Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2007

Fundan en Valencia la Comissi de la Veritat para dignificar a los asesinados por el franquismo
De la Verdad a la Dignidad

Montserrat Ponsa
Rebelin


La Verdad a la Dignidad

Valencia, con la constitucin de la Comissi de la Veritat el pasado 10 de febrero de 2007, nos ha dado una leccin de dignidad. Ha roto el silencio. Las fosas hablan por si mismas a pesar de que, hasta el presente, nadie escuchara el silencio de los muertos ni los propios allegados. Tenan miedo. Los fascistas estn vivos, son malvados, no perdonarn nuestra osada, deca un familiar que peda permanecer en el anonimato.

Acci Cultural del Pas Valencia (ACPV) ha hecho una gran labor, ha iniciado el proceso para recordar a los sin nombre, a los relegados al olvido. Su pecado? Haber sido capaces de declararse anti sistema: republicanos, gitanos, masones, y no doblegarse ante las ideas fascistas de quienes ganaron aquella guerra incivil, que llen de dolor la mayora de hogares.

Ms de veintisis mil enterrados han sido documentados hasta la fecha, tienen nombre y apellidos, edad: hombres, mujeres, nios. Alguna familia al completo, fallecida en conventos-prisin. Porqu hasta ahora nadie se atrevi a reivindicarlos? Cuntos han quedado enterrados bajo las edificaciones enormes de nichos construidos ya en poca de los ayuntamientos democrticos?

La Comisin de la Verdad, formada por personalidades del mundo ha demostrado que se puede hacer justicia sin rencor, que se puede homenajear y reivindicar a aquella malograda gente sin convulsionar a nadie, polticamente hablando. Pretende, solo, conseguir el duelo para aquellos muertos, fruto de la represin.

La mayora murieron entre los aos 1939-1942, acabada ya la contienda. No os perdis el archivo donde consta la causa de la defuncin: asfixia por suspensin, caquexia, insuficiencia cardio-respiratoria, eufemismos para ocultar ejecuciones, torturas, miseria, fro, enfermedades no asistidas. Algunas mujeres jvenes inscritas el mismo da que algunos fetos, es decir, de parto.

Dicen que las fosas de Valencia son las ms amplias de Espaa

Las visitamos con suma emocin, escuchando las explicaciones de Amparo, la amiga republicana que no poda contener su estremecimiento y, a la que de vez en cuando, se le escapaba alguna lgrima de rabia y dolor contenido. Osarios que, con los movimientos de tierra propiciados por el ayuntamiento de Valencia para construir nuevos nichos de ah la prisa del Comit organizador para presentar la Comisin de la Memoria- han dejado al descubierto restos que es preciso enterrar da a da: vrtebras y huesos que con la lluvia y el viento salen a la superficie. No me lo han contado, soy testigo visual.

Donde hoy est ubicado el Crematorio, se llevaban a cabo las ejecuciones, cerca de un riachuelo del que se servan para limpiar la sangre de las vctimas.

La Constitucin de la Comissi de la Veritat ha sido pues de un gran acierto: por las personalidades que la conforman, por los historiadores que la asesoran, por la gente que colabora, por el cario que unos y otros reflejan, una vez escuchados sus parlamentos. Por la sobriedad y la delicadeza al tratar un tema que podra derivar en odio cuando en realidad se ha convertido en reto para todos los valencianos y, porqu no para todos los espaoles. Valencia ha abierto una rendija de luz para iluminar el pasado. Para que nunca ms se repitan hechos tan luctuosos. No es bueno olvidar, es preciso recordar, perdonar.

Hoy me deca Eliseo Climent secretario general de ACPV que la Facultad de Derecho del Pas Valenciano les ha ofrecido colaboracin para ayudarles en su cometido.

Ha sido un hito importante escuchar la voz de los que an viven, hijos, hermanos, amigos que, de forma oral han corroborado lo que eran meras especulaciones como las de un nio de 9 aos que permaneci un da entero delante de una prisin donde retenan a su hermano y a su novia. Que de noche los metieron dentro de un coche, los condujeron a la puerta del cementerio y les fusilaron. Sus cuerpos, fueron echados dentro de un agujero que ya tenan preparado. Nunca se lo explic a nadie, tena miedo....

Dignifiquemos a nuestros muertos, es el nico homenaje que les podemos rendir.

* Montserrat Ponsa es escritora de Catalunya



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter