Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2007

Bush en Amrica Latina

Vctor Flores Olea
Rebelin


George W. Bush, del 8 al 14 de marzo, visitar cinco pases latinoamericanos, incluido Mxico (con Brasil, Uruguay, Colombia y Guatemala), lo cual ha sorprendido a tirios y troyanos, ya que el auncio del viaje fue precedido por un proyecto de presupuesto en el que se diminuyen drsticamente las ayudas destinadas al patio trasero estadounidense, con la excepcin de Colombia, y cuando contina en la frontera mexicana la construccin del muro de la ignominia, que ahora implica hasta el traslado de trabajadores y tcnicos a nuestro territorio para desde aqu edificar. La congresista demcrata Hilsa Sols dijo "esto de Bush son unas vacaciones que se toma en un momento en que todo le va mal".

No poda faltar la visita a Brasil (en Sao Paulo), ya que sin ese pas no hay equilibrio continental. Bush tratar de seducir a Lula para frenar a Hugo Chvez (el verdadero motivo del viaje), tal vez con alguna oferta en materia de estanol. Adems de que Brasil es el segundo productor mundial de caa de azcar despus de Estados Unidos. El otro motivo del viaje tiene que ver con el rescate del ALCA, enterrado en Mar del Plata en 2005 (con una pattica intervencin de Fox a nombre de Bush, procurando salvar la asociacin bajo el control de Washington), en lo cual no parece tener ninguna oportunidad real el jefe de la Casa Blanca. Saludar tambin en su gira al presidente socialista Tabar Vzquez de Uruguay, proclive a Washington, a su amigo preferido continental lvaro Uribe, de Colombia, y pasar a Ciudad de Guatemala para agradecer a Oscar Berger la presentacin hace unos meses de una candidatura al Consejo de Seguridad que compitiera con la candidatura venezolana. A Mxico vendr a estrechar lazos con Felipe Caldern, para asegurar an ms la proclividad de ste hacia Estados Unidos.

Pero tal vez lo ms interesante del viaje sea la porcin continental que no visitar Bush, por ser varios pases de "alto riesgo" para el mandatrio estadounidense. No acudir a Argentina porque son tensas sus relaciones con Kirchner, ni a Chile por el motivo contrario (sus relaciones con la presidente Bachelet son ptimas). Obviamente ni pensar en la Bolivia de Evo Morales, o en el Ecuador de Rafael Correa, y mucho menos en la Venezuela de Hugo Chvez, con la cual las hostilidades son abiertas. Repito: la nica explicacin coherente que se descubre en este repentino inters de Bush por Amrica Latina (despus de seis aos en la Casa Blanca de amnesia absoluta respecto a su regin sur), es la de contrarrestar la influencia de Chvez, y su insistencia en una unin latinoamericana bajo el dominio estadounidense.

El viaje de Bush, como se sabe ya, estar marcado por masivas manifestaciones de repudio. Su funcin guerrera en el mundo, su agresin a pueblos dbiles y los crmenes que ha desatado, su violencia en contra de los derechos humanos, tambin negando la Constitucin de su pas, su papel de torturador y represor a escala planetaria, le han ganado el repudio del mundo, comenzando por el de su propio pueblo, segn se vio en las elecciones del pasado noviembre. En Amrica Latina, incluido Mxico, este repudio tendr algunas de sus manifestaciones ms radicales.

Por lo que hace a nuestro pas, el candidato y el presidente Caldern se declararon dispuestos a corregir los disparates de Vicente Fox y a rehacer relaciones polticas y diplomticas con Amrica Latina. A pesar de una cierta expectativa inicial, la situacin se degrad rpidamente, porque ya no se trata de las errticas intervenciones del boquiflojo expresidente, respondiendo de todos modos a intereses precisos, sino de la expresin articulada de una poltica que ha decidido el presidente actual y que no deja lugar a dudas. En este sentido Caldern ha puesto en claro la contradiccin de fondo entre su gobierno y las alternativas de desarrollo que buscan varios pases latinoamericanos.

El punto de ruptura se di en Davos. Y se expres en la breve polmica entre Lula da Silva y Caldern. Mientras este ltimo critic los "prejuicios" contra el libre comercio y las expropiaciones ocurridas en Venezuela, Bolivia y Argentina (refirindose adems a las "dictaduras personales vitalicias"), el brasileo reivindic inteligente y decididamente al bloque sudamericano, incluyendo a Hugo Chvez y a Evo Morales. De Chvez, el brasileo seal que fue electo tres veces democrticamente y dijo que si alguien tiene miedo porque Evo Morales quiere nacionalizar el gas, debe entender que sus recursos naturales son la nica riqueza de Bolivia.

Inclusive el secretario general de la OEA, Jos Miguel Insulza, le mencion que la negativa al libre comercio no es asunto de prejuicios, y dio por muerto el ALCA que antes haba defendido el presidente de Mxico. La veregonzosa situacin es que el presidente Caldern est muy lejos de entender las causas reales de la pobreza latinoamericana y mexicana. Sin tal reconocimiento, y sin apreciar los esfuerzos de varios pases nuestros para encontrar renovadas rutas al desarrollo y al bienestar, es puramente retrico y superficial el "deseo" de rehacer al sur las muchas relaciones maltrechas. La imposibilidad es estructural y no de coyuntura.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter