Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2007

Un repaso a la complicidad de Occidente con las dictaduras rabes
EEUU y Europa impiden la democracia en los pases rabes

Susana Khalil
Rebelin

Revisado por Ferrn Muios


El aliado ms importante de los Estados Unidos en todo Oriente Medio no es el estado colonial de Israel, sino el rgimen dictatorial islamista de Arabia Saudita.

La mal llamada monarqua saudita es la mayor productora mundial de petrleo, uno de los principales recursos energticos de la civilizacin contempornea. Es un rgimen de corte totalitario, donde los bienes de la nacin son controlados por una familia que supuestamente desciende del profeta Mahoma, familia sta que en realidad fue patentada por las compaas petroleras estadounidenses como Familia Real (fuente: el escritor Tarek Al). Un rgimen de lingotes de oro, diamantes, torturas, penas de muertes y Coco Channel; de mutilaciones y exquisito consumismo; de imperiosas y planetarias especulaciones burstiles con occidente, opulencia, anacrnicas violaciones humanas. Un rgimen dspota, machista, misgino, ligado a un Islam reaccionario, tergiversado y sanguinario. Una dictadura protegida hasta con bases militares estadounidenses. Una fusin entre cuqueros puritanos protestantes e islamistas wahhabis. (Vaya choque de civilizaciones que nos vende el acadmico Samuel Huntington).

El totalitarismo islamista de la Familia Real Saudita es incluido por muchos dentro del fenmeno neocolonial, donde neocolonialismo debe entenderse como aquella variante del colonialismo donde la fuerza invasora no desplaza sus tropas para perpetrar la usurpacin sino que utiliza a los propios nativos, otorgndoles privilegios y poder para garantizar los intereses del usurpador. Se produce una situacin similar en el resto de los pases rabes petroleros del Golfo Prsico cuyos regmenes son monarquas islmicas. Aunque tambin existen monarquas no petroleras.

Es el caso de la monarqua jordana, menos mancillada por el embrutecimiento islamista (atencin: cuando digo embrutecimiento islamista no me refiero al Islam sino a los fanticos), pero tambin represiva y autocrtica, donde no existe ningn partido poltico.

Siria es una dictadura secular que aniquil a los marxistas rabes y que jams ha lanzado la primera piedra para defender sus territorios ocupados, los Altos del Goln. Pero asesina y tortura a sirios, y Amnista Internacional hace caso omiso. Desarrolla un socialismo donde el 10% de la poblacin controla los bienes de la nacin y tiene convenios no firmados con el estado colonial de Israel.

Iraq fue gobernada por un dictador secular puesto directamente por los Estados Unidos para combatir el fantasma del comunismo.

Egipto es una dictadura secular financiada directamente por el congreso norteamericano: fue Egipto el que export el mtodo de combatir cualquier pensamiento progresista rabe utilizando a los islamistas. Su dictador se perpeta en el poder a travs de la obediencia a los dictados de los Estados Unidos y del estado colonial de Israel.

Libia tambin es una dictadura secular, con un megalmano al frente que amenaza a Occidente e instrumentaliza la Causa Palestina, pero que acta reprimiendo a su propio pueblo, como todos los dictadores rabes. Esta figura nunca fue un peligro y hoy con la conciencia del miedo, se somete a Inglaterra para perpetuarse en el poder.

Argelia y Tnez son sistemas seculares, de elecciones libres, pero tambin grandes laboratorios de represin y tortura.

Marruecos es una dictadura secular, con una monarqua islmica especialmente provechosa para las corporaciones transnacionales europeas.

El Lbano se rige por un sistema democrtico. Pero esta democracia est coartada por su propia carta magna, ya que pareciera que el libans no existe en la constitucin libanesa: sta misma no parte de la condicin de ciudadano libans, sino del carnet o logotipo religioso de ese supuesto ciudadano. Y es de acuerdo con ese tipo de carnet confesional que se clasifica quin s y quin no puede postularse para ser presidente, primer ministro, diputado y dems cargos oficiales. Fue el colonialismo francs el que dispuso, ante la necesidad de retirase de la nacin, el origen de esta constitucin. La lite econmica libanesa se vio favorecida en ella y la adopt. Ayer y hoy la sociedad libanesa de carcter libre repudia esa constitucin fornea y elitista.

Mientras Occidente hace alarde de la democracia, tambin resguarda las dictaduras islmicas y seculares rabes, y estrangula refinadamente y fulmina a hambre pura al pueblo palestino (a travs del bloqueo econmico y humanitario) por osar ejercer la libre democracia. El estado colonial de Israel complementa el trabajo sobre el terreno a toque de masacres y destruccin del hbitat de Palestina. Un infierno, un caos sin auxilio, de desesperanza e ingobernabilidad que conlleva el enfrentamiento entre palestinos.

Provocar este caos, la ingobernabilidad, la barbarie contra los palestinos fue muy efectivo para el estado colonial de Israel y dems secuaces arios de Occidente.

Los palestinos envueltos en tan riesgosa situacin, salen del paso, ms no del bloqueo de efecto genocida, y realizan un gobierno de unidad. El boicot a la democracia palestina por parte de Occidente y del colonialismo israelita sobrevive y la lucha de liberacin tambin. Por supuesto que la histrica concepcin aria sionista bloquear toda posibilidad de vida al pueblo nativo palestino.

La democracia es una metodologa que genera inteligencia y vitalidad en la tribuna palestina: es obvio que el estado colonial de Israel la estrangule, pero en esta empresa, la concepcin aria europea y estadounidense sern una fuerza paralela.

[email protected]





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter