Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2007

Entrevista a Esteban Beltrn, director de Amnista Internacional Espaa
"Guantnamo debe cerrarse, no cambiarse"

Blanca Vzquez
Rebelin


 

 

 

La Seccin Espaola de Amnista Internacional naci en 1978 y cuenta a da de hoy con ms de 43.000 socios, cerca de 100 grupos locales y alrededor de 1.700 personas voluntarias que colaboran activamente para el logro de los objetivos de la organizacin. Todo este entramado est supervisado y dirigido por Esteban Beltrn desde el ao 1997. Lleg con la experiencia adquirida al desarrollar la estructura de AI en pases como Argentina, Ecuador o Costa Rica. Adems de haber ejercido trabajo de campo, investigando las violaciones de derechos humanos en Guatemala y Panam. Coincidiendo con la presentacin del Informe AI 2007 me he acercado a Beltrn para puntualizar algunos temas, siempre candentes, de la labor de esta organizacin, donde su esencia misma est en los socios: toman las decisiones ms relevantes en una Asamblea General, a la que todos pueden asistir y en la que todos pueden participar. A dichos socios hay que sumar las cerca de 40.000 personas que colaboran de modo continuo con la organizacin enviando cartas a favor de los derechos humanos de vctimas individuales en todo el mundo.

 

P1: En su quinto aniversario, queda todava alguna posibilidad, alguna esperanza en mejorar las condiciones legales, sino el cierre, de esa vergenza contra el derecho internacional que es Guantnamo?

Guantnamo debe cerrarse, no cambiarse. Y yo creo que hay esperanza. En estos aos, muchas organizaciones internacionales como Naciones Unidas, el Parlamento Europeo o el Consejo de Europa han pedido su cierre. Falta que esa peticin se convierta en poltica de la Unin Europea para presionar al gobierno de Estados Unidos. Hoy existen ms posibilidades que hace algunos aos, pero Guantnamo todava est ah, todava se estn construyendo zonas adicionales y todava se siguen llevando detenidos, aunque de forma ms ocasional que antes. Por tanto, hay esperanza, hay posibilidades, pero todava no est cerrado.

 

P2: La accin de numerosas personas annimas a favor de otras personas vctimas de violaciones de los derechos humanos se puede considerar como la utopa de los aos sesenta de un abogado britnico, Peter Benenson, hecha realidad desde entonces. Qu puede decir hoy la organizacin AI sobre la evolucin de los abusos contra los derechos humanos desde esos aos del comienzo? Lo que fue el sueo de Peter Benenson se ha convertido en una organizacin de 2,5 millones de personas en todo el mundo, que trabajan voluntariamente por personas a las que no conocen, simplemente porque estn indignados con lo que les ocurre. Hay muchos aspectos positivos en estos 46 aos. Por ejemplo, Amnista Internacional naci en solitario y hoy hay miles de organizaciones locales que defienden los derechos humanos y cada vez ms personas se involucran en esa lucha. Hay logros importantes como la abolicin de la pena de muerte en muchos pases. Sigue habiendo verdugos muy peligrosos como Estados Unidos, China, Irn o Arabia Saud, pero creo que veremos desaparecer definitivamente la pena de muerte en esta generacin. Hay tambin aspectos negativos. La pobreza hoy, ms que hace 46 aos, es la principal violacin de los derechos humanos. Tambin la tortura... Por tanto, hay luces y sombras en la defensa de los derechos humanos desde que naci Amnista Internacional.

 

P3: Qu es lo que ms denuncia (o preocupa) de Espaa Amnista Internacional?

En el caso de Espaa, preocupan especialmente varios aspectos. En primer lugar, nos enfrentamos a la crueldad de grupos armados, como se ha visto con ETA en los ltimos 40 aos o con la matanza de los trenes de Atocha de hace tres aos. Esa violencia ocurre en todo el mundo y tambin en Espaa. En segundo lugar, es muy importante que Espaa no caiga en el lado oscuro en la lucha antiterrorista. La respuesta ha sido en base a la justicia penal, a diferencia de Estados Unidos, pero hay legislacin antiterrorista que viola los derechos humanos, que propicia la prctica de la tortura. Un tercer aspecto se refiere a la situacin extendida y persistente de malos tratos y detenciones ilegales de inmigrantes. Amnista Internacional recibe denuncias sobre malos tratos policiales con ndole racista, y ese avance del racismo, la xenofobia nos preocupa mucho. Igualmente nos alarma el alcance de la violencia contra las mujeres y especialmente la vulnerabilidad de las mujeres inmigrantes vctimas de violencia. Puede llegar a confundirse no tener papeles con no tener derechos, y eso significara una justicia de segunda clase para inmigrantes.

 

P4: Muchos son los informes que ha desarrollado AI sobre la violencia contra las mujeres desde sus primeras campaas en 1989, en todos los mbitos (sexual, trfico, mutilacin genital, guerras, familiar...) y en todos los rincones del planeta, ha conseguido alguna campaa un descenso evidente de los abusos a mujeres en algn rea?

La violencia hacia las mujeres es una de las principales violaciones de derechos humanos en el mundo. Su gravedad es mxima. Se utiliza en muchos pases como arma de guerra, pero tambin se da en el mbito familiar. En Francia, por ejemplo, 25.000 mujeres son violadas al ao por familiares. En Rusia, 14.000 mujeres mueren cada ao a manos de sus parejas o ex parejas sin que haya un solo refugio al que puedan ir. Por tanto, estamos hablando de una problema universal. Lo que s es un avance es que el hecho de pegar a una mujer ya no es una cuestin del mbito privado. Se considera ahora una violacin de los derechos humanos y eso significa que el Estado tiene que involucrarse. En estos aos el Consejo de Seguridad ha adoptado resoluciones muy importantes en esta materia y muchos pases como Espaa han adoptado leyes contra esa violencia. Es un logro importante, pero hay que seguir trabajando porque la violencia contra la mujer sigue siendo endmica, casi una epidemia.

 

P5: Para evitar el control, trocemonos, solucionaron los mercaderes de armas. Repartidos sus componentes por todo el planeta, resulta ms difcil crear leyes y normas para el control del comercio de armas. No hay manera de construir muros contra las armas, como se hace contra las personas? Tantos son los beneficios econmicos?

El muro debe ser un tratado internacional que regule el comercio de armas. Hoy, esto est cada vez ms cerca, despus de que un milln de personas se movilizara en todo el mundo para que deje de ocurrir lo que est ocurriendo. Una persona muere cada minuto por culpa de alguna de los 640 millones de armas que hay en todo el mundo. Y cada ao se fabrican 9 millones ms. Este comercio es muy rentable tanto para los Estados como para los intermediarios, los grupos armados, los grupos terroristas. Todos se benefician.

El 99% de las armas se producen legalmente, pero la mayora acaban en el mercado ilegal, y es ah donde hay que tomas medidas

 

P6: Sobre el mismo tema, el grupo de los poderosos, el G8, monta sus parafernalias para ayudar a paliar el hambre en frica (aunque con un pauprrimo tanto por ciento), y por otro lado la alimenta de armas. El pez que se muerde la cola?

Es lo que llamamos la hipocresa y la falta de principios de los gobiernos. Por un lado tenemos un comercio de armas descontrolado (un pas como Eritrea dedica el 25% de su presupuesto a armas), en el que los principales pases exportadores son los 5 miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con derecho a veto. Por otro lado, nos cuentan que vamos a conseguir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que se va a reducir el nmero de personas que no tienen acceso a agua potable, a educacin, a atencin mdica. Pero est claro que esto no es posible, si el dinero se gasta en armas

 

P7: Que gobiernos son los menos transparentes o colaboran menos con las investigaciones de Amnista Internacional ? Tiene alguna relacin la dificultad de investigarlos con el hecho de que an practiquen la pena de muerte?

Amnista Internacional no entra nunca clandestinamente en ningn pas. Siempre avisamos al gobierno de que vamos y lo hacemos libremente, sin que nadie condicione nuestra agenda. Ahora es ms fcil entrar en buena parte del mundo, pero todava hay pases donde Amnista Internacional no puede entrar, precisamente porque saca a la luz lo que est ocurriendo. Algunos pases en los que no podemos entrar son Cuba, China (donde slo podemos ir a Hong Kong), Arabia Saud, o Myanmar. La pena de muerte es uno de los elementos que pueden hacer que un pas niegue la entrada a Amnista Internacional, como es el caso de Vietnam y otros lugares. Todava hay gobiernos que creen que se puede tapar el sol, pero en una poca donde la informacin fluye como nunca, cada vez ms, las violaciones de derechos humanos son muy difciles de ocultar.

 

P8: La opinin pblica os escucha cada vez ms. Se puede decir que AI ya no predica en el desierto. Empiezan a tener los gobiernos en cuenta sus declaraciones? Qu es lo ms esperanzador del informe anual de 2007?

Amnista Internacional nunca ha predicado en el desierto porque tiene una fuerza muy grande, moviliza a cientos de miles de personas en sus acciones y campaas y eso es muy poderoso. Pero adems, tenemos una independencia que siempre ha sido el santo y sea de la organizacin. No recibimos un euro de ningn gobierno y por eso podemos decir lo que queremos. Los gobiernos s que escuchan, bueno, en ocasiones slo oyen. Pero la presin que ejercemos sobre ellos es muy importante, porque vamos a Naciones Unidas, al Consejo de Europa, al Parlamento Europeo. Por otro lado, lo ms esperanzador del informe 2007 es el retroceso de la pena de muerte y el avance de la justicia universal.

 

P9: No resulta muy difcil ser imparcial polticamente ante tanto atropello inhumano?

No, si tienes las cosas muy claras. Y es que tienes que mantenerte independiente de cualquier gobierno. Da igual si es de derechas o de izquierdas, si tortura, si permite la pena de muerte, si mata por hambre, si no reconoce el derecho a la salud, a la vivienda, a vivir en libertad. Tienes que tener muy claro ese mnimo comn denominador que debe respetarse. Y que haya tanto atropello, lo que hace es precisamente aumentar tu responsabilidad para ayudar a toda esa gente que confa en Amnista Internacional.

 

P10: El infierno existe, como proclaman algunos popes, pero est en este mundo. Ineficacia de la ONU, ineficacia de la Unin Africana. Qu puede parar el desastre de Darfur?

Efectivamente el infierno es creado por el hombre. Lo decamos en un informe sobre crceles en Rusia y se puede aplicar a muchos otros lugares. Lo que necesita Darfur, que es una regin del tamao de Francia, donde desde febrero de 2003 han muerto unas 250.000 personas, a manos de grupos paramilitares fundamentalmente, y donde miles de mujeres han sido violadas, es el envo de tropas de Naciones Unidas en nmero suficiente y con mandato de proteger a los civiles. La comunidad internacional lleva mareando la perdiz desde hace 4 aos y es hora de que acte. Hasta que eso no llegue, pedimos a China y Rusia que dejen de mandar armas ilegalmente al gobierno de Sudn, e intentamos mantener el conflicto de Darfur en el centro de la opinin pblica internacional, para que no se olvide a las vctimas.

 

P11: Por ltimo Es Internet un arma eficaz para Amnista Internacional ?

Es esencial, en dos sentidos. En primer lugar, para investigar y conocer los abusos de derechos humanos que se producen en el mundo. Pero sobre todo es una herramienta fundamental para movilizar a la gente contra esos abuso. Lo que la gente puede hacer unida, simplemente con un clic en su ordenador, es asombroso. Se han evitado lapidaciones de mujeres en Nigeria o en Irn. Se ha conseguido que se den a conocer los nombres de las personas que estn detenidas en Guantnamo. Se puede decir que en Amnista Internacional hemos pasado de la pluma al ratn, y eso ha permitido que muchsima ms gente se sume a la lucha por los derechos humanos.

 

Gracias Esteban por hacer un hueco entre la presentacin del Informe, para esta entrevista.

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter