Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-03-2007

El Shara y el papel de Espaa

Edmundo Fayans Escuer
Rebelin


En la reciente visita que Zapatero realiz a Marruecos nos sorprendi con unas declaraciones en las que apoyaba la propuesta del gobierno marroqu por una autonoma para el Shara. No llego a comprender esta actitud del presidente en dos aspectos, en primer lugar, por su posicionamiento sobre la cuestin de Shara me parece un profundo error histrico y de una gran falta de visin poltica. En segundo lugar, hablar de la mejora de los derechos humanos en Marruecos y su alabanza a su democracia me parece de una obscenidad poltica que descalifica al que las pronuncia con frases como estas:

El gobierno de Espaa alaba los esfuerzos de Rabat para resolver el conflicto del Shara, El gobierno de Espaa apoya la propuesta marroqu de la autonoma, que excluye la independencia del territorio o Madrid elogia el compromiso de Rabat con los derechos humanos.

Ahondando en el error, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel ngel Moratinos, ante el revuelo que provoca las declaraciones de Zapatero, publica un artculo en el diario El Pas, titulado Espaa y el Shara donde suavizando las declaraciones del presidente, mantiene en esencia la argumentacin de ste, lo cual nos hace reafirmarnos ms en el error.

La poltica que desarrolla nuestro pas en el Zagreb es contradictoria segn quien este en el poder, as el PSOE es ms dulce con la poltica marroqu, mientras que la del PP es mucho ms crtica con Marruecos.

A mi modo de ver, las dos son errneas porque parten de premisas falsas y en consecuencia lleva a situaciones que hacer percibir a Espaa en esta zona como un pas no fiable.

Analicemos los dos problemas que se dan en el Magreb para nuestro pas.

En primer lugar, la falta de resolucin del conflicto del Shara, que surge tras los impresentables acuerdos Tripartitos de Madrid, del ao 1975, se permite la ocupacin violenta e ilegal del territorio saharau y la expulsin de gran parte de su poblacin en los campos argelinos del Tindouf.

La comunidad internacional tiene reconocido al pueblo saharau el derecho a la autodeterminacin y debe ejercitarlo mediante un referndum con todas las garantas de libertad.

Todas las resoluciones de Naciones Unidas van en este sentido y es Marruecos tanto con Hassan II como con Mohamed VI quienes las incumplen de forma sistemtica y alevosa.

Por qu la comunidad internacional no hace cumplir sus resoluciones como hace con otros pases? Por qu a unos pases se les sanciona y a otros se les permite el incumplimiento reiterado de los mismos a lo largo de decenas de aos como es el caso de Marruecos e Israel? No es la ley igual para todos?

La posicin marroqu siempre ha estado clara: imponer de hecho, su ocupacin incumpliendo la legalidad internacional y obstaculizando cualquier celebracin del referndum. Todo ellos unido a una gran represin de los derechos humanos en el territorio del Shara.

Espaa tiene una gran deuda con el pueblo saharau, y la mnima recompensa a estos es que nuestro pas exija el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas. Espaa debera solicitar la imposicin de sanciones a Marruecos por parte de la comunidad internacional, como se ha apoyado otras veces las que se imponan a otros pases Es que Marruecos es diferente? Por qu?

El gran error de Zapatero y Moratinos es que confunden la poltica exterior con los intereses econmicos de determinadas empresas o multinacionales espaolas y eso no debera ser as. Est claro que en un primer momento si se veran perjudicadas pero no a medio y largo plazo. Esta poltica actual hacia el problema del Shara est falta de de la ms mnima tica, pues mientras se hacan las declaraciones anteriormente expuestas de apoyo a Mohamed VI en la capital del Shara, el Aain se condenaba a ciudadanos saharaues que protestaban contra la represin de los derechos humanos.

Esta poltica de Moratinos y Zapatero confunden los intereses del strapa Mohamed VI con los de Marruecos. Los marroques como los saharaus estn hartos de personajes como este rey que gobierna el pas como si fuera su cortijo particular. Espaa debe de trabajar porque en todos los lugares del mundo se respeten los derechos humanos y haya gobiernos honestos. Ninguna de estas dos circunstancias se da en Marruecos.

Nos deberan explicar estas palabras exculpatorias hacia la dictadura de Mohamed VI?

Es realmente indignante que se vendan armas y ms de dos mil vehculos blindados por parte del gobierno socialista, incumpliendo las leyes internacionales que prohben suministrar armas a uno de los dos contendientes en el conflicto.

En segundo lugar, Espaa debe de jugar un papel fundamental en la zona del Magreb. Es un territorio muy pobre y tiene unos problemas demogrficos impresionantes, sirva como dato ilustrativo que en veinte aos su poblacin se duplicar. Si actualmente ya se est produciendo grandes procesos migratorios desde esta zona a nuestro pas con ms de un milln ya en nuestro territorio Qu suceder cuando se dupliqu su poblacin? Qu suceder cuando se den procesos revolucionarios ante la falta de soluciones que Mohamed VI da al pas?

Existe un organismo constituido que es la UMA (Unin del Magreb rabe) formada por Marrueco, Argelia, Tnez y Mauritania, siendo su finalidad el desarrollo de la zona. Pero la UMA no funciona por el enfrentamiento Argelia/Marruecos por el tema del Shara. De ah la importancia de la resolucin de este conflicto ya que pasa por el cumplimiento por parte de Marruecos de todas las resoluciones de Naciones Unidas.

Necesitamos un Magreb basado en dos criterios, por un lado con el desarrollo de una democracia y un gobierno honesto y que se respete los derechos humanos y por el otro que se produzca un desarrollo econmico que haga que las diferencias econmicas entre ambas orillas del mar Mediterrneo sean menos escandalosas que las de ahora. Se debe promover un desarrollo econmico de estos pases con el apoyo de la Unin Europea y donde las expectativas econmicas seran suficientemente importantes para cortar las avalanchas emigratorias que se nos avecinan y adems nuestra seguridad mejorara ostensiblemente.

Con el apoyo a personajes como Mohamed VI, lo que conseguimos es una mala imagen de nuestro pas y condenar a las gentes de estos pueblos a la miseria, siendo el caldo de cultivo de los movimientos radicales islmicos que provocaran grandes quebraderos de cabeza.

La exigencia del cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, Sr. presidente es lo mnimo desde la tica y la moral que podemos y debemos al pueblo saharaui. Marruecos en un corto periodo de tiempo reaccionar mal a esta poltica pero a medio y largo plazo significara un avance para el pueblo saharaui y el marroqu. Tenga visin de futuro y sea justo en la defensa de los derechos humanos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter