Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2007

Somalia: un Estado sin pueblo

Edmundo Fayas Escuer
Rebelin


Conocemos a dos pueblos, el kurdo y el baluchi que no tienen Estado. Somalia es al revs, es un estado sin pueblo

Con una extensin de 638.000 km2 muy ridos. Tiene una poblacin de casi ocho millones de habitantes, siendo mayoritariamente musulmanes, con una renta per cpita de 460 dlares anuales. Somalia est situada en el cuerno de frica, ocupando una posicin estratgica de gran valor, pues est muy cerca del estrecho de Bab el Mandeb, paso fundamental para el comercio mundial y sobre todo para el petrolfero y adems conecta Arabia Saudta y el mar Rojo con el golfo de Adn.

En Somalia no se nace somal sino que se forma parte de un clan. Hay cinco grandes clanes.

Los hawiya que representan el 25% de la poblacin y que ocupan la parte norte y centro, zonas del suroeste de Etiopa y del norte de Kenia.

Los ishaak que suponen el 23 % de la poblacin y ocupan la antigua colonia de la Somalia britnica, conocida como Somililandia. Este grupo acta como un Estado dentro del Estado aunque no es reconocido internacionalmente.

Los darod representan el 20%, estando situados en Puntland, lugar en el que la leyenda sita el antiguo reino de Shaba y en un trozo de Somalilandia.

El clan de los rahanwein que solo suponen el 18%, situndose en el centro y sur del pas, en las cercanas de Djibouti y tambin en un trozo de Somalilandia.

El ltimo clan es el ms pequeo, el de los digil que representan el 3% junto a los bantes que son los descendientes de los esclavos libertos durante el colonialismo italiano, a los que llaman loona aaraan, que traducido significa nadie est llorando por ellos.

Somalia es el tercer frente que abre Bush en su guerra global contra el terrorismo, como anteriormente hizo en Afganistn e Iraq.

Bush gran analfabeto de la historia, vuelve a equivocarse en el caso de Somalia. Las anteriores misiones de paz terminaron en fracasos estrepitosos, incluida la de su padre que bajo bandera de Naciones Unidas tuvo 30.000 soldados entre 1993-1995. En octubre de 1993 se libr la batalla de Mogadiscio, que signific la salida de las tropas norteamericanas, sin haber conseguido ninguno de los objetivos propuestos, dejando a Somalia sometida a los seores de la guerra.

Despus de su salida, los norteamericanos financiaron a estos seores de la guerra laicos que formaron una alianza contra los islamistas. El catedrtico de historia por la Universidad de Harvard, Niall Ferguson escribe en The Angeles Times al menos durante la guerra fra poda darse por descontado que nuestro hijo de puta (nuestro dirigente anticomunista) impondra una modalidad brutal del orden. Ahora, en plena guerra contra el terrorismo, Estados Unidos prefiere un pas dividido entre mltiples hijos de puta que un pas gobernado segn la ley de la sharia. Sin embargo, cuanto ms la poltica exterior de Washington promueva la anarqua en lugar del orden, ms fuerte ser el atractivo de los movimientos islamistas. Esto reforz el prestigio de los islamistas que derrotan, en junio de 2006 a los seores de la guerra, unificando la capital por primera vez, desde 1001. Su progresin hacia el sur hizo temer un contagio en Kenia y en Tanzania.

Los Tribunales islmicos triunfantes pusieron orden en el pas, lo que les granje simpatas en los comerciantes y las ONGS pudieron volver a trabajar.

Los norteamericanos han empujado a uno de los pases ms pobres del mundo, Etiopia a invadir Somalia. Con el apoyo estadounidense, han derrotado rpidamente a los Tribunales Islmicos que haban conseguido pacificar el pas desde 1991. Este movimiento islmico era una solucin casera a una anarqua interminable, debida en gran parte a las intervenciones extranjeras que tienen su origen en el pasado colonial.

El Pentgono ha impulsado la intervencin de la Etiopia cristiana a travs de un programa de ayuda militar desde 2002 y ha puesto a su servicio los medios de reconocimiento areo y de escucha va satlite para la ofensiva somal.

Por qu interviene Etiopia en Somalia?

Adems de satisfacer a los estados Unidos, busca que Somalia siga inestable y as impedir la formacin de un pas fuerte que pueda reclamar la soberana sobre el Ogaden, que se encuentra habitado por el clan de los Hawiya y que provoc una guerra entre los dos pases (1977-1978).

El gobierno etope de Meles Zenawi, debe sacar las tropas rpidamente sino quiere tener problemas con Eritrea que apoya a los Tribunales Islmicos somales y que tiene contenciosos territoriales con los eritreos que pueden aprovechar la ocasin para atacar a los etopes.

El actual presidente provisional somal es Abdullahi Yusuf, que fue elegido presidente en la conferencia de Nairobi con el apoyo etope y donde seleccionaron al 80 % de los diputados y vetaron a la sociedad civil, a los intelectuales y a los islamistas.

Gobierno que tras la salida de las tropas etopes caer porque la ONU es incapaz de buscar pases que apoyen militarmente al mismo y porque se est volviendo a la ingobernabilidad que haba antes de los Tribunales Islmicos.

Como vemos, Bush sigue en su locura de la guerra contra el terrorismo, sus dos principales frentes Afganistn e Iraq van de mal en peor. Es previsible que el tercer frente, Somalia tambin empiece a ir mal, simplemente por la propia historia del conflicto.

En esta locura de Bush, no es descabellado que nos abra un cuarto frente en Irn, que sera la hecatombe total.

Los ciudadanos del mundo debemos decir NO al seor de la guerra, George Bush. Decirles a nuestros gobiernos que queremos la PAZ y que hay que decirle al presidente norteamericano que ya vale.

Nuestros gobiernos deben de sentir el aliento de la calle reclamando la paz, porque sino harn lo que suelen hacer en todos los temas que toca Bush, mirar hacia otro lado y ser cmplices de los sinsentidos y locuras de este extremista cristiano que es Bush. Todos los extremismos son malos sean cristianos, islmicos o judos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter