Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2007

Del despilfarro de la energa al ahorro forzoso

Miguel ngel Llana
Rebelin

Revisado por Caty R.


No es posible mantener el actual ritmo de "crecimiento" y consumo porque varios factores lo impiden: el cambio climtico, la limitacin de las fuentes de energa, lo insostenible de las guerras por la energa y materias primas y el modelo econmico devorador de recursos. Y an cabra aadir un quinto factor, que el 20% de la humanidad consume el 80% de la energa. Los pases emergentes, sobre todo los que ya han sacado los pies de las alforjas, han comenzado su propio desarrollo o se han convertido en pases dscolos que no se avienen a ser sojuzgados. El imperio estadounidense y su modelo econmico son vulnerables; en algunos pases ya han perdido, en otros no ganan y en otros estn encallados. El coste de la guerra cada vez es mayor, los beneficios incluidos los energticos- son efmeros y en algunos casos slo es una huida hacia delante.

Aunque abundan los fracasos estratgico, logstico y econmico en tantos frentes abiertos y en tantas guerras, las vctimas directas que causa el imperio estadounidense se cuentan por cientos de miles cada ao y, con la complicidad de la UE, est dispuesto a seguir con la poltica de tierra quemada, como vemos que sucede en los pases invadidos. Sin recurrir a la soflama y sin esperar milagros no es posible que esto pueda seguir, el freno y el cambio tienen que llegar por las limitaciones de su propia dinmica y por la resistencia de los pueblos.

La mayor parte de la energa que se consume, ms del 85%, no es renovable: el petrleo, gas, carbn y uranio salen de yacimientos que ya han comenzado a agotarse; desde hace unos aos el consumo crece ms que lo que pueden aportar los nuevos descubrimientos, es decir, las reservas disminuyen. Los yacimientos pueden dar todava ms produccin, pero no por mucho tiempo; la capacidad de extraccin est tocando techo (el peak oil de Hubbert) y a partir de ese punto, la produccin comenzar a disminuir. Cualquier yacimiento, mina o cantera tiene un lmite, todos hemos podido ver el principio y fin de alguno. Los yacimientos no se recargan, no son acuferos, aunque es una observacin pueril, nadie parece tenerla en consideracin.

Las energas renovables provienen del sol en forma de calor y luz que se aprovechan directa o indirectamente por la fotosntesis, evaporacin, lluvia, etc. y del movimiento de la luna (mareas). A la energa nuclear de fusin, considerada renovable, le faltan decenios para su utilizacin.

La desertizacin y la deforestacin aumentan peligrosamente. La agricultura intensiva ha llegado a un punto de rendimiento energtico decreciente debido al agotamientos de los nutrientes y el agua o por la contaminacin de los suelos, plagas etc., requiriendo mayor aporte de abonos, insecticidas, y otros elementos que implican un mayor consumo de energa, petrleo y gas, con lo que gastan ms energa de la que aportan. Los biocombustibles no se pueden considerar renovables y adems su produccin y consumo contribuyen a una mayor degradacin. Obtenidos en cultivos intensivos, deficitarios desde el punto de vista energtico, su rentabilidad -slo econmica- se basa en la destruccin y agotamiento del ecosistema. La naturaleza no puede soportar esta escalada depredadora y tampoco la humanidad.

La poblacin actual de 6.500 millones de personas, para tener una buena alimentacin, tendra que consumir 11.304 kj/da (2.700 kc) aunque por razones bien conocidas el hambre est lejos de erradicarse. En cambio el consumo mundial de las distintas fuentes de energa es de 31,9 Mtep/da (Millones de toneladas equivalentes de petrleo) que equivalen a 1.336 Tera kj, energa suficiente para alimentar a 118.000 millones de personas, poblacin que correspondera a la de 19,7 planetas Tierra. Este es el gran disparate de un desarrollo montado sobre el despilfarro de los combustibles fsiles, el ahorro de la fotosntesis de cientos de millones de aos quemado en poco ms de un siglo. Mientras tanto, todos embaucados con el "desarrollo" y el futuro de la biomasa, biocombustibles, biodiesel, etc.Sabrn nuestros polticos de qu estn hablando? El futuro inmediato es la falta de energa y no es una opcin, sino una imposicin para la que slo hay una respuesta: otro modelo econmico de ahorro a ultranza.

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Tlaxcala y Cubadebate. Este artculo se puede reproducir con fines no comerciales a condicin de citar al autor, a la revisoray la fuente.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter