Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2007

frica, 2057

Immanuel Wallerstein
Clacso.org


El ao 2007 marca el 50 Aniversario de las independencias africanas. Establezco esto a partir del 6 de marzo de 1957, cuando la colonia britnica de Gold Coast se convirti en el Estado independiente de Ghana, siendo la primera colonia en alcanzar ese status en lo que entonces se denomin frica Subsahariana.

El lder del movimiento que triunf en la lucha por la independencia fue Kwame Nkrumah. El mundo declar este da como un gran punto de inflexin en la historia de frica y envi a sus lderes a formar parte de las celebraciones en Accra. Gran Bretaa envi a la Princesa de Kent y a su Primer Ministro, Sir Harold Macmillan. El Vicepresidente Richard Nixon asisti en representacin de Estados Unidos.

Estuve personalmente en Accra en aquel momento y fui testigo del gran entusiasmo y calidad de los festejos, as como del optimismo general que sinti Ghana y el resto del continente respecto del futuro de frica. Nkrumah dijo "Consgase primero el reino poltico y todo lo dems vendr por aadidura". Aqu estaba la prueba.

La independencia de Ghana fue seguida en 1958 por el rechazo de Guinea a permanecer dentro de la rbita francesa y por una cascada de independencias en 1960 - diecisis pases en total. El ao 1960 fue bautizado como el ao de frica. Fue tambin el ao de la crisis del Congo, la primera guerra civil del frica independiente, el primer reingreso de tropas europeas en frica despus de la independencia y el primer asesinato de un jefe de gobierno africano - el Primer Ministro Patrice Lumumba.

Sin embargo, lo que fue denominado "downward sweep of African liberation" continu algunos aos ms, hasta que se encontr con la dura roca de la riqueza mineral, de la colonialmente dominada frica del Sur -las colonias portuguesas de Angola y Mozambique, el controlado por colonos y auto proclamado Estado Independiente de Rhodesia (ahora Zimbabwe), frica del Sudoeste (ahora Namibia) controlada por los Sudafricanos, y el apartheid en Sudfrica. Tom otros veinte aos alcanzar la independencia de todos estos Estados.

Mientras tanto, la euforia de 1957-1960 dio paso a nuevas realidades - golpes militares, guerras civiles, incluso guerras interestatales, sumado a las severas dificultades econmicas de los setenta y los ochenta desencadenadas, pero no causadas, por los aumentos del precio del petrleo. El Afro-optimismo dio lugar al Afro-pesimismo. Todo lo dems no se fue sumando a la independencia poltica. Estaba equivocado Nkrumah?

El mismo Nkrumah haba advertido que el fin del colonialismo sera seguido por el neo-colonialismo a causa de la continua dependencia econmica de los Estados Africanos respecto de Europa Occidental y Amrica del Norte. El remedio de Nkrumah era la unidad africana. Logr percibir las dimensiones de frica y redefinirlas para incluir frica del Norte. Pero la gran montaa que era el movimiento para la unidad Africana se transform simplemente en un ratn, con la forma de una dbil estructura llamada Organizacin para la Unidad Africana (OAU). La OAU fue posteriormente denominada Unin Africana (AU) pero sin ser fortalecida.

En el 2007, el cuadro poltico y econmico de frica no coincide con las esperanzas y expectativas de 1957. Aqu y all, se pueden sealar algunas pequeas mejoras econmicas, pero en general, las estadsticas muestran que frica ha tenido la performance ms dbil de todos los continentes. Y aqu y all se puede sealar alguna renovada vibracin en la escena poltica, sin embargo, la mayora de los Estados estn en manos de polticos corruptos quienes no toleran oposicin a sus regmenes y no hacen nada por dar mejoras a su pueblo.

Como se ver frica de ac a cincuenta aos? Por supuesto, nadie puede saberlo con seguridad. Pero se pueden tener algunas expectativas razonables. En primer lugar, sera difcil que las cosas se volvieran peores. En el orden jerrquico internacional de Estados, los Estados Africanos estn hoy por lejos en la parte ms baja. Las generaciones ms jvenes reaccionan a esta realidad de dos maneras. Algunos emigran, y otros estn comenzando a estructurar nuevos movimientos - tratando de construir una segunda ola de luchas por la liberacin nacional.

En segundo lugar, el escenario geopoltico ser muy diferente en 2057. La habilidad de Estados Unidos y Francia para interferir directamente en el escenario africano habr seguramente casi desaparecido. Algunos dicen que podran ser reemplazados por nuevos actores forneos, como China o como algunos sugieren, Brasil. Esto me parece altamente improbable cuando no absolutamente imposible. En su lugar, creo que en los prximos 25 aos la relativa escasa importancia geopoltica de frica actuar en su favor, permitiendo que los nuevos movimientos de deliberacin se hagan realidad y florezcan. Si estos movimientos estudian bien la historia de frica desde 1957-2007, sern capaces de forjar movimientos que sean ms concientes sobre lo que es necesario hacer para transformar las estructuras econmicas y para luchar contra la polarizacin interna de clases.

En los aos anteriores a que Nkrumah presidiera las ceremonias de independencia en 1957, sus oponentes internos ms conservadores despreciaban a sus seguidores llamndolos "verandah boys". Esto haca referencia al hecho de que muchos de los militantes estaban relativamente poco urbanizados y no tenan residencia permanente debiendo dormir en las verandahs de las casas de otras personas. Esto indica que el nacionalismo africano tuvo en sus buenos tiempos un importante elemento de conflicto de clases, algo que ha sido ocultado en mucha de la literatura sobre frica. La conciencia de clases puede nuevamente tornarse central para la poltica africana. Si esto ocurre, dada la crisis estructural del moderno sistema-mundo y las caticas condiciones geopolticas y de la economa-mundo que se originen, los movimientos africanos podran jugar un rol mucho ms importante en los resultados de la lucha poltica mundial, que el anticipado por muchos de nosotros en la actualidad. Esperemos que as sea.

*Immanuel Wallerstein es director del Centro Fernand Braudel para el Estudio de Economas, Sistemas Histricos y Civilizaciones en la Universidad del estado de Nueva York en Binghamton. Su libro ms conocido traducido al castellano es: El moderno sistema mundial: La agricultura capitalista y los orgenes de la economa-mundo europea en el siglo XVI, Siglo XXI, Madrid, 1979.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter