Portada :: Cultura :: Diario ntimo de Jack el Destripador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2007

Cronopiando
Diario ntimo de Jack el Destripador/16

Koldo Campos Sagaseta
Rebelin


Si alguna conducta humana es en verdad filosa como pual e hiriente como cuchillo, esa es la ingratitud.

Yo disculpo al soberbio que, en muchas ocasiones, slo esconde un discreto ego, y al iracundo que protege un dulce corazn, pero me enerva el pecado de la ingratitud.

De ah mi desazn, mi desconsuelo, cuando advierto que todos mis desvelos en el logro de la ms larga carrera criminal que conozca la historia, no ha sido suficiente motivo para que el Gobierno de Madrid me tuviera en cuenta.

Cuando, ms que el paso, el peso de los aos pesa y pasa la cuenta de los pasos(no voy a beber ms) atribulado advierto que Doa Esperanza Aguirre, presidenta de Madrid, decide que mis xitos en Londres, mis destripamientos en sus calles, mi ejecutoria como asesino en serie, no son suficientes atributos como para merecer su galardn, ese Premio a la Tolerancia que mientras a m se me niega, se entrega, sin embargo, a vulgares matarifes como Alberto Montaner.

Qu ha tolerado ese truhn del tres al cuarto que no haya tolerado yo primero?

Qu tolerante bondad puede haber esgrimido ese bastardo que yo no conociera?

Ningn otro delincuente en la historia del crimen ha tolerado tanto como yo, que he tolerado infamias y calumnias, pruebas prefabricadas, testigos falsos, persecuciones, editoriales insultantes Y todo para que venga ahora ese matachn de escaparate, conocido terrorista de la CIA, a llevarse el reconocimiento que a mi me corresponde. A m, que nunca toler ser parte de mafias criminales, que nunca toler ser numerario de bandas de asesinos, que actu solo, sin amparos ni ayudas, sin esconderme tras el oficio de escritor, arriesgando mi vida en cada crimen y consciente de que si me atrapaban no quedara impune, a m es que me deban haber dado el Premio a la Tolerancia.

Valga como consuelo no tener que padecer el aliento de la Esperanza en la entrega del premio.

([email protected])




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter