Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2007

La represin contina en Oaxaca

Sergio de Castro Snchez
Rebelin


Las ltimas dos semanas han demostrado que el estado de Oaxaca vive en una situacin en la que la represin sigue siendo la protagonista y la nica contestacin del Gobernador Ulises Ruiz al miedo ante una nueva posible embestida del movimiento popular. Las detenciones ilegales por parte de las diferentes policas, la continuidad en la accin de grupos paramilitares e, incluso, la presencia del ejrcito en las calles de la capital del Estado y en las comunidades, ha sido la respuesta con la que el Gobierno de Oaxaca ha seguido intimidando y violando los derechos fundamentales de aquellos que muestran su disconformidad de manera pacfica.

El hecho posiblemente ms grave, ocurrido fuera de la capital, fue el accidente que sufrieron el pasado 12 de marzo 4 integrantes del Comit de Defensa de los Derechos de los Pueblos (CODEP), 2 de ellos pertenecientes al Consejo Estatal de la APPO, cuando regresaban a la capital de una asamblea en la costa. La embestida de un autobs turstico que se sali de su carril cuando no llevaba ningn pasajero a bordo, provoc heridas graves a dos de los ocupantes del vehculo que qued completamente destrozado. Las extraas circunstancias en las que se produjo el suceso y el hecho de que un miembro de la CODEP sufriera el pasado 26 de noviembre un atentado en el que reciba 8 impactos de bala y 177 la camioneta en que viajaba, han hecho que la CODEP califique lo sucedido de criminal atentado cuyo responsable directo sera Ulises Ruz Ortz.

Por otro lado, la intimidacin y los actos de represin vividos en la capital ante las repetidas manifestaciones venidas de diversos sectores en contra del actual gobierno, han sido constantes.

El 9 de marzo la integrante de la seccin 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educacin (SNTE), Yolanda Crucita Ramrez, fue objeto de lo que ella misma calificaba como una detencin ilegal y arbitraria cuando se diriga a Ciudad Universitaria. La movilizacin inmediata del movimiento oaxaqueo y de organismos internacionales como la Comisin Civil Internacional de Observacin por los Derechos Humanos (CCDIOH), hacan que fuera puesta en libertad al da siguiente.

El 15 de marzo se realizaba una concentracin en contra de la brutalidad policial convocada por Voces Oaxaqueas Construyendo Autonoma y Libertad (VOCAL) a las puertas del Comisin Estatal de Derechos Humano de Oaxaca. Durante la celebracin del evento mltiples camionetas repletas de policas con armas largas, civiles haciendo fotografas a los asistentes e incluso la presencia del comandante de la polica municipal, Aristeo Ramos, trataron de intimidar a quienes se reunieron para exigir justicia ante los sucesos de los ltimos meses. Al acabar la concentracin, 5 de los presentes fueron perseguidos por tres camionetas policiales por las calles de Oaxaca durante ms de media hora. La intervencin de una organizacin de derechos humanos permiti a los perseguidos burlar a los instigadores y evitar su posible detencin.

El 22 de marzo era arrestado el estudiante de medicina Daniel Velsquez tras asistir a un acto del Gobernador que tanto l como sus compaeros acompaaron con gritos de Asesino!, asesino!. Al intentar desplegar una manta con consignas en contra del mandatario, policas vestidos de civil intervinieron impidiendo la accin estudiantil. Al acabar el acto, el detenido se alej del lugar en un taxi que fue interceptado por la polica del que fue violentamente bajado y brutalmente golpeado. Una hora despus y mientras se realizaba un mitin en la puerta de la Facultad de Medicina para reclamar su libertad, fue puesto en libertad sin cargo alguno.

Al da siguiente, 5 activistas eran agredidos en una colonia cercana a la capital. Mientras 4 de ellos eran detenidos el quinto, que dos das antes haba participado en el ayuno que se desarroll a las puertas de las oficinas de la Procuradura General de la Repblica (PGR) para exigir justicia por los miembros del movimiento oaxaqueo asesinados y en apoyo a los que en esos momento testificaban por el caso Brad Will, consegua escapar y contar lo sucedido. La violencia de la accin policial, no fue sin embargo certificada por el mdico que los visit, a pesar de los evidentes signos de maltrato fsico que mostraban los detenidos. Despus de inventarles cargos por alteracin al orden pblico y daos a una motocicleta y una camioneta de la polica, fueron puestos en libertad tras el pago de una fianza y un monto equivalente a los supuestos daos causados.

Mientras en el Zcalo de la ciudad los msicos entretienen a locales y turistas (que vuelven a poblar la ciudad), los nios juegan con grandes globos y las parejas pasean relajadamente, existe otra Oaxaca, ms profunda, que sigue esperando el momento de volver a tomar las calles en exigencia de justicia e igualdad, parte de la cual, la que se muestra ms combativa, sigue siendo reprimida de manera ms silenciada que silenciosa.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter