Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-02-2007

De nuevo, la retrica ensordece
La memoria "tuerta" de las clases dirigentes italianas

Editorial de Radio Citt Aperta
espaimarx


De nuevo, la retrica ensordece. Se acerca el Da de la memoria y ministros, periodistas, polticos se agolpan en iniciativas circunstanciales que recuerdan la inmensa masacre que se produjo durante la segunda guerra mundial. La iniciativa debera servir, de creer las intenciones de los promotores, para recordar a las jvenes generaciones el exterminio de millones de vidas en nombre de una absurda teora racista propagada por los dirigentes nazis. Se suele declamar que quien no tiene memoria no tiene futuro. Recordar para no repetir. Verdades sacrosantas. Lstima que los promotores de esta jornada tambin contribuyan a remover y a manipular la historia.

Tiene razn Moni Ovadia cuando afirma: Es urgente vivificar el sentido ultimo de la Sho en la batalla contra cualquier forma de racismo, de opresin, de ofensa a la dignidad y a los derechos de los hombres. Solo la relacin con las grandes batallas por la igualdad, la paz, la justicia social mantiene viva aquella memoria y la relanza ticamente contra la aridez conmemorativa y la esterilidad de las formas musesticas que la transforman en una cmoda cobertura para falsas consciencias.

Sin embargo, se utilizan trozos de historia para ofuscar otros: de ese modo, la masacre de un milln y medio de armenios por parte del rgimen occidental turco desaparece las conmemoraciones, del mismo modo que el exterminio de los homosexuales, de los gitanos, de los minusvlidos, de los enfermos mentales de los antifascistas. Para no hablar de la masacre de millones di indgenas de Amrica del Norte y del Sud, o de los habitantes originarios de Australia. Hasta llegar a la negacin bipartidista de las responsabilidades europeas e italianas en la colonizacin del continente africano.

Si por una parte, il gobierno italiano lanza una ley que castiga con la crcel a quien haga propaganda de ideas racistas y discriminatorias, por otra, el presidente de la repblica Giorgio Napolitano recoge la pelota en el aire y durante un discurso justifica, en nombre de la memoria de las masacres de ayer, otras masacres. En este caso, las perpetradas por el estado de Israel contra palestinos y libaneses, solo para referirnos a la actualidad.

Napolitano realiza esta operacin dirigiendo sus dardos contra quien se opone a la poltica militarista y criminal de Israel, con la excusa de que el antisionismo sera, segn l, una forma enmascarada de antisemitismo. Por tanto, para el presidente de la repblica quien denuncia la ideologa racista de Israel, sus continuas agresiones militares contra los pueblos del Oriente Medio, la construccin del muro del apartheid, la poltica cientfica de colonizacin i de limpieza tnica en los territorios palestinos ocupados, debera ser equiparado a quien niega la Sho. Un ensimo regalo a Israel por parte de uno de los exponentes destacados de aquella izquierda italiana que en los ltimos aos se ha transformado en el mejor aliado de los dirigentes de Tel Aviv. Una declaracin, la de Napolitano, que se parece tanto, demasiado, a la proferida hace unos das por Jos Maria Aznar. El lder del partido popular espaol, heredero orgulloso de la dictadura de Franco, nos ha llamado a recordar que ''Para Europa es muy importante defender Israel. Porque, a pesar de encontrarse en Oriente Medio, es una nacin plenamente occidental y su desaparicin significara la prdida de nuestra posicin en aquella rea del mundo''.

Que la derecha heredera de las feroces dictaduras que fueron cmplices del exterminio de los judos y de tantas otras categoras de seres humanos utilice instrumentalmente la Sho para apoyar nuevas polticas de genocidio contra otros pueblos sobrantes es la bofetada ms grande a la Memoria. As como el posicionamiento subalterno de la izquierda italiana es una bofetada en la cara al sacrificio de millones de hombres y de mujeres que pusieron en juego la propia vida en la Resistencia contra el fascismo y contra el nazismo.

Una nueva ley, la presentada por el ministro Mastella, castigar el negacionismo de quien pretenda negar el exterminio de los judos durante la segunda guerra mundial. No esperamos, dada la actual composicin de la clase dirigente italiana, un ley contra quien sea cmplice de las polticas criminales de Israel y de los Estados Unidos. Pero es tanto pedir, solicitar un poco de dignidad a los sectores ms coherentes de la izquierda italiana, a partir de una denuncia de las absurdas posiciones expresadas por Napolitano? Sera absurdo que la condena del negacionismo sobre el pasado estuviera acompaada por el apoyo del negacionismo sobre la actualidad.

Traduccin: Joan Tafalla

http://www.radiocittaperta.it



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter