rota y Torrejn para los vuelos de la CIA es paradigmtico. Efectivamente no se ha vulnerado la legalidad, como dice el gobierno; estn amparados por el Convenio bilateral.

Por otro lado acta como potencia europea y miembro destacado de la OTAN, participando de lleno en la escalada armamentista de la UE y enviando tropas a todos los escenarios en los que se juegan grandes intereses econmicos que requieren control militar.

El Ministerio de Defensa informa en enero de 2007 de la participacin militar espaola en los siguientes pases: Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Afganistn, Lbano, ex Yugoslavia, Darfur, Etiopa-Eritrea y Repblica Democrtica del Congo38.

En la reciente Cumbre de Ministros de defensa de la OTAN celebrada en Sevilla, para intentar eludir de momento el envo de ms tropas a Afganistn, el gobierno se ha comprometido a formar y a financiar dos batallones del ejrcito afgano y estudia el envo a Kabul de 150 oficiales del Cuartel de Alta Disponibilidad de la OTAN en Btera (Valencia), de los cuales 130 sern espaoles.

Semejante despliegue e implicacin militarista han llevado al gobierno del PSOE romper todos los records en % de gasto militar en 2006, llegando a suponer el 12 % de los Presupuestos Generales del Estado, 32 veces ms que el gasto de cultura. Especial mencin merece el gasto en investigacin militar que ha sido el de mayor crecimiento de la OCDE, solamente por detrs del de EE.UU. 39.

En este escenario estratgico de Oriente Medio, en el que se desenvuelven a diario los dramas de las ocupaciones de Palestina, Iraq y Afganistn40, las masacres de Lbano, la desvergenza del saqueo, la recolonizacin econmica y cultural, la escalada militar comandada por EE.UU. e Israel y ejecutada por la OTAN, quienes afirman y reiteran estar capacitados y preparados para operaciones prolongadas en el Mediterrneo Oriental, cuando cada da que pasa son ms claros los preparativos de guerra contra Siria e Irn, la colaboracin desde posiciones de izquierda para legitimar el envo 1.100 soldados a Lbano, adems de dos barcos de guerra, en lo que supone el tercer mayor contingente desplegado por un pas de la UE., tiene mucho ms trascendencia que el voto de unos pocos diputados.

Para mantener oculto este escenario de guerra, dominacin y expolio, y sobre todo, la importante contribucin militar espaola al mismo, ante un pueblo que reaccion con la fuerza y la indignacin que lo hizo ante la invasin de Iraq, saliendo masivamente a la calle y clamando No en mi nombre, es de enorme utilidad la legitimidad prestada por organizaciones como ERC o el BNG, y sobre todo por IU que surgi precisamente del movimiento anti-OTAN.

Ese tranquilizador discurso de la interposicin para la paz o la intervencin humanitaria que slo tiene verdadera credibilidad representado desde la izquierda y sus intelectuales progresistas es clave para conseguir narcotizar las conciencias y debilitar la capacidad de respuesta. Funcin impagable para quienes saben que las guerras pueden perderse ante la opinin pblica, a pesar de la descomunal superioridad militar.

El imperialismo y sus lacayos intentan evitar a toda costa, sobre todo, que los pueblos percibamos que quienes que se oponen a sus planes y a los de sus clases dominantes y resisten con o sin armas en Iraq, Afganistn, Lbano o Palestina, son la vanguardia actual de la lucha general por la emancipacin de la humanidad.

A ello va dirigido el mayor esfuerzo de manipulacin informativa que se haya realizado nunca, a impedirnos descubrir cmo, mediante una especie de desesperacin invencible, en medio del horro, se van construyendo formas nuevas de unidad rabe41 entre formaciones confesionales y laicas, entre fuerzas comunistas y nacionalistas42, con la participacin decisiva de los sindicatos y de las mujeres.

Esa es, precisamente, nuestra tarea, aqu y ahora:

* Ponencia presentada en la Contracumbre de Sevilla contra la cumbre de ministros de defensa de la OTAN el 3 de febrero de 2007

** ngeles Maestro es miembro de Corriente Roja. Fue dirigente del PCE y diputada de IU en el Congreso de los Diputados

Madrid, 14 de febrero de 2007

1 El anlisis de la posicin de IU sobre este asunto ha sido analizada recientemente en Maestro. A (2006) Izquierda Unida, entre la indigencia intelectual, la complicidad y la palabrera. http://www.insurgente.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=794

2 Ibid, pginas 5 y 6

3 Los ltimos acontecimientos n Lbano, la huelga general y la toma de las calles por la oposicin popular para lograr el derrocamiento del gobierno aliado del sio-imperialismo de Fouad Sanioura son analizados en dos reciente artculos en el sitio web del Partido Comunista Libans http://www.lcparty.org/080107_11.html

5 Polya Gideon (2004) El coste del imperialismo democrtico. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=7555

7 Las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la guerra contra Iraq de 1991 pueden consultarse en http://www.historiasiglo20.org/TEXT/ONUguerragolfo1991.htm

8 Si bien ningn pas con derecho a veto, incluyendo a Rusia y a China, se opuso al embargo (Resolucin 660) y luego a la guerra (Resolucin 670), hay que recordar el dignsimo papel de Cuba y de Yemen, nico pas rabe en el Consejo de Seguridad, votando en contra.

9 La Conferencia de Paz palestino-israel se rene en Madrid en octubre del mismo ao 1991.Los Acuerdos de Oslo se firman en 1993 y sus terribles consecuencias, que dieron origen a la segunda Intifada en el ao 2000, fueron: la bantustanizacin de los territorios palestinos, el crecimiento espectacular de los asentamientos israeles en ellos y el deterioro dramtico de las condiciones de vida del pueblo palestino.

10 De Santis, Nicola (2004) La apertura al mediterrneo y Oriente medio . Pg. 1http://www.nato.int/docu/review/2004/issue3/spanish/art4.html

11 Desde 1993, cada 2 aos tiene lugar en Abu Dhabi (Emiratos rabes Unidos) la ms importante feria internacional de armamento y la nica en el mundo que permite exhibiciones con fuego real. En 2003, horas antes de que se iniciara el ataque contra Iraq, el 20 de marzo, a 850 Km de sus costas se clausuraba IDEX 2003 con un xito sin precedentes de participacin y de ventas

12 De Santis, Incola (2004). Documento citado en nota 11. Pg, 2.

13 Gutierrez Tern, Ignacio (1998) ltimas tendencias del Nuevo Orden Mundial. Nacin rabe, n 37.

14 Estos temas han sido tratados con gran rigor por Michel Chossudovsky en la triple alianza: USA, Turqua, Israel y la guerra contra Lbano. http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=916&lg=es

17.  En Shea, J. Patrick (2006) Una visin desde la OTAN. Ponencia presentada en el IV Seminario Internacional sobre Seguridad y Defensa en el Mediterrneo, puede leerse:

Mucho despus de 1994, el Dilogo Mediterrneo en la Alianza era un tema promovido por los seis (sic) aliados mediterrneos y que no contaba necesariamente con la atencin o el pleno apoyo de los otros. El Dilogo estaba all, pero antes del 11-S no recibi el impulso necesario que se mereca. El contexto del 11-S nos ha dado una segunda oportunidad y, como el embajador Benavides indic, esto se ha reflejado no slo en la mejora del viejo Dilogo Mediterrneo, sino tambin en el lanzamiento de la Iniciativa de Cooperacin de Estambul. Personalmente creo que si bien el 11-S puede haber servido como fuerza impulsora, la necesidad de un dilogo OTAN-Mediterrneo se basa en una slida y estratgica razn y en un inters comn que precede, naturalmente al 11-S y que, por supuesto, no puede limitarse simplemente a las percepciones de amenazas del Sur o del terrorismo internacional. www.cidob.org/es/content/download/2935/26764/file/05_shea_cast.pdf -

19 Ibidem.

20 Ibidem

21 Benavides, Pablo (2006). Hacia una mayor sinergia civil-militar. . Ponencia presentada en el IV Seminario Internacional sobre Seguridad y Defensa en el Mediterrneo. Pg. 36. www.cidob.org

22 Ibidem

23 Ibid. Pg 38

25 Nicola de Santis (2004). Artculo citado en nota 11. La OTAN.. adems pretende complementar otras iniciativas internacionales relativas a esta regin, como el Proceso de Barcelona de la Unin Europea y la Iniciativa Mediterrnea de la Organizacin para la Seguridad y Cooperacin en Europa (OSCE).

26 Benavides, Pablo (2006). Es fundamental que trabajemos juntos OTAN, UE y tambin la OSCE porque creemos que nuestros esfuerzos son complementarios. Ponencia citada en nota 21. Pg 38

27 Shea, J. Patrick (2006). Artculo citado en nota 17, pg 41.

28 En la Cumbre de ministros de defensa de la OTAN celebrada en Sevilla en febrero de 2007, el Secretario General de la Alianza, De Hoop Scheaffer emarc .. la importancia de la entrada de Espaa en la OTAN, asegur que ha tenido y seguir teniendo 'un papel central' en sus operaciones de mantenimiento de la paz. Tras resaltar su importante contribucin a misiones como la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistn (ISAF), subray que Espaa es un aliado 'fiable e incondicional'.

30 Shea, J. Patrick (2006). Artculo citado en notas 17. Pg. 42

33 Chossudovsky, M (2006) Artculo citado en nota 31, pg 1

36 Mahdi Darius Nazemroaya (2006) La marcha hacia la guerra: preparativos navales en el Golfo Prsico y en el Mediterrneo Oriental. http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1306&lg=es

39 Miguel ngel de Lucas (2007). Diagonal. http://www.nodo50.org/casc/spip/article.php3?id_article=213

40 Polya Giden (2004) El coste del imperialismo democrtico. El autor analiza los datos de la revista The Lancet y de UNICEF la elevada sobremortalidad infantil en Iraq y Afganistn desde la ocupacin. http://www.nodo50.org/caminoalternativo/boletin/75-17.htmya

41 Cruz, Alberto (2007) La revuelta popular libanesa contra el neoliberalismo http://www.lahaine.org/index.php?blog=3&p=20174

42 Entre otros documentos, puede consultarse la declaracin Por un Iraq democrtico e independiente firmado conjuntamente por el Partido Baaz Arabe Socialista, la Alianza Patritica Iraqu y la Asociacin de Intelectuales contra la Ocupacin. http://www.nodo50.org/iraq/2004-2005/docs/ocup_20-09-05.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter