Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2007

Una izquierda que acepta la poltica centrista de estado
Escenas italianas: cuando veas la barba de tu vecino....

Santiago Gonzlez
Rebelin


Estaba en Italia en pleno imbroglio: manifestacin contra la ampliacin de la Base Militar italo-estadounidense (es un decir) de Vicenza, ampliacin de efectivos italianos en Afganistn (con algn muerto ya), tras el anuncio de la retirada de sus tropas en Iraq y debate en el Senado de una mocin presentada por DAlema, Ministro de Exteriores y responsable de la coalicin Olivo y de la organizacin aggiornada de lo que fue el Partido Comunista Italiano, actual Izquierda Democrtica o Democracia de la Siniestra.

ste vena a decir que la poltica exterior italiana girara en el respeto a las resoluciones de las Naciones Unidas y de la bsqueda de la paz. Es decir, el lenguaje edulcorado de no decir nada, abstracto y que se compadeca mal con el apoyo real a la estrategia estadounidense en su recreacin neocolonial en Afganistn (cuya invasin fue ilegal y no sancionada por las Naciones Unidas) y en el Nuevo Oriente Medio.

Adems, dentro de la poltica de seguridad y vecindad que practica la OTAN acept y apoya el primer Tratado militar con un pas mediterrneo, que desde hace varias dcadas ocupa ( e invade) otros, como Lbano, Siria y el resto de Palestina, en contra de muchsimas resoluciones de las Naciones Unidas y del derecho internacional. En paladino, en septiembre del ao pasado, poco despus de la invasin y destruccin del Lbano, Italia y su Ministerio de Exteriores (al igual que otros Gobiernos progresistas) ha suscrito con Israel, un Tratado que refuerza su impunidad. Alguien ha reclamado daos de la destruccin gratuita en Lbano o en las peridicas razzias sionistas en los Territorios Ocupados?. El envo de tropas al sur de las fronteras libanesas ha sido seguido de ms pasos para alterar la poltica de ocupacin israel? La Conferencia Internacional para resolver el conflicto israelo-palestino, dado que Israel amplia la ocupacin con nuevos asentamientos y no reconoce a ningn Estado ni fronteras palestinas, se convocar cuando las circunstancias lo aconsejen como dicen al unsono Prodi-Rodrguez Zapatero sin embargar o presionar a Israel? Hay ms similitudes entre el Gobierno de Prodi y el de Rodrguez Zapatero. Tambin hay un cierto paralelismo entre las actuaciones de esta Refundacin Comunista y el apoyo crtico, socio preferente de IU, con el Gobierno de Rodrguez Zapatero y su capacidad () de influencia para realizar polticas de izquierda o amoldarse a los deseos del partido que gan al PP.

Como decamos, en esa tesitura de divergencias entre teora y prctica, se produce la votacin en el Senado. La derecha aznarista, perdn, berlusquiana vota en contra. La coalicin que apoya al Gobierno, a favor. Todos?. No.

Algunos contrarios a la poltica berlusquiana, que se han manifestado en contra de la ampliacin de la Base Militar de Vicenza, en contra del seguidismo a la poltica imperialista del Presidente Bush y que rechazan que los soldados que se vayan de Iraq, retornen en apoyo estratgico estadounidense, al Afganistn de la OTAN, votan en contra: Bulgarelli (verde); Turigliatto, Grassi y Giannini de Refundacin Comunista; Franca Rame, la dramaturga y Rossi del Partido de los Comunistas Italianos.

Aunque gana el s, el sistema italiano establece que la votacin la gana quien saque la mayora absoluta del nmero presente de senadores y la suma de noes y abstenciones supera a ese s relativo. El Primer Ministro italiano, el antiguo responsable de la Comisin Europea, Prodi, dimite.

Por votar coherentemente a favor de una poltica de izquierdas, dada la contradiccin de la bsqueda de la paz gubernamental con el apoyo a la estrategia estadounidense, a esos parlamentarios les llegan las presiones, insultos y un cierto linchamiento moral. El ojo del huracn recae en Turigliatto, se le expulsa del PRC, los peridicos le sacan buscadas fotografas con el rostro desencajado y vencido. Los peridicos de ms difusin, La Reppublica (El Pas), La Corriere de la Sera (El Mundo), Il Mattino, Il Messagiero, y los otros de la Unione... hablan de una izquierda radical que no tiene compostura para formar parte de un Gobierno progresista, trotskistas y dems ralea anclada en la senilidad del mayo del 68, que hay que buscar apoyos ms centristas que, inmediatamente, llegan de los flecos democratacristianos,... La presin meditica en contra de una izquierda coherente, a la que bombardean continuamente como no lo hubiera logrado un planificador de campaas publicitaria, y califican de radical, sin sentido de estado, es de gran intensidad y fuerza. Y los partidos que se llaman de izquierda la asumen en sus rplicas a la defensiva. Nadie habla de la contradiccin poltica del Gobierno Prodi y de la soberbia de DAlema sabiendo que posteriormente a la votacin de marras y tras la manifestacin contra la Base Militar de Vicenza, se tendra que votar la fijacin presupuestaria para el incremento de efectivos a Afganistn, es decir que si no queran caldo, los bufones izquierdistas, tomaran una olla entera de caldo, dado que vendran las reformas centristas en los planos econmicos, laborales y sociales.

Prodi en medio de esa euforia de ataques a esos izquierdistas y aceptacin defensiva de los partidos que se reclaman de izquierdas, enuncia doce puntos que prefiguran una oleada de discutibles reformas, tabla de salvacin progresista, para volver a formar Gobierno. Epifani, Secretario del sindicato CGIL, con esa retrica italiana, dando a entender el apoyo global a Prodi, comenta asustado el corte liberal de las medidas que regiran en el posible nuevo gobierno de la Unione, reclama que le hubiera gustado que un punto o medio lo hubiera dedicado a la lucha contra la precariedad () y los sindicatos consideran que la anunciada reforma de las pensiones, tras la efectuada por el anterior Gobierno de Berlusconi, no debe formar parte de la agenda del nuevo Gobierno.

En Npoles, por lo menos, hay un gran despliegue de carteles y se anuncian actos del Olivo, el Partido Democrtico de Izquierda y de Refundacin Comunista, pidiendo el sostn y apoyo al Gobierno Prodi,... tapando aquellos que anunciaban la manifestacin contra la Base de Vicenza, firmados entre otros por Refundacin Comunista. Igualmente, se hace una campaa contra el ticket sanitario (una tasa por utilizar los servicios pblicos sanitarios),... Pareceran actividades de rearme de la izquierda, pero tambin de intentar explicar el porqu de apoyar a un Gobierno cada vez ms con la etiqueta de centrista conservando las nfulas de defensa de la tradicional poltica de izquierdas,... hasta la prxima poltica de estado.

Es cierto que Italia tiene graves problemas de economa informal, sumergida, corrupcin y camorra. Agujeros que drenan recursos para polticas ms equitativas y de desarrollo. Ante la agresiva poltica tacheriana de Berlusconi, de desarme del Estado social hay un gran miedo a que este delincuente vuelva al Gobierno ante la derechizacin sociolgica de una gran parte de los italianos. Pero, tambin parece que las coaliciones que apoyan al Gobierno de Prodi, se estn decantando en prcticas polticas mimticas al de sus contrincantes y que justifican polticas, que antes de entrar en el Gobierno, criticaban. En cambio presionar al expresidente de la Comisin Europea, Prodi, y trabajar en reformas limitadas por la izquierda, esa actitud defensiva y de justificar, lo que entendemos contradictorio e injustificable, han reforzado el mensaje unidireccional de centrar ms el Gobierno y quitarse resabios infantiles izquierdistas dando paso a los caballeros blancos democratacristianos que formaban parte del apoyo del anterior Gobierno Berlusconi (para hacer lo mismo que l?).

En resumen, ha llegado el miedo escnico. Franca Rame, ha hecho declaraciones pblicas de apoyar el envo de tropas y del presupuesto correspondiente y dimitir a continuacin. El miedo a Berlusconi, es hacer lo que apoya Berlusconi y despus no asumir la contradiccin y huir de tener que dar cuenta de la justificacin? Otros parece que tomarn decisiones de estado.

Prodi y su centrismo ganan. Berlusconi, sin estar en el Gobierno, gana. La izquierda pierde. Rehacer un lenguaje y cultura de izquierdas pierden mucho ms.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter