Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2007

Italia: carta abierta del senador rebelde de Rifondazione Comunista
"Me he visto obligado a una decisin inevitable"

Franco Turigliatto
Il Manifesto

Traducido por Luca Alba y revisado por Gorka Larrabeiti


En la mocin de confianza al gobierno Prodi vot segn el mandato recibido de acuerdo con el programa de la Unin, que no inclua ni la guerra infinita en Afganistn, ni la ampliacin de la base de los EEUU en Vicenza.

Sin mencionar los desastres sociales derivados de la permanencia de las leyes 30, Moratti, Bossi-Fini [1] y de unos Presupuestos Generales liberalistas, la tripleta del aumento de los gastos militares, el compromiso en Kabul por lo menos hasta el 2011 y el soporte logstico a la guerra a travs de la nueva base de Vincenza seala una profunda ruptura con toda opcion de izquierdas y de paz, incluso en su versin ms blanda.

A las demandas de replantearse la cuestin de la base estadounidense despus de la manifestacin del 17 de febrero se ha contestado que seguiremos recto (Prodi) y que cuestionarla sera un gesto de hostilidad hacia EEUU (D'Alema). Y Padoa-Schioppa aade :Haremos la TAV [Tren de lta Velocidad] [2]. Una bofetada tras otra a las reivindicaciones de los movimientos.

Por eso he decidido no participar en la votacin, operando de esta manera en plena coherencia no slo con mis ideas, sino tambin con el programa histrico de mi partido. Por eso lo volvera a hacer.

La operacin de D'Alema, Cossiga, Andreotti y Pininfarina es evidente y el nuevo ejecutivo con Follini es la premeditada consecuencia para pasar a la fase dos del gobierno, despus de que en la fase uno la izquierda, presentada como ganadora y al mismo tiempo corresponsable de todos lo malhumores sociales, haya obtenido en realidad muy poco. El gobierno, cuya discontinuidad se poda deducir de su sensibilidad hacia los movimientos sociales, ha criminalizado preventivamente las luchas sindicales y pacifistas con la vista puesta por un lado en el ataque a la Seguridad Social y por otro en la ofensiva blica en Afganistn. A los dirigentes del PRC les resulta muy cmodo que yo sea el chivo expiatorio para no admitir el fracaso del proyecto de izquierdizacin de la Unin. Mi expulsin es el ltimo captulo para hacer creble la tesis falsa de la cada del gobierno escondiendo la maniobra centrista.

El clima de caza de brujas contra m y toda el rea de Izquierda Critica, adems de estar pasado de moda, resulta grotesco. Se me acusa incluso de escisin despus de haber sido expulsado del grupo parlamentario y obligado por el reglamento a incorporarme al grupo mixto. A la espera, por cierto, de la dimisin que por coherencia poltica haba anunciado antes del voto y confirmado justo despus.

No acepto el linchamiento meditico vehiculado tambin por mi partido.

Sobre todo no creo que pueda ser vlida una poltica que el sbado desfila contra la guerra y el mircoles siguiente vota polticas de intervencion militar basndose en un presunto realismo y en la concrecin. Muchos me acusan de ir de alma cndida, y eso que la solidaridad poltica y el afecto recibido superan toda expectativa por mi parte, pero si no se recupera la unidad entre accin y conciencia, la poltica est destinada a ser una pura tcnica de ejercicio del poder. La incoherencia entre comportamientos, las decisiones institucionales y los intentos sociales propagandsticos s que constituyen autoreferencialidad y autismo poltico; sta es una de las causas de la crisis de la poltica y no puede sino favorecer la desmoralizacin y la disgregacin de los movimientos que se deseara construir.

Estos conceptos Rifondazione [Comunista] los ha defendido durante muchos aos para luego acabar convirtindose al pragmatismo. Por ello, confirmo que no votar jams a favor de las guerras, ni a favor de cualquier contrarrefroma de las pensiones, ni del TAV; no traicionar las razones que me han conducido a este lugar, que no es el centro de la poltica para m ste sigue estando en el conflicto social, a partir de trabajadores y trabajadoras-, menos an si no deja de mostrarse, tal y como sucede hoy, insensible ante dicho conflicto.

Notas:

[1] Ley 30 de 2003: llamada ley Biagi (por el nombre del economista asesinado por las Brigadas Rojas), esta ley neoliberal organiza el mercado del trabajo fomentando la precariedad;
Ley Moratti: ley de marzo de 2003 que reorganiza los ciclos de enseanza. Considera "superado" el concepto de enseanza obigatoria y gratuita. Rebaja la edad de la enseanza obligatoria.
Ley Bossi-Fini: publicada por el gobierno Berlusconi en 2002, esta ley es una creacin de las formaciones ultraderechistas de dicho gobierno, la Alleanza Nazionale de Gianfranco Fini y la Lega Nord de Umberto Bossi. Prev la expulsin inmediata de los inmigrantes indocumentados, despus de concentrarlos en centros de permanencia temporal para ser identificados (n. de la t.).

[2] Ver al respecto http://www.tlaxcala.es/pp.asp?lg=es&reference=309.

____________________________________
Fuente en italiano: http://www.politicaonline.net/forum/showthread.php?t=326893&referrerid=10150 (la versin en internet de Il Manifesto an no est disponible).

Gorka Larrabeiti, que ha revisado esta traduccin de Luca Alba, es miembro de Rebelin, Tlaxcala y
Cubadebate.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter