Portada :: EE.UU. :: El ideario del imperio
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2004

El cerebro del programa electoral de Bush, Grover Nosquist, destapa sus planes de gobierno:
"Enterraremos a los europeos, aceleraremos el declive de los sindicatos, recortaremos la financiacin de los empleados y moveremos el Estado de Bienestar hacia un sistema privado"

Pablo Pardo
El Mundo/Rebelin

'The Wall Street Journal' le ha llamado 'el Lenin del Partido Republicano'. Otros destacados conservadores opinan que ese ttulo le queda grande, pero no cabe duda de que a sus 48 aos, Grover Norquist, asesor externo de la Casa Blanca, se ha convertido en la fuerza dominante de la poltica econmica estadounidense


El carcter bocazas de Norquist se combina con una devocin asctica para su causa. Tanto que el programa electoral que aprob el Partido Republicano la semana pasada para la reeleccin de Bush repite, punto por punto, su ideario. No es sorprendente. Norquist trabaja en estrecha colaboracin con Karl Rove, el estratega electoral jefe de Bush, y tiene un amplio historial en promover la causa conservadora en Estados Unidos y el anticomunismo en el mundo.

Es difcil exagerar la influencia de Norquist en la poltica estadounidense. l fue el artfice de la arrolladora victoria de los republicanos en las elecciones legislativas de 1994, que coloc a su aliado Newt Gingrich al frente de la Cmara de Representantes.Desde entonces, los conservadores no han abandonado el control del Legislativo, un tradicional feudo demcrata.

Desde hace ms de 10 aos dirige la Coalicin Dejadnos Solos, que todos los mircoles celebra reuniones abiertas en las que representantes de diferentes grupos conservadores plantean iniciativas y anuncian programas de accin, y a las que George W. Bush y Dick Cheney envan siempre representantes personales. Dirige el proyecto calle K, destinado a erradicar toda influencia demcrata de los grupos de presin -los famosos lobbies- que se concentran en esa calle de Washington. Y quiere -y todo apunta a que va a conseguir- que la efigie de Ronald Reagan aparezca en los billetes de 10 dlares. Pero su principal instrumento para influir en la poltica es el grupo Americanos por una Reforma Fiscal (ATR, segn sus siglas en ingls).

Este grupo de presin certifica la poltica fiscal de cada legislador.Si el congresista ha votado a favor de subidas de impuestos, est acabado, especialmente si es republicano. Una mala opinin de la ATR puede liquidar la popularidad de cualquier legislador, y dejarle sin fondos para llevar a cabo una campaa electoral.

Pregunta.- Quin va a ganar el 2 de noviembre?

Respuesta.- Da igual. Nosotros controlaremos la Cmara de Representantes, y probablemente el Senado. Si gana Kerry, no va a poder hacer nada que no queramos nosotros. No le vamos a dar dinero para que gaste. No podr subir impuestos. No podr robarnos nuestras armas de fuego. Aunque perdamos la Casa Blanca, no va a ser el fin del mundo.

P.- Y si gana Bush?

R.- El Partido Demcrata estar acabado para siempre. Si tenemos el control del Legislativo y del Ejecutivo, reforzaremos nuestro control del Poder Judicial para dirigirlo contra los demcratas.Llevaremos a cabo una modesta limitacin de la capacidad de la gente para iniciar procesos legales contra las empresas, lo que daar a los abogados especialistas en esos casos, que son uno de los puntales del Partido Demcrata. Aceleraremos el declive de los sindicatos. Recortaremos la financiacin a grupos de empleados pblicos, como los profesores, que son una de las grandes fuentes de votos de los demcratas. Y empezaremos a mover el Estado de Bienestar hacia un sistema privado, en pensiones y sanidad.

P.- El fin de los demcratas?

R.- S, porque adems su base demogrfica se est hundiendo.Cada ao mueren dos millones de personas que combatieron en la Segunda Guerra Mundial y que vivieron la Gran Depresin. Esa generacin ha sido una excepcin en la Historia de EEUU, porque ha defendido polticas antiamericanas. Ellos votaron por la creacin del Estado de Bienestar y por el servicio militar obligatorio.Ellos son la base electoral demcrata. Y se estn muriendo. Y, al mismo tiempo, cada vez ms estadounidenses tienen acciones.Eso hace que defiendan los intereses de las empresas, porque son sus propios intereses. Por eso, es imposible llevar a cabo polticas de odio social, de lucha de clases.

P.- Qu hacen los demcratas para frenar su declive?

R.- Movilizarse. De ah viene todo el apoyo que Kerry est recibiendo de gente como George Soros. Estn como estbamos nosotros en 1968, cuando gan Nixon, o en 1980, cuando gan Reagan. Entonces, los demcratas controlaban el Congreso. Nosotros slo podamos optar a la Presidencia. Sabamos que, si Nixon o Reagan no ganaban, y continuaba el dominio demcrata de la poltica de EEUU, entregaran el pas a la Unin Sovitica. Ahora ellos viven esa experiencia.

P.- Usted quiere recortar el tamao del Estado a la mitad en 25 aos. Cmo?

R.- La clave son las pensiones y la sanidad. El ao pasado Bush aprob la creacin de cuentas personales en las que cada ciudadano acumule ahorros para pagarse la asistencia sanitaria. Y en el programa electoral para la reeleccin se incluye una privatizacin parcial de las pensiones. Esos dos captulos son un tercio del gasto pblico en este pas. En 20 aos, la mitad de la poblacin estar en sistemas asistenciales y de pensiones privados. Y el Estado de Bienestar ya no ser necesario. A eso se sumarn reformas de la Agencia de Proteccin del Medio Ambiente, y la reduccin de competencias de la Administracin Federal de Medicamentos (FDA), que autoriza la comercializacin de frmacos.

P.- Y ser la sociedad que usted quiere.

R.- Ser una sociedad verdaderamente americana. Y enterraremos a los europeos. Adems, reformaremos la legislacin de inmigracin, y cada ao nos traeremos a un milln de los mejores cerebros de Europa. Ustedes tambin estarn acabados. Por de pronto, djeme decirle que ya somos ms libres que ustedes.

P.- Por qu?

R.- Porque podemos tener armas.

P.- Pero tambin los europeos -y sobre todo las europeas- podemos desnudarnos ms que los estadounidenses en la playa.

R.- De quin son esas playas?

P.- Del Estado.

La visin de playas estatales con gente desnuda -o casi- desconcierta a Norquist, aunque no est claro si es por la titularidad pblica de esos espacios o por el aspecto moral de la cuestin. Con esa incgnita abierta, la entrevista termina. Norquist vuelve a su tarea de lobbista, y empieza a hablar con sus colaboradores del secretario de Energa, Spencer Abraham.

Tras una breve interrupcin para atender a un periodista de la Vieja Europa, la revolucin liberal de Estados Unidos vuelve a ponerse en marcha.

El mismo Norquist ha declarado su objetivo: No quiero acabar con el Estado. Slo quiero hacerlo tan pequeo que pueda ahogarlo en la baera.


DNI


Nacido: El 19 de octubre de 1956 en Wenton (Massachusetss). Cargo actual: Presidente de Americanos por una Reforma Fiscal y de la Coalicin Dejadnos Solos. Director del Proyecto Legado Ronald Reagan. Miembro del Comit de Direccin de la Asociacin Nacional del Rifle. Trayectoria: Norquist dice que se hizo anticomunista a los 11 aos, leyendo Missers of Deceit, escrito por el polmico ex director del FBI J. Edgar Hoover. Despus de obtener un MBA en Harvard, pas a dirigir la Asociacin de Universitarios Republicanos y la Unin Nacional de Contribuyentes. En los aos 80 trabaj en la Casa Blanca y fue asesor financiero de la guerrilla anticomunista angolea UNITA, que combata, con el apoyo de EEUU y Sudfrica, al Gobierno de ese pas, que contaba con el respaldo de decenas de miles de soldados cubanos. Tambin trabaj con los 'muyahidin' antisoviticos afganos.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter