Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2007

Alertan de la peligrosa escalada de desinformacin internacional sobre el caso de RCTV
Intelectuales argentinos contra la "desmesurada" campaa antichavista

Stella Calloni
La Jornada


Intelectuales argentinos iniciaron una campaa hoy para respaldar al gobierno de Venezuela ante la "desmesurada" accin de la prensa internacional que intent "convencer al mundo" del presunto "cierre" de la cadena Radio Caracas Televisin (RCTV) en Venezuela, cuando se trat del derecho a decidir "si se continuaba o no con la concesin de un espacio radioelctrico, recurso inalienable para usar en favor de los pueblos".

El premio Nbel de la Paz, Adolfo Prez Esquivel, el cineasta Fernando Pino Solanas, los socilogos Atilio Born y Alcira Argumedo, entre otras personalidades, manifestaron sus posiciones a este peridico y condenaron esta campaa "como una peligrosa escalada de desinformacin", que puede servir de plataforma a otros planes de Washington.

Asimismo apoyaron la carta enviada por un grupo de importantes intelectuales y artistas britnicos al presidente Chvez publicada por el peridico londinense The Guardian , donde afirman que es legtima la decisin del "gobierno venezolano de no renovar la licencia emisora del canal RCTV, que expir el 27 de mayo.

Aaden que "RCTV no solamente respald el golpe militar ilegal de abril 2002, sino que estuvo profundamente involucrada en su ejecucin y dio apoyo prctico al derrocamiento del gobierno (...) Durante las 47 horas en las cuales los perpetradores del golpe estuvieron en el poder, derogaron gran parte de la Constitucin democrtica de Venezuela, cerraron la Asamblea Nacional, la Corte Suprema y otras instituciones del Estado.

Tambin se refieren a "la participacin directa" de RCTV junto a los autores del golpe y llaman a apoyar la decisin venezolana advirtiendo a los lectores ingleses que imaginen "las consecuencias si se descubriera que la BBC o ITV fueran parte de un golpe contra el gobierno britnico".

Entre los firmantes figuran el premio Nobel de Literatura, Harold Pinter; el escritor y cineasta John Pilger; el especialista en cuestiones internacionales, Tony Benn; el escritor y periodista Tariq Ali; y la acadmica Julia Buxton.

Algo en que coinciden argentinos y britnicos en este caso es destacar que a pesar de las acusaciones de los oponentes polticos al presidente Chvez, "no hay censura en Venezuela, pas donde 95 por ciento de los medios de comunicacin" estn en manos de la oposicin, con cinco de los canales de tv en manos privadas, que controlan 90 por ciento del mercado".

La totalidad "de los 118 peridicos y 706 de las 709 emisoras estn en manos privadas. RCTV, lejos de haber sido silenciado, ha sido autorizado para seguir trasmitiendo por cable y va satlite".

Prez Esquivel apoy la decisin del gobierno de Venezuela y record que fue testigo del papel de los medios venezolanos privados en el golpe de 2002, "que de acuerdo a lo actuado en las primeras horas por los usurpadores del poder, podra haber sido terrible para ese pas y el mundo. Pero fue derrotado ejemplarmente por la voluntad democrtica popular".

Coincidi con el cineasta Fernando Pino Solanas en afirmar que detrs de esta campaa se advierte un grave intento por desestabilizar al gobierno de Chvez. "Despus de lo que sucede en Irak no podemos dejar que los empresarios de la muerte hagan su voluntad sobre el derecho a la vida", dijo Prez Esquivel.

A su vez Solanas advirti sobre "el atropello y usurpacin que significa que los espacios de comunicacin en toda Amrica Latina estn en manos de empresas privadas. En este caso es evidente el papel que cumplen y se ha llegado al extremo de hacerle creer a la audiencia que Venezuela est atentando contra la libertad de expresin y no defendindola, al asegurar mayores espacios para el derecho a la informacin, objetiva, veraz y plural".

El cineasta record que los espacios de las frecuencias electromagnticas "no son propiedad de las empresas sino de los pueblos, que conceden licencias para una explotacin que cumpla con la finalidad social del servicio, como un derecho que forma parte de la Carta Universal de Naciones Unidas sobre los derechos Sociales y Humanos" y tienen derecho a recuperarlas, si no cumplen esa funcin.

Consider que Amrica Latina "est siendo vulnerada por las empresas mediticas que utilizan el chantaje, la presin, la mentira y desinformacin. A travs del esquema del llamado rating han logrado un sistema de degradacin cultural sin precedente. Creo que buena parte de nuestros males es no haber puesto en caja a tantas corporaciones y empresas que violan los derechos de los pueblos. En Venezuela hemos visto la paciencia y justicia con que actu el gobierno, soportando todo tipo de agresiones, incluyendo las invitaciones al magnicidio, como se ha visto en las televisoras. Debemos apoyar a este gobierno que est en peligro como lo vemos a travs de esta campaa increble y tan disciplinadamente perversa".

La sociloga y escritora Alcira Argumedo apoya este criterio al considerar que hay dos pases que en este momento "estn en alto riesgo: Irn y Venezuela. Este pas siempre apareci como el territorio de repliegue de Estados Unidos y la retirada de Irak puede ser altamente peligrosa y es la principal amenaza sobre Chvez, que ha mostrado una voluntad poltica extraordinaria para usar los recursos para la independencia y liberacin real".

Dijo que tambin hay que considerar que Chvez y el pueblo venezolano derrotaron golpes, paros y campaas temibles y aparecen como imbatibles para estados Unidos y sus proyectos.

Para Argumedo los dueos del poder y de esos medios de prensa "saben el peligro que significan para sus intereses las visiones alternativas y las voces mltiples en la que estamos viendo actuar a Venezuela tan creativamente. Lo hemos visto en el caso de Irak, donde esa visin alternativa destap el horror, el crimen y desnud la verdad sobre los supuesto defensores de la democracia".

Tambin el socilogo, escritor y catedrtico Atilio Born respald desde Noruega, donde se encuentra, la legitimidad de la decisin venezolana y record que una campaa meditica como la actual ya fue utilizada "en el intento de derribar al presidente Chvez democrticamente elegido. Eso es una violacin all en Estados Unidos, en Europa. El golpe de 2002 fue preparado por los medios privados y las televisoras que fueron parte del mismo hubieran sido clausuradas de inmediato en cualquier pas del mundo. El gobierno no lo hizo pero tiene el derecho de no renovar una licencia, cuya utilizacin ha sido tan cara para el pueblo".



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter