Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-02-2007

Marruecos
Vulnerados los derechos y la dignidad de las personas para proteger las fronteras de Europa

Juan Lpez Corts
Rebelin



El pasado mes de diciembre una delegacin de la Asociacin Pro-Derechos Humanos de Andaluca (APDHA) visit Tnger (Marruecos) y sus alrededores en colaboracin con la asociacin marroqu Shabaka de ayuda a los migrantes.

La situacin de las comunidades visitadas, compuestas por hombres, mujeres y nios de diversas nacionalidades, mayoritariamente nigeriana y congolea, fue desoladora. Presentan una gran precariedad alimenticia con signos obvios de desnutricin. La comida la obtienen de la mendicidad o buscando en las basuras. Los alojamientos de las personas que viven en la ciudad consisten en una habitacin compartida entre 8 personas, mientras que los que viven en los montes de alrededor de Tnger se cobijan en chabolas hechas con plsticos. Ninguna de estas personas tiene acceso a una higiene bsica y, en cuanto a la salud, se les discrimina y deja de atender en los hospitales por el hecho de ser negros. Como nico modo de supervivencia, utilizan su propia organizacin por nacionalidades para procurarse la ayuda bsica entre ellos mismos. En cuanto a la situacin encontrada para las mujeres y nios es de un dramatismo extraordinario. Las mujeres son violadas constantemente y se las obliga a mendigar en los mercados utilizando a sus hijos, la mayora nacidos en Marruecos producto de las violaciones.

Los nios y nias nacidos all, as como los que partieron de sus pases de origen, se encuentran en situacin de altsimo riesgo e indefensin. Sin asistencia social, ni sanitaria, ni escolar, en un estado de precariedad alimenticia e higinica, su situacin es muy incierta. Queremos denunciar la situacin de los nios nacidos en Marruecos, que no tienen ningn derecho legal porque no existen (no estn registrados en ningn consulado ni tienen pasaporte). Se trata de nios "aptridas", sin nacionalidad, cuyo nico soporte y vlvula de salvacin son sus madres, sometidas a las necesidades en cada momento de sus compaeros de viaje hacia Europa, buscando un mundo mejor, libre de guerras tribales, conflictos armados y hambrunas. A la situacin escalofriante e inhumana que estn viviendo estas personas, tenemos que aadir las actuaciones que ejercen contra ellos la polica y otros entes en el mismo Marruecos y desde instituciones internacionales. A continuacin se relata parte de esa horrible situacin tomando como ejemplo las barbarie ejercida por las supuestas fuerzas de orden pblico contra los migrantes subsaharianos durante las ltimas semanas que recoge tanto el informe elaborado sobre la Frontera Sur por nuestra asociacin (http://www.apdha.org), como el elaborado por Amnista Internacional (http://www.amnistiainternacional.org).

Un poco ms de un ao despus de los trgicos acontecimientos del otoo del 2005, los nacionales subsaharianos en Marruecos, vctimas de las polticas "de seguridad" efectuadas por la Unin Europea y sus "socios", siguen siendo perseguidos nicamente en nombre de la proteccin de las fronteras de Europa. Entre el 23 de diciembre y el 29 de enero se realizaron sucesivas redadas de envergadura en los barrios populares de Rabat donde viven numerosos migrantes. Decenas de policas y agentes de las fuerzas auxiliares penetraron en las viviendas, detuvieron sin distincin a los subsaharianos que se encontraban ah (incluidos mujeres embarazadas y nios) con el fin de transportarlos a la frontera argelina, en una zona desrtica alrededor de Oujda, y los desposeyeron de sus pertenencias, entre ellas pasaportes y certificados del ACNUR (agencia internacional encargada del estado de los refugiados). Las operaciones de detenciones se realizaron "por el color de piel" (facis) sin previo examen de la situacin de las personas. Durante los referidos das, ms de 1000 personas sufrieron dichas detenciones, segn nuestras informaciones.

Por todo ello y junto con otras muchas organizaciones, denunciamos las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas en nombre de la proteccin de las fronteras exteriores de Europa y nos unimos a las diferentes denuncias realizadas durante el mes de enero de 2007 contra esta barbarie.

* Juan Lpez Corts es miembro de la APDHA


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter