Portada :: Feminismos :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2007

VII Encuentro Lsbico Feminista Latinoamericano y del Caribe
Autonoma y Racismo

Norma Mogrovejo
RIMA


Del 7 al 11 de febrero nos reunimos aproximadamente 200 lesbianas en el VII Encuentro lsbico feminista latinoamericano y caribeo, organizado por la Ekipa una comisin de aproximadamente 26 integrantes y 9 voluntarias conformado por el Bloque Lsbico y -las denominadas- lesbianas sueltas (las que no pertenecen a una organizacin), quienes empezaron a trabajar desde que recibieron la sede en el anterior Encuentro de Mxico (Noviembre de 2004). A diferencia de otros Encuentros, esta comisin mostr solidez en su articulacin an cuando gran parte de las integrantes eran jvenes; la administracin de los recursos permiti amplia participacin de lesbianas becadas y costos accesibles para las chilenas, as como consideraciones especiales para quienes no pudieron cubrirlos. La organizacin fue asombrosamente impecable. La sede del encuentro, acertadamente elegida, tuvo lugar en el Centro Cultural San Jos, antiguamente hospital, hoy monumento histrico, con amplios espacios

abiertos que permitieron confluencia, encuentros y comunicacin no slo en las plenarias, talleres, tiempo de caf, almuerzos y en todos los momentos cotidianos del Encuentro. Como el hotel se encontraba a considerable distancia, posibilit que las asistentes nos concentrramos en las actividades programadas y espontneas, no estaba cerca la camita para descansar o retozar, as los horarios y actividades nos impusieron una dinmica si bien escolstica, un ritmo que da a da nos energetizaba, levantarnos 7 de la maana, salir del hotel entre 9 y 10, inicio de actividades 10:30 y regresbamos al hotel entre 22:00 y 24:30 hrs., un tren de trabajo que recordaba mi poca de scout.

 

LOS EJES TEMATICOS

La autonoma, como lo expresaba el lema, desde una rebelda cmplice fue el eje transversal que surc cada una de las discusiones, lo que permiti profundizar en la problemtica lsbica ligada a una realidad poltica, econmica y social latinoamericana. Tres ejes temticos organizaron la discusin del Encuentro:

I.- Historia del movimiento lsbico-feminista Latinoamericano y del Caribe, permiti una relectura tanto de las organizaciones, acciones conjuntas y encuentros; una historia que es necesario revisar cuantas veces sea necesario para repensar el presente y el futuro: las difciles relaciones con el movimiento feminista y su perspectiva heterocentrista, con el Estado que impulsa la instalacin de un neoliberalismo en condiciones desventajosas para la regin, las ONG y sobre todo, las relaciones internas entre las diversas corrientes lesbofeministas y las formas en que stas se han desenvuelto analizadas como un auto boicot.

Destac el cuestionamiento al uso del lenguaje, expresado an sin darnos cuenta, como un discurso racista al denominar circunstancias histricas con referencias al color negro u oscuro en referencia a situaciones negativas.

II.- Viejos y nuevos feminismos: de la Teora a la Accin, cuestion la relacin entre las teoras y las estrategias para la accin (como el caso del matrimonio lsbico), los aliados, la relacin entre la tecnologa del gnero y el feminismo en el proceso de globalizacin, as como la necesidad de repensar nuestras demandas lsbicas como feministas.

III.- Rebeldas y Complicidades del movimiento, desde el sabor de un caf colombiano se plante la urgente necesidad de corporeizar el feminismo desde la accin y el sentimiento, la pregunta cmo hacer cuerpo de la teora? encontr respuesta en la experiencia de algunos grupos que desde la autogestin pudieron llevar a la prctica la generacin de espacios desde donde experimentar un lesbofeminismo posible y deseado.

Acompaaron a estos ejes de discusin una variedad de talleres, muestras de videos, expresiones artsticas, venta de libros, artesanas y msica que alimentaron no slo la discusin, tambin la interrelacin y otras formas de comunicacin. 

 

LA MARCHA

Como parte de la programacin, la Ekipa en su visin poltica de intervencin, organiz una de las ms importantes acciones polticas que trascendern en la vida cotidiana no solo de la capital chilena. Aproximadamente trescientas lesbianas el 9 de febrero, salimos a marchar por las calles de Santiago con pancartas expresando nuestra existencia lsbica junto a otras identidades:

Soy latina, soy lesbiana. Soy artista, soy lesbiana. Soy humana, soy lesbiana. Sau brasilera sau zapatao. Soy rebelde y mi causa es lesbiana. Mis ideas para hacer justicia y cuerpo para amar a otra mujer. Insurgencia sexual. Somos malas podemos ser peores. Soy lesbiana lesbiana lesbiana lesbiana lesbiana.

Primera parada, el monumento a Gabriela Mistral, poeta chilena, (presumiblemente) lesbiana, inspiradora de muchas mujeres latinoamericanas, lectura de un manifiesto y las consignas se dejaron or: Si Gabriela viviera, con nosotras estuviera; si Gabriela viviera, con nosotras se viniera.

La lesbian banda argentina junto con la batucada brasilea abri la marcha. Ante la mirada atnita de lxs chilenxs ensayamos decenas de consignas, canciones, besos, abrazos, danzas. Mantas y carteles daban cuenta incluso de la especificidad de expresiones polticas: Pinochet genocida, Fujimori extradicin, no al femicidio, no al heterocentrismo.

Segunda parada, ingreso al centro histrico, intervencin poltica: besos y ms besos. Un comando sac un tarro de pintura de aceite y en un crculo sell junto a los pies de una lesbiana la denominacin que dejar huella en las calles chilenas, aqu estuvimos, por aqu pasamos: lesbiana.

Tercera parada: La plaza de armas, un acto central, la lectura de un documento que poticamente reivindicaba las palabras usadas en la denigracin de mujeres lesbianas, la apropiacin del lenguaje desde el orgullo y como cada 19 de mes, el grupo Memoria Feminista encendi fuego a las palabras no ms violencia hacia las mujeres que fueron escritas en el piso, y al tiempo que se consuman, coreadas por la marcha. Consignas, cantos, besos y ms besos, esta lucha es de amor.

Por la noche regresamos al Centro Cultural a disfrutar de una programacin artstica: Gabriela Robledo en poesa, Silvia Palumbo, Julieta Paredes y Fortunata con un maravilloso concierto musical.

 

VILLA GRIMALDI

An llenas de energa por la marcha del da anterior, el sbado 10 de febrero, fuimos sacudidas en lo ms profundo de nuestras emociones por el impacto que el centro clandestino de detencin, tortura y exterminio de la dictadura de Pinochet, Villa Grimaldi, caus en nuestra conciencia histrica. Hoy dirigido por los propios sobrevivientes, convertido en museo por la paz y memoria, Villa Grimaldi nos recuerda los hechos ms atroces que cometi la dictadura pinochetista, para que no se olvide y no se repita.

Labrada por la memoria del exterminio, tuve la oportunidad de conversar con Claudia Acevedo de Guatemala y Mercedes Cruz, mi paisana, de Per, pases que tambin han sufrido procesos dolorosos de persecucin poltica, desapariciones y exterminio. Ambas experiencias daban cuenta que a diferencia de Chile, poco se ha hecho por preservar aquella memoria, debido principalmente a que el exterminio estuvo dirigido a indgenas, traducindose en etnocidio. Este silencio, muestra del racismo instalado en las venas ms profundas de nuestra sociedad latinoamericana, es an una deuda que debe ser repuesta.

La Villa, con todas sus emociones, tambin nos permiti disfrutar de un concierto de nuestra kerida Ochy Curiel y de danzas africanas de Arienne Celestino de Brasil.

 

LA PLENARIA FINAL Y LOS ACUERDOS

An soolientas debido a la fiesta de la noche anterior, encontramos con sorpresa a la entrada del Centro, graffitis que nos advertan de la invisibilidad que las indgenas haban sentido en el Encuentro. Un momento de tensin hizo presentir la posible ruptura. Una previa muestra de fotos durante la fiesta, de algunas escenas del Encuentro, en la que no se encontraron reflejados muchos rostros no necesariamente poda ser muestra de discriminacin y as lo entendieron las compaeras indgenas y Julieta Paredes luego de recordar que el racismo inexorablemente da privilegios, en un acto de madurez se disculp por los graffitis, cerrndose el eslabn que estuvo a punto de romperse.

Momento propicio para que Arienne, propusiera que uno de los principales ejes del prximo encuentro fuera el racismo.

Y cuando creamos que logrbamos un final con saldo limpio, una intervencin performtica producto de uno de los talleres irrumpi la plenaria con un acto alusivo a la violencia, todas fuimos sacudidas porque el Encuentro haba logrado superar la historia de desconfianzas y rupturas, y la circunstancia fue vivida como un exceso innecesario, una intrusin sin visin ni tacto. Aunque seguramente no fue el nico acto de provocacin en el Encuentro, muchas preferimos caer en los brazos y cuerpos amorosos de nuestras compaeras antes que la violencia. Fue difcil retomar la calma pero un ritual que invocaba a las orishas ayud a retomar las discusiones.

Y aunque con un poco de trabajo, pudimos consensar la celebracin del 13 de octubre como el Da de las Rebeldas Lesbianas Feministas de Latinoamrica y el Caribe con una marcha como expresin de visibilidad ligado a espacios de reflexin para no convertir al acto poltico en un simple carnaval comercial. Fecha elegida en conmemoracin al I Encuentro Lsbico-Feminista en 1987 en Mxico.

Con beneplcito el grupo Lesbiradas de Guatemala acept el reto de organizar el prximo encuentro en una conexin centroamericana con el apoyo de Nicaragua y la regin Mesoamericana. El ambiente se hizo propicio y junto a la intensidad de emociones, la Ekipa entreg en las manos de la compaera guatemalteca la pcima que mantuvo esa espiritualidad y que fue vertida por todos los rincones donde cada una de nosotras pudo estar.

Al final de la plenaria, Ximena Riffo, quin en la ltima fiesta junto a la algaraba donde muchas nos quitamos camisetas y sostenes, descubri slo uno de sus senos, hizo la siguiente propuesta:

"La tradicin minoica llev a las lesbianas de Lesbos a caminar por las calles con sus senos descubiertos. Propongo a las que lo deseen, encontrarnos el prximo Encuentro con un seno al aire, como un acto poltico de apropiacin de nuestros propios cuerpos, a resignificar una visualidad esttica lsbica.

CON LA FUERZA DE LA REBELDIA, PENSANDO LA AUTONOMIA!!

A VIVIR LA VIDA CON EL CUERPO Y EL ALMA, LO MEJOR POSIBLE!!

 

EL POST ENCUENTRO

En una propuesta autogestiva, 30 de las asistentas organizamos una visita a Isla Negra, Via del Mar y Valparaso, el viaje estuvo lleno humor, deconstruyendo todas las formalidades que el encuentro pudo tener, con contrapropuestas y desatinos.

El martes 13 fue un da especial, convocadas por el grupo Memoria Feminista asistimos a un acto poltico: funar (escrachar, delatar) a un asesino de su hija de 5 aos y casi homicida de su esposa que, pese a la gravedad de los hechos, peda libertad condicional, lo que pona en grave riesgo la seguridad de la vctima. Temerosas de que la solicitud fuera concedida, con pancartas y consignas recordamos al juez, el fiscal, lxs abogados y asistentes quin ama, no mata, no humilla ni maltrata. Satisfechas porque la libertad condicional fue denegada, salimos tras el abogado defensor recordndole que defender a un asesino de mujeres tiene una grave complicidad. De regreso al metro, convertido nuestro contingente en otra marcha en contra a la violencia hacia las mujeres, la vida nos puso en el camino al juez (Alfredo Morgado) que quit la tuicin a Karen Atala por declarar ser lesbiana y vivir con su pareja. Encuentro que permiti funarlo por lesbofbico.

Desde el inicio hasta la partida, en cada instante, el Encuentro nos posibilit experimentar sentimientos de intensidad colectiva, donde los fines comunes eclosionaban en acciones conjuntas. Tarea que llevamos a nuestros lugares para traducirlos en hechos corporeizados de lesbofeminismo. No puedo dejar de agradecer a la Ekipa por su esfuerzo y visin poltica.

Cada acto de protesta, cada accin poltica, cada beso pblico escribe la huella de las lesbianas en la historia de nuestros pases.

 

Agradezco los comentarios y aportes de Silvia Villalba.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter