Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-09-2004

La Jornada, ejemplo de la prensa que ha propiciado la apertura informativa, afirma
Noam Chomsky: "Las voces alternativas impactan ya a un pblico global"

Jim Cason y David Brooks
La Jornada


Noam Chomsky siempre ha criticado a los medios estadunidenses por "fabricar la anuencia" del pueblo ante la agenda del poder, pero en entrevista con La Jornada expres un sorprendente optimismo de que la prensa institucional estn siendo desafiados cada da ms por nuevos medios alternativos, en particular los que se encuentran en Internet.

"El sitio de La Jornada es un buen ejemplo del tipo de medio que no exista hace 20 aos, o hace 10", explic. "Eso tiene un efecto indirecto sobre otros medios, los cuales han tenido que responder a la apertura de informacin que se est llevando a cabo".

Las voces alternativas, agreg, que se han publicado en La Jornada y otros medios no slo alcanza pblicos nacionales, sino internacionales, a un nivel tan extenso que los medios institucionales ya no pueden descartar a esos interlocutores.

En entrevista con motivo del 20 aniversario de La Jornada, Chomsky, quien ha sido caracterizado como una de las principales figuras intelectuales del siglo XX, consider que el uso de Internet, adems de facilitar y agilizar la comunicacin dentro de movimientos sociales y entre ellos, se presta para retar el control de los medios establecidos. Esos son dos de los nuevos factores ms importantes que han surgido en los ltimos 20 aos.

Sin embargo, reiter que an cree que la mayora de los medios sigue cumpliendo el papel de promover y legitimar los intereses de las cpulas poltica y econmica. Este es un tema sobre el cual Chomsky ha escrito extensamente en libros y ensayos, lo cual, en parte, ha causado que su voz sea virtualmente censurada en los principales medios impresos y electrnicos de este pas durante dcadas.

Intelectual redescubierto

Pero en el ltimo ao los medios estadunidenses han redescubierto a Chomsky. El New York Times divulg este ao su primer perfil de un hombre a quien reconoce como el "padre de la lingstica moderna" y uno de los intelectuales ms importantes a escala mundial de este siglo. El Washington Post tambin difundi un perfil sobre l despus de que su libro 9/11 vendi cientos de miles de copias y apareci en las listas de best seller. Incluso, el Times public un artculo de Chomsky este ao.

Toda esa atencin no ha moderado las crticas de Chomsky. Estados Unidos hoy, asever, es buen ejemplo de lo que podra llamarse "un Estado fracasado", pues "tiene un sistema democrtico formal; de hecho, una sociedad bastante libre. Pero simplemente no funciona. Ese es el resultado de una enorme concentracin de poder en una sociedad que es administrada a un grado inusual por una comunidad empresarial con alta conciencia de clase".

Agreg: "en Estados Unidos, la cultura democrtica ha sido tan erosionada que una eleccin ofrece opciones tan reducidas que es casi de caricatura". Seala: "el fundamento de una democracia es una sociedad civil que funciona, y no aparece slo cada cuatro aos", pero sta "apenas existe en Estados Unidos".

En ese contexto Chomsky analiz el papel clave de los medios. "Lo que hacen stos y el sistema educativo es entorpecer la inteligencia de uno y reducir la confianza en s mismo, a tal punto que es imposible pensar", explic. "Porque las cualidades que se requieren para pensar son lo que sacan (los medios y el sistema educativo) de tu cabeza, tanto la habilidad para pensar como la creencia de que uno tiene el derecho a hacerlo".

Eso no es accidental. Chomsky sostiene que a finales del siglo XIX s exista una prensa libre aqu y en Inglaterra. Los peridicos describan los horrores de las fbricas y frecuentemente el trabajo asalariado se caracterizaba como otro tipo de esclavitud. La cpula britnica respondi primero intentando censurar a los medios, pero poco despus el establishment, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, se dio cuenta de que la mejor forma de controlar a los medios era a travs de la concentracin de los dueos y de nutrir una mayor dependencia de la publicidad para determinar la sobrevivencia de la prensa. Eso ha provocado una limitacin sobre qu opiniones, voces e informacin estn disponibles en los medios masivos establecidos.

Como ejemplo, Chomsky dijo que hace 20 aos, justo cuando empezaba a aparecer La Jornada en Mxico, se realizaron comicios en Nicaragua. "Probablemente fueron las votaciones ms monitoreadas jams", expuso. Aadi que asociaciones acadmicas y expertos electorales estadunidenses, ingleses, irlandeses y otros observaron los comicios. Esto se realiz en el punto ms agresivo de la guerra de la contra administrada por la embajada estadunidense en Honduras, con el gobierno de Ronald Reagan haciendo todo lo posible para minar el proceso electoral.

"No obstante, se realizaron las elecciones y fueron juzgadas como imparciales", seal Chomsky. Pero los medios estadunidenses no reportaron que el proceso fue considerado libre. "Para los medios estadunidenses establecidos, esos comicios no ocurrieron; Washington no deseaba que ocurrieran; por tanto no ocurrieron. Lo que se acepta ahora en Estados Unidos es que las primeras elecciones en Nicaragua se realizaron en 1990, no en 1984", abund. As los medios alteraron la historia real.

Las consecuencias de no informar sobre los hechos en Nicaragua son visibles hoy aqu. Chomsky asever que cuando el recin nombrado embajador estadunidense en Irak, John Negroponte, fue propuesto, casi no se mencionaron sus antecedentes como embajador en Honduras durante la guerra de la contra. "En ese tiempo (...) Estados Unidos estaba dirigiendo las operaciones de la contra, girando instrucciones sobre a quin matar y cundo".

Al informar sobre el nombramiento de Negroponte, su papel en Honduras slo fue mencionado de paso en los medios, o no se hizo, afirm Chomsky. Slo el Wall Street Journal ofreci algo ms amplio sobre el papel de Negroponte como "procnsul" en Honduras. Es un ejemplo de cmo los medios an fabrican la anuencia de la poblacin a favor de la cpula.

Pero la diferencia hoy es la proliferacin de fuentes alternativas de noticia, "particularmente Internet, que permite la distribucin masiva de materiales fuera del control de los medios establecidos". Hace 20 aos, los medios masivos generalmente podan ignorar o distorsionar hechos como las elecciones mencionadas, pero esto ya no es tan fcil hoy, asegur.

Lo anterior qued constatado, abund, en la batalla de la pasada primavera en la zona de Fallujah en Irak, donde cientos de civiles murieron al ser sitiados y bombardeados por fuerzas estadunidenses en respuesta a la muerte de cuatro contratistas civiles. Pero finalmente los marines tuvieron que suspender el sitio y esa ciudad sigue fuera del control de las fuerzas ocupantes y sus aliados.

"Qu hubiera ocurrido con una Fallujah hace 40 aos? La hubieran bombardeado con B-52. Esta vez debieron hacerse para atrs. Hay demasiadas fuentes de informacin", explic. Con imgenes desde la ciudad bajo ataque trasmitindose en televisin rabe y por Internet, la poblacin estadunidense atestigua las bajas civiles, lo cual, en parte, oblig el repliegue de las tropas. Chomsky, como otros, tambin ha mencionado que el apoyo mundial al Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional no hubiera sido tan grande hace 20 aos, cuando Internet no exista.

O sea, aunque haba medios alternativos hace 20 aos -por ejemplo, La Jornada y otros reportaron las primeras elecciones en Nicaragua-, la difusin de datos y sus perspectivas no era tan extensa por falta de un acceso global.

Pero Chomsky advirti que aun cuando hay informacin disponible para quienes desean esforzarse en buscarla en medios alternativos, la mayora de la poblacin en Estados Unidos sigue dependiendo de los medios convencionales empresariales. El resultado se puede observar en cualquier anlisis de la actual coyuntura electoral. "En los prximos comicios, miren lo que est sobre la mesa. Hay dos candidatos, ambos impresionantemente ricos, de familias poderosas, ambos asistieron a la misma universidad", coment. "Ambos pueden concursar porque estn financiados por los mismos intereses empresariales".

Para la eleccin de noviembre, por primera vez en dcadas, Chomsky est lo suficientemente asustado con el gobierno de George W. Bush -a quien describe como un "nacionalista radical" dedicado a la "violencia imperial"- como para ofrecer un muy tibio apoyo a su contrincante, John Kerry, de quien dijo: "es una fraccin mejor" que Bush.

Sin embargo, las diferencias entre los dos candidatos son poco sustanciales y hasta difciles detectar, aadi. Esto, por cierto, no es accidental, ya que las elecciones en Estados Unidos giran en torno de las "cualidades" de los candidatos, no sobre propuestas o ideas. As, no es coincidencia que palabras "carcter", "liderazgo" o "personalidad" sean las empleadas para describir a los aspirantes, en lugar de profundizar sobre sus posiciones en torno a temas polticos.

Los candidatos estn entrenados para ser poco claros sobre los grandes temas porque la cpula reconoce que ninguno de los dos partidos oficiales ofrece soluciones a los problemas que la mayora del pas desea resolver. Por ejemplo, existe un clamor por que se solucione la crisis del sistema de salud, pero ninguno de los candidatos se atreve a ofrecer propuestas serias sobre este asunto, ni en torno a educacin, empleo y guerra.

"La poltica en Estados Unidos es muy delgada y empobrecida; los temas bsicos no estn a discusin."

Pero a la vez, apunt, "lo ms esperanzador, muy nuevo y excitante, es que por primera vez en la historia hay enormes movimientos populares internacionales, con amplia solidaridad en el mundo. Se han desarrollado ms en el Sur, en India y Brasil, ahora se han expandido hacia el Norte. Estn preocupados por abordar los problemas fundamentales de la injusticia, la opresin y la violencia y actuar para resolverlos". En esto, subray, es clave el papel de los medios progresistas y su nuevo alcance internacional va Internet.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter