Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-02-2007

Costa Rica
La contramarcha se enreda: mentiras y contradicciones en un esfuerzo desesperado por desmovilizar la lucha contra el TLC

Ignacio Dobles Oropeza
Rebelin


Ante la avalancha de denuncias de corrupcin: en los nombramientos del MEP, el favorecimiento a empresarios que financiaron la campaa de Oscar Arias, el conflicto de intereses de las jefas de fraccin de Liberacin Nacional y el Movimiento Libertario en relacin con el TLC, y ante el evidente crecimiento y amplitud de la convocatoria contra el Tratado de Libre Comercio, el Gobierno de los Arias y sus aliados (incluyendo los medios de comunicacin entregados al poder econmico y oligrquico) estn DESESPERADOS por desviar la atencin, para dirigir la opinin pblica a un terreno que les sea menos adverso, y, por supuesto, para intentar desmovilizar la gigantesca movilizacin que colmar el Paseo Coln el lunes 26. Esto, lamento decirles, no lo lograrn.

Su mtodo es seguir la ruta que ya les traz Felipe Caldern en Mxico, y Alan Garca en Per: centrar las bateras contra Hugo Chvez. Aunque a decir verdad Garca, una vez elegido, recul rpidamente, fundindose en abrazos con el lder venezolano una vez finalizadas las elecciones peruanas. De la manera ms oportunista, demaggica y manipuladora, se declaran ahora defensores de los trabajadores mientras atacan (como siempre) a los trabajadores organizados. Pero va a ser difcil ocultar que la situacin creada se debe a un gobierno incompetente, que es incapaz (pese a su supuesto roce internacional) de poner a jugar los canales diplomticos, y cuya cabeza se deleita en inmiscuirse en asuntos internos de los pases cuyos gobiernos no son de su agrado (porque, si de tratar asuntos de otros pases se trata) de la parapoltica en Colombia no dice nada, ante la represin en Oaxaca y Atenco no hay Nbel que valga, de una clase poltica atrincherada en Ecuador en clara oposicin a lo que quiere su puebloni po).

Lo entretenido es como, en esta carrera loca por tratar de frenar lo inevitable, es decir, la manifestacin evidente, masiva, de la oposicin al TLC, no slo se miente descaradamente, sino que afloran contradicciones. En el virulento editorial de La Nacin de hoy se afirma. Arias, consultado por un medio de prensa, lament el hecho (refirindose a acuerdos del congreso venezolano sobre la Ley Habilitante, figura que ha existido desde hace decenios en la constitucin de ese pas) en ningn momento, por ejemplo, dijo que era una violacin a la democracia o que Chvez se haba convertido en un virtual dictador. Qu descaro porqu no publican exactamente lo que dijo el Presidente Arias? , o es que no habl de una dictadura? qu decadencia periodstica Palmadita en la espalda, La Nacin se encarga, dcilmente, de dorar la pldora para quitarle importancia a la torpe, arrogante y gratuita embestida. Y de nada sirve referirse a lo que pas hace veinte aos. Esto ocurre, y tiene consecuencias, en el presente.

Por otro lado, mientras que Arias afirma (o se atrever ahora a negarlo La Nacin ? ) que el traslado posible de ALUNASA a Nicaragua se debe a la afinidad ideolgica de Chvez con el Gobierno de Daniel Ortega, y que la empresa es altamente rentable, los jerarcas de la Cmara de Comercio de Costa Rica, en una sensacional revelacin publicada en pgina entera de La Nacin el da de hoy, esclarecen que la razn por la cual Venezuela se llevara a ALUNASA a Nicaragua es porque en ese pas se aprob el TLC. Los acuciosos investigadores de esta Cmara, de esta manera, han descifrado la secreta admiracin de Hugo Chvez por los Tratados de Libre Comercio que benefician a Estados Unidos. Hay que agradecer tan profundos anlisis,pero, por favor, en su carrera loca por desviar la atencin, hagan por lo menos el amago de ponerse de acuerdo. Es por afinidad ideolgica con Daniel Ortega o por amor al TLC?, aclrenme, porque me tienen confundido.

Mientras tanto, los trabajadores de ALUNASA se encuentran en una situacin incierta y difcil, ante la cual tenemos que exigir al Gobierno de la Repblica que acepte el grave error que ha cometido, y que tome las medidas necesarias para garantizar el bienestar de estas familias. Si el posible traslado se debe a razones polticas, como han afirmado voceros del gobierno, tendran que usar todos los medios para desenredar lo generado por el Presidente Arias, sin arrogancias ni manipulaciones, asumiendo las responsabilidades del caso. Por otro lado, quienes quieren usar la situacin de los trabajadores de la empresa, demaggicamente, para favorecer sus intereses egoistas, deberan tambin exigirle al gobierno, que es, despus de todo, el gobierno (no es que acusaban a los sindicatos de querer gobernar?) , que asuma sus responsabilidades y que, como debera hacerlo en TODA situacin semejante, tome las medidas necesarias para no perjudicar a centenares de familias. Del Gobierno de Venezuela, dueo de ALUNASA, esperamos, por supuesto, que al contrario de lo que ha pasado en otras situaciones en que se han ido empresas (privadas) del pas, se cumpla, de trasladarse la empresa, con los derechos laborales de los trabajadores.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter