Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2007

China y USA en nueva guerra fra por la riqueza petrolfera de frica
Darfur? Es el petrleo, tontito...

F. William Engdahl
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Para parafrasear la famosa pulla durante los debates presidenciales de USA de 1992, cuando un desconocido William Jefferson Clinton le dijo al presidente de aquel entonces George Herbert Walker Bush: Es la economa, tontito, la preocupacin actual de este gobierno en Washington por Darfur en el sur de Sudn no es, si la miramos ms de cerca, una preocupacin genuina por el genocidio contra las gentes en esa parte ms pobre de una parte pobre de una seccin desamparada de frica.

No. Es el petrleo, tontito.

Se trata de una historia de una dimensin cnica adecuada a un gobierno de Washington que no ha mostrado consideracin por su propio genocidio en Iraq, cuando se trata de su control sobre importantes reservas de petrleo. Qu est en juego en la batalla por Darfur? El control sobre el petrleo; mucho, muchsimo petrleo.

Los argumentos para Darfur, un imponente trozo de tierra resecada por el sol en la parte sur de Sudn, ilustra la nueva Guerra Fra por el petrleo, en la que el dramtico aumento de la demanda de petrleo en China para alimentar su exitoso crecimiento ha llevado a Beijing a embarcarse en una poltica agresiva de irnicamente diplomacia del dlar. Con sus ms de 1,3 billones en reservas sobre todo en dlares de USA en el Banco Nacional de China, Beijing emprende una geopoltica activa de petrleo. frica es un centro importante, y en frica, la regin central entre Sudn y Chad es una prioridad. Esto define un importante nuevo frente en lo que, desde la invasin de Iraq por USA en 2003, es una nueva Guerra Fra entre Washington y Beijing por el control de importantes fuentes de petrleo. Hasta ahora Beijing ha jugado sus cartas con algo ms de destreza que Washington. Darfur es un importante campo de batalla en esta competencia por el control de petrleo en la que hay mucho en juego.

La diplomacia petrolera china

En los ltimos meses, Beijing ha lanzado una serie de iniciativas orientadas a asegurar fuentes de materias primas a largo plazo en una de las regiones mejor dotadas del planeta el continente africano. Ninguna materia prima tiene actualmente una prioridad mayor en Beijing que la garanta de fuentes de petrleo a largo plazo.

Se calcula que actualmente China recibe un 30% de su petrleo crudo de frica. Eso explica una serie extraordinaria de iniciativas diplomticas que han enfurecido a Washington. China utiliza crditos en dlares sin condiciones para lograr acceso a la vasta riqueza en materias primas de frica, dejando al margen el tpico juego de control de Washington a travs del Banco Mundial y del FMI. Quin necesita la dolorosa medicina del FMI si China ofrece condiciones fciles y adems construye carreteras y escuelas?

En noviembre del ao pasado, Beijing fue la sede de una extraordinaria cumbre de 40 jefes de Estado africanos. Desplegaron literalmente la alfombra roja para los jefes, entre otros, de Argelia, Nigeria, Mal, Angola, Repblica Centroafricana, Zambia, Sudfrica.

China acaba de cerrar un acuerdo petrolero, que vincula a la Repblica Popular China con las dos mayores naciones del continente Nigeria y Sudfrica. La CNPC [siglas en ingls de la Corporacin Nacional Petrolera China] obtendr petrleo en Nigeria, a travs de un consorcio que tambin incluye a la South African Petroleum Co., dando acceso a China a lo que podran ser 175.000 barriles al da en 2008. Es un acuerdo de 2.270 millones de dlares que da a la CNPC, controlada por el Estado, una participacin de un 45% en un gran campo petrolfero off-shore en Nigeria. Previamente, Nigeria haba sido considerada en Washington como una posesin de las principales petroleras anglo-estadounidenses, ExxonMobil, Shell y Chevron.

China se ha mostrado generosa en el otorgamiento de prstamos a tasas de inters reducido, sin intereses o concesiones directas a algunos de los pases deudores ms pobres de frica. Los prstamos han sido destinados a la infraestructura, incluyendo carreteras, hospitales, y escuelas, en agudo contraste con la brutal austeridad de las exigencias del FMI y del Banco Mundial. En 2006 China asign ms de 8.000 millones de dlares a Nigeria, Angola y Mozambique, en comparacin con 2.300 millones a toda frica subsahariana del Banco Mundial. Ghana est negociando un prstamo chino para la electrificacin de 1.200 millones de dlares. A diferencia del Banco Mundial, un brazo de facto de la poltica econmica externa de USA, China es hbil al no condicionar sus prstamos.

Esta diplomacia china relacionada con el petrleo ha llevado a la extraa acusacin de Washington de que Beijing trata de asegurarse de petrleo en las fuentes, algo que ha caracterizado la poltica exterior de Washington desde hace por lo menos un siglo.

Ninguna fuente de petrleo ha estado ltimamente ms en la mira del conflicto petrolero China-USA que Sudn, donde se encuentra Darfur.

Riquezas petrolferas de Sudn

La CNPC de Beijing, es el mayor inversionista extranjero en Sudn, con unos 5.000 millones de dlares en el desarrollo de campos petrolferos. Desde 1999, China ha invertido por lo menos 15.000 millones de dlares en Sudn. Posee el 50% de una refinera de petrleo cerca de Jartum junto con el gobierno sudans. Los campos petrolferos estn concentrados en el sur, donde tiene lugar una guerra civil que hierve a fuego lento desde hace tiempo, financiada en parte clandestinamente por USA, para separar el sur del norte islmico centrado en Jartum.

CNPC construy un oleoducto desde sus bloques de concesin 1, 2 y 4 en el sur de Sudn, a una nueva terminal en Port Sudan en el Mar Rojo desde donde el petrleo es embarcado hacia China en buques cisterna. Un ocho por ciento del petrleo chino proviene ahora del sur de Sudn. China recibe hasta entre un 65% y un 80% de los 500.000 barriles de petrleo por da producidos por Sudn. Sudn fue el ao pasado su cuarta fuente por su tamao de petrleo extranjero. En 2006, China sobrepas a Japn para convertirse en el segundo importador del mundo de petrleo despus de USA, importando 6,5 millones de barriles del oro negro por da. Con un crecimiento de su demanda de petrleo que se calcula en un 30% por ao, China sobrepasar a USA en la demanda de importacin de petrleo en unos pocos aos. Esa realidad es el motor que impulsa la poltica exterior de Beijing en frica. (Fuente: USAID)

Una mirada a las concesiones petroleras en el sur de Sudn muestra que la CNPC china tiene derechos al bloque 6 que se extiende en Darfur, cerca de la frontera con Chad y la Repblica Centroafricana. En abril de 2005, el gobierno de Sudn anunci que haba encontrado petrleo en el sur de Darfur, donde se estima que podr bombear, cuando sea desarrollado, 500.000 barriles por da. La prensa mundial olvid mencionar ese hecho vital al informar sobre el conflicto de Darfur.

Uso de la acusacin de genocidio para militarizar la regin petrolfera de Sudn

El genocidio fue el tema preferido, y Washington fue el director de orquesta. Curiosamente, mientras todos los observadores reconocen que Darfur ha sufrido un gran desplazamiento humano y miseria humana y decenas de miles, o hasta 300.000 muertes en los ltimos aos, slo Washington y las ONG que le son cercanas, utilizan la expresin incriminante genocidio cuando hablan de Darfur. Si logran conseguir una aceptacin popular de la acusacin de genocidio, abren la posibilidad para una drstica intervencin de cambio de rgimen por la OTAN y de facto por Washington en los asuntos soberanos de Sudn.

El tema de genocidio es utilizado, con un respaldo a la escala de Hollywood por gente como las estrellas pop al estilo de George Clooney, para orquestar el caso para una ocupacin de facto de la regin por la OTAN. Hasta ahora el gobierno de Sudn lo ha rehusado vehementemente, cosa que no sorprende.

El gobierno de USA utiliza repetidamente la palabra genocidio para referirse a Darfur. Es el nico gobierno que lo hace. La Secretaria Adjunta de Estado de USA, Ellen Sauerbrey, jefe del Bur de Poblacin, Refugiados y Migracin, dijo durante una entrevista en lnea de USINFO [Oficina de Programas de Informacin Internacional del Departamento de Estado] el 17 de noviembre pasado: El continuo genocidio en Darfur, Sudn una brutal violacin de los derechos humanos est entre los principales temas de preocupacin internacionales para USA. El gobierno de Bush sigue insistiendo en que el genocidio ha estado ocurriendo en Darfur desde 2003, a pesar de que una misin de la ONU formada por un panel de seis miembros, dirigido por el juez italiano Antonio Cassese, inform en 2004 que no se ha cometido genocidio en Darfur, sino que ms bien se han cometido graves abusos de los derechos humanos. Pidieron juicios por crmenes de guerra.

Mercaderes de la muerte

USA, actuando a travs de aliados sustitutos en Chad y en Estados vecinos ha entrenado y armado al Ejrcito de Liberacin Popular de Sudn (SPLA), dirigido hasta su muerte en julio de 2005, por John Garang, entrenado en la escuela de las Fuerzas Especiales de USA en Fort Benning, Georgia.

Al inundar de armas primero el sur de Sudn en su parte oriental y desde el descubrimiento de petrleo en Darfur, tambin esa regin, Washington aviv el conflicto que condujo a decenas de miles de muertos y a varios millones forzados a huir de sus hogares. Eritrea alberga y apoya al SPLA, al grupo NDA [sigla en ingls por Alianza Democrtica Nacional] que aglutina a la oposicin, y a los rebeldes del Frente Oriental y de Darfur.

Hay dos grupos rebeldes que combaten en la regin de Darfur de Sudn contra el gobierno central de Jartum del presidente Omar al-Bashir el Movimiento Justicia por la Igualdad (JEM) y el ms grande Ejrcito por la Liberacin de Sudn (SLA).

En febrero de 2003, el SLA lanz ataques contra posiciones del gobierno de Sudn en la regin de Darfur. El Secretario General del SLA, Minni Arkou Minnawi, llam a la lucha armada, acusando al gobierno de ignorar a Darfur. El objetivo del SLA es crear un Sudn democrtico unido. En otras palabras, cambio de rgimen en Sudn.

El Senado de USA adopt una resolucin en febrero de 2006 en la que solicit tropas de la OTAN en Darfur, as como una fuerza ms robusta de mantenimiento de la paz de la ONU con un mandado slido. Un mes despus, el presidente Bush tambin pidi fuerzas adicionales de la OTAN en Darfur. Vaya!... Genocidio? O petrleo?

El Pentgono ha estado ocupado entrenando a oficiales militares africanos en USA, tal como lo ha hecho con oficiales latinoamericanos durante dcadas. Su programa Internacional de Educacin Militar y Entrenamiento (IMET) ha asegurado entrenamiento para oficiales militares de Chad, Etiopa, Eritrea, Camern y la Repblica Centroafricana, en efecto todos los pases en la frontera con Sudn. Gran parte de las armas que han exacerbado la matanza en Darfur y en el sur han sido llevadas mediante de tenebrosos, protegidos, mercaderes de la muerte privados, tales como el tristemente clebre antiguo agente del KGB, ahora con oficinas en USA, Victor Bout. Bout ha sido citado repetidamente en los ltimos aos en relacin con las ventas de armas en toda frica. Extraamente, los funcionarios del gobierno de USA no tocan sus operaciones en Texas y Florida a pesar de que est en la lista de buscados de Interpol por lavado de dinero.

La ayuda al desarrollo de USA para todo el Sub-Sahara, incluyendo a Chad, ha sido reducida fuertemente en los ltimos aos, mientras ha aumentado la ayuda militar. El petrleo y la rebatia por las materias primas estratgicas es la razn evidente. La regin del sur de Sudn desde el Nilo Superior a las fronteras de Chad es rica en petrleo. Washington lo supo mucho antes que el gobierno sudans.

El proyecto petrolero de Chevron de 1974

Las principales petroleras de USA han sabido de la riqueza petrolera de Sudn desde inicios de los aos setenta. En 197, Jafaar Nimeiry, jefe de Estado de Sudn, rompi con los soviticos e invit a Chevron a desarrollar el petrleo en Sudn. Tal vez fue un error fatal. El embajador de USA George H.W. Bush haba informado personalmente a Nimeiry de fotos satelitales que indicaban petrleo en Sudn. Nimeiry trag el anzuelo. Las guerras por el petrleo han sido la consecuencia desde entonces.

Chevron encontr grandes reservas de petrleo en el sur de Sudn. Gast 1.200 millones de dlares para encontrar y probarlas. Ese petrleo provoc lo que llaman la segunda guerra civil de Sudn en 1983. Chevron fue objetivo de repetidos ataques y asesinatos y suspendi el proyecto en 1984. En 1992, vendi sus concesiones petroleras sudanesas. Entonces China comenz a desarrollar los campos abandonados de Chevron en 1999 con resultados notables.

Pero Chevron no est lejos de Darfur actualmente.

Petrleo de Chad y poltica de oleoductos.

Chevron de Condi Rice est en el vecino Chad, junto con el otro gigante estadounidense del petrleo, ExxonMobil. Acaban de construir un oleoducto de 3.700 millones de dlares que transporta 160.000 barriles de petrleo por da desde Doba en el centro de Chad cerca del Darfur sudans, va Camern a Kribi en el Ocano Atlntico, con destino a refineras en USA.

Para hacerlo, trabajaron con el presidente vitalicio de Chad, Idriss Deby, un dspota corrupto que ha sido acusado de entregar armas suministradas por USA a los rebeldes de Darfur. Deby se sum a la Iniciativa Pan Sahel de Washington dirigida por el Comando Europeo del Pentgono para entrenar a sus tropas a fin de combatir al terrorismo islmico. La mayora de las tribus en la regin de Darfur son islmicas.

Provisto de ayuda militar, entrenamiento y armas de USA, Deby lanz en 2004 el ataque inicial que provoc el conflicto en Darfur, utilizando a miembros de su Guardia Presidencial de elite que provienen de la provincia, suministrando vehculos todo terreno, armas y caones antiareos para los rebeldes de Darfur que combaten al gobierno de Jartum en el sudoeste de Sudn. En realidad, el apoyo militar de USA a Deby ha sido el disparador para el bao de sangre en Darfur. Jartum reaccion y la debacle resultante fue desatada con toda su trgica fuerza.

ONG respaldadas por Washington y el gobierno de USA utilizan el genocidio no demostrado como un pretexto para terminar por llevar a tropas de la ONU y de la OTAN a los yacimientos petrolferos de Darfur y del sur de Sudn. El petrleo, no la miseria humana, est tras el renovado inters de Washington por Darfur.

La campaa por el genocidio de Darfur comenz en 2003, al mismo tiempo que comenz a fluir el petrleo por el oleoducto Chad-Camern. USA tena entonces una base en Chad para tratar de conseguir el petrleo de Darfur y, potencialmente, apoderarse de las nuevas fuentes chinas de petrleo. Darfur es un territorio estratgico, a horcajadas sobre Chad, la Repblica Centroafricana, Egipto y Libia.

Los objetivos militares de USA en Darfur y visto ms ampliamente en el Cuerno de frica son servidos actualmente por el respaldo de USA y de la OTAN para las tropas de la Unin Africana en Darfur. All, la OTAN suministra apoyo en tierra y en los aires a las tropas de la UA que son calificadas de neutrales y de mantenedores de la paz. Sudn est en guerra en tres frentes, cada pas - Uganda, Chad, y Etiopa con una importante presencia militar de USA y continuos programas militares de USA. La guerra en Sudn involucra tanto operaciones clandestinas de USA como de facciones rebeldes entrenadas por USA que llegan del sur de Sudn, Chad, Etiopa y Uganda.

Deby de Chad mira tambin hacia China

La terminacin del oleoducto financiado por USA y el Banco Mundial desde Chad a la costa de Camern fue planificada como parte de un plan mucho ms grandioso de Washington para controlar las riquezas petrolferas de frica Central de Sudn a todo el Golfo de Guinea.

Pero el pasado compinche de Washington, el Presidente Vitalicio de Chad, Idriss Deby, comenz a mostrarse descontento con su pequea participacin en los beneficios del petrleo controlado por USA. Cuando l y el parlamento de Chad decidieron, a inicios de 2006, que utilizaran una mayor parte de los ingresos del petrleo para financiar operaciones militares y reforzar su ejrcito, el nuevo presidente del Banco Mundial, el arquitecto de la guerra en Iraq, Paul Wolfowitz, entr en accin para suspender los prstamos al pas. Entonces, en agosto, despus de que Deby lograra su reeleccin, cre la propia compaa petrolera de Chad, SHT, y amenaz con expulsar a Chevron y a Petronas de Malasia por no pagar impuestos adeudados, y exigi una participacin de un 60% en el oleoducto de Chad. Termin por llegar a un acuerdo con las compaas petroleras, pero soplaban vientos de cambio.

Deby tambin enfrenta una creciente oposicin interna de un grupo rebelde de Chad, el Frente Unido por el Cambio, conocido por su nombre francs como FUC, que afirma que es secretamente financiado por Sudn. Esa regin es una parte muy compleja del mundo de la guerra. El FUC se ha basado en Darfur.

Dentro de esta situacin inestable, Beijing ha aparecido en Chad con un cofre lleno de dinero para la ayuda. A fines de enero, el presidente chino Hu Jintao hizo una visita de estado a Sudn y a Camern, entre otros estados africanos. En 2006, los dirigentes chinos visitaron no menos de 48 estados africanos. En agosto de 2006 Beijing recibi al Ministro de Exteriores de Chad para conversaciones y reiniciar los lazos diplomticos formales interrumpidos en 1997. China ha comenzado a importar petrleo de Chad as como de Sudn. No es mucho petrleo, pero si Beijing se sale con la suya, eso cambiar pronto.

En abril de este ao, el Ministro de Exteriores de Chad anunci que las conversaciones con China sobre una mayor participacin de China en el desarrollo petrolero de Chad progresaban bien. Se refiri a las condiciones que los chinos solicitan para el desarrollo petrolero, calificndolos de sociedades ms igualitarias que las que estamos acostumbrados a tener.

La presencia econmica china en Chad, irnicamente, podra resultar ms efectiva en aplacar la lucha y el desplazamiento en Darfur que cualquier presencia de tropas de la Unin Africana o de la ONU. Eso no sera bien visto por algunos en Washington o en la central de Chevron, porque no conducira a que el petrleo cayera en sus manos grasientas y ensangrentadas.

Chad y Darfur slo son una parte del vasto esfuerzo chino por obtener petrleo en la fuente en toda frica. El petrleo es tambin el factor primordial en la actual poltica africana de USA. El inters de George W. Bush en frica incluye una nueva base de USA en Sao Tome/Prncipe a 200 kilmetros del Golfo de Guinea, desde donde puede controlar los yacimientos petrolferos de Angola en el sur al Congo, Gabn, Guinea Ecuatorial, Camern y Nigeria. Es pura casualidad que son las mismas reas en las que se concentra la reciente actividad diplomtica y de inversiones china.

El petrleo de frica Occidental se ha convertido en un inters estratgico nacional para nosotros, declar ya en 2002 el Secretario Adjunto de Estado para frica. Walter Kansteiner. Darfur y Chad no son ms que una extensin de la poltica de USA en Iraq por otros medios control del petrleo en todas partes. China disputa ese control en todas partes, sobre todo en frica. Equivale a una nueva Guerra Fra no declarada por el petrleo.

-----------

El editor colaborador de Global Research F. William Engdahl es autor de A Century of War: Anglo American Oil Politics, Pluto Press Ltd. Para contactos, abra su sitio en la Red: www.engdahl.oilgeopolitics.net.

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=viewArticle&code=20070520&articleId=5714



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter