Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2007

Los misiles en Europa y la nariz del camello
Nueva carrera armamentista

Conn Hallinan
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El actual revuelo por un plan de USA de desplegar misiles antibalsticos (ABM) en Polonia no tiene nada que ver con algn temor de que Irn vaya a atacar Europa o a USA con Misiles Balsticos Intercontinentales (ICBM) con ojivas nucleares, sino mucho con los esfuerzos del gobierno de Bush por neutralizar los disuasivos nucleares de Rusia y China y ganarle la mano a ambos pases en Asia Central.

El plan prev el despliegue de 10 ABM en Polonia y de un sistema de radar en la Repblica Checa, supuestamente para destruir misiles de estados dscolos lase Corea del Norte e Irn.

El Secretario Adjunto de Estado para Seguridad Internacional John Rood afirma que Corea del Norte posee un misil de alcance ICBM, y que es ciertamente posible que Pyongyang podra vender alguno a Irn. Si no fuera as, Tehern podra producir su propio misil capaz de atacar Europa y USA.

Pero el Taepodong-2 de Corea del Norte, que fall en un ensayo reciente, no es un autntico ICBM como mximo podra llegar a Alaska. E Irn prometi en 2003 que no mejorara su misil intermedio, el Shihab-3.

Ya que no existe, y no existir, ningn ICBM [de Corea del Norte e Irn], contra quin, contra quin, se dirige este sistema? dijo el primer vice primer ministro [ruso] Sergi Ivanov al Financial Times, Slo contra nosotros.

El jefe del Estado Mayor General ruso agreg: El verdadero objetivo [del despliegue de USA] es proteger [a USA] contra el potencial de misiles nucleares ruso y chino y crear condiciones excluyentes para la invulnerabilidad de USA.

La Secretaria de Estado de USA, Condoleezza Rice, respondi que: La idea de que de alguna manera 10 interceptores y unos pocos radares en Europa Oriental vayan a amenazar la reaccin estratgica sovitica [sic] es puramente ridcula y todo el mundo lo sabe.

Pero una vez que se suma una serie de otras cosas, no son slo 10 misiles y una instalacin de radar. Ya existe un sitio similar en Noruega, y el plan es colocar sistemas similares en Georgia y Azerbaijn. Gran Bretaa considera el despliegue de misiles ABM en Fylingdales, lo que incluso USA admite que representara una amenaza para los misiles rusos.

Si [los rusos] estn preocupados porque USA apunta a sus misiles balsticos intercontinentales, pienso que sera problemtico hacerlo desde el Reino Unido porque creo que probablemente podramos alcanzarlos desde un sitio de lanzamiento britnico, dice el teniente general de USA Trey Obering, jefe de la Agencia de Defensa de Misiles de USA.

Un editorial en el Guardian calific el plan de Fylingdales de extremo de la demencia.

Los rusos tambin sospechan que los misiles polacos representen slo la nariz del camello en la tienda que anticipa que la bestia entera termine por entrar.

Polonia ha dejado en claro que no se siente amenazada por Irn. Para Varsovia, todo tiene que ver con su tradicional enemigo al este: Rusia. Aparte de los misiles ABM, Polonia presiona a Washington para conseguir misiles Patriot y misiles de gran altura THAAD; adems est comprando F-16 estadounidenses. Como reaccin, los rusos han colocado misiles tierra-aire en Belarus.

Sera ingenuo creer que Washington limitar su apetito a Polonia o a la Repblica Checa, o al modesto potencial del que habla ahora, escribe Victor Litovkin de la Revista Militar Independiente de Rusia.

Todos estos sistemas pueden ser integrados a sistemas ABM en Alaska y California, ms sistemas similares planificados en Japn, Australia y las Filipinas (para no mencionar sistemas ABM navales en el Pacfico, el Ocano ndico y el Mediterrneo).

Hay que recordar que el gobierno de Bush se retir unilateralmente del Tratado de Misiles Antibalsticos de 1972.

Si se suman todas estas cosas, y se agrega la reciente decisin del gobierno de Bush de comenzar a disear una nueva generacin de ojivas nucleares, no puede sorprender que los rusos se muestren malhumorados.

La Unin Europea (UE) y la OTAN han aprobado el plan con reservas, en parte porque la UE quisiera reducir el control ruso sobre los oleoductos y gasoductos que salen de Asia Central.

Segn K.M. Bhadrakumar, el antiguo embajador indio en Uzbekistn y Turqua, USA ha financiado un gasoducto para llevar gas natural de Kazajstn y Azerbaijn a travs de Turqua, Austria, Bulgaria, Rumania y Hungra. El gasoducto ser un rival de Blue Stream-2 de la rusa Gazprom, que debe ser inaugurado en 2012.

Mosc tiene plena conciencia de que Washington es el espritu impulsor tras las poltica energtica de la UE hacia Asia Central, escribe Bhadrakumar en Asia Times,

y argumenta que USA calcula que Mosc ser llevado inexorablemente hacia un impasse con la UE sobre las polticas cada vez ms proactivas de esta ltima en Eurasia.

Aunque Rice puede sugerir que todos piensan que la paranoia rusa es ridcula, en realidad la UE est dividida respecto a los misiles, y descontenta de que Washington haya dejado de lado a la OTAN para hacer acuerdos bilaterales con ambos pases.

Ni el gobierno derechista polaco ni el de centro-derecha checo se atreven a someter el tema a un referendo. El sentimiento en la Repblica Checa est 60:40 contra el radar, y existe una fuerte oposicin a los misiles en Polonia.

Los socialdemcratas alemanes (SPD), socios menores en la actual coalicin de la canciller Angela Merkel tambin se oponen. No necesitamos ms cohetes en Europa, dice el presidente del SPD Kurt Beck. El SPD no quiere una nueva carrera armamentista entre USA y Rusia sobre suelo europeo. Tenemos suficientes problemas en el mundo.

El presidente francs Jacques Chirac tambin advirti: Tenemos que tener mucho cuidado antes de alentar la creacin de nuevas lneas divisorias en Europa o de volver al antiguo orden.

Los rusos han amenazado con retirarse del Tratado de Fuerzas Convencionales Europeo, e incluso han dado a entender que podran reconsiderar su participacin en el Tratado de Misiles Balsticos Intermedios de 1987. Rusia tambin hace planes para cuadruplicar su produccin de nuevos misiles balsticos y aumentar su flota de submarinos nucleares.

El investigador del Instituto Internacional de Investigacin por la Paz de Estocolmo, Shannon Kile, dice que los rusos ven el despliegue como una violacin del acuerdo original de ampliacin de la OTAN, en el que USA se comprometi a no desplegar o estacionar permanentemente recursos militares en los territorios de antiguos miembros del pacto de Varsovia.

El mes pasado, la Casa Blanca inst a admitir a Albania, Croacia, Georgia, Macedonia y Ucrania a la OTAN.

En el comentario ridculo de Rice est implcito que un sistema ABM sera incapaz de detener un ataque nuclear en gran escala por una gran potencia nuclear, y los crticos sealan que el sistema tiene un terrible historial. Kile caracteriz el propuesto ABM como Un sistema que no funcionar para combatir una amenaza que no existe.

Pero no tiene que funcionar muy bien. Los sistemas ABM tienen un secreto oscuro: No se supone que detengan ataques generalizados con misiles, slo que eliminen los pocos misiles enemigos lanzados en represalias que hayan logrado sobrevivir un primer ataque. Los primeros ataques llamados ataques de contrapunto en el vocabulario incruento de la guerra nuclear forman un componente central en la doctrina nuclear de USA.

La semana pasada, los demcratas bloquearon los fondos para el sistema ABM europeo. Robert Wexler (demcrata de Florida), presidente del subcomit de la Cmara sobre Europa, dijo: Los europeos tambin cuestionan por qu si este programa realmente tiene el propsito de proteger a Europa el gobierno haya preferido negociar bilateralmente con Polonia y la Repblica Checa en lugar de decidir colectivamente este tema en la OTAN.

Pero nadie sabe si los demcratas resistirn a la Casa Blanca.

Si ests ubicado en Mosc o Beijing, y sumas los ABM, las nuevas ojivas, y el creciente riesgo de bases en tus fronteras, no te quedara otra alternativa que reaccionar. Hay que imaginar la reaccin de USA si los rusos y los chinos desplegaran sistemas similares en Canad, Mxico y Cuba.

Una carrera de armas nucleares, un aumento de la tensin en Europa, y el lanzamiento de una nueva Guerra Fra: Es lo que est en juego en la crisis de misiles europea.

--------

Conn Hallinan es analista de Foreign Policy in Focus, ganador de un premio de Project Censored, e hizo su disertacin sobre la historia de las organizaciones insurreccionales en Irlanda.

http://www.counterpunch.org/hallinan05122007.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter