Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2007

El Premio de Canarias 2007 reconoce los 31 aos de amistad, lucha y solidaridad con el Sahara
El movimiento canario de solidaridad dedica su galardn al pueblo saharaui

Sahara Press


El presidente de Canarias, Adn Martn, entreg el mircoles en el acto central celebrado en el Auditorio de Tenerife con motivo del Da de Canarias, el Premio Canarias a la Asociacin Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (ACSPS), que lo comparti con la Asociacin Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui (ACAPS) entre los aplausos de las centenares de personas que acudieron al acto.

ASCPS y ACAPS quieren a travs de este comunicado agradecer a los miles de canarios que durante ms de 30 aos han apoyado desinteresadamente la causa de este pueblo hermano y dedican el galardn, que tambin recibieron los trabajadores de Radio Televisin Espaola en Canarias y el Instituto de Astrofsica de Canarias y que es el ms importante de los que se entregan en el Archipilago, al pueblo saharaui.

El movimiento solidario con el Sahara surge en Canarias en 1976 slo unos meses despus de la ocupacin militar marroqu, a finales de 1975, de la hasta entonces colonia espaola en frica occidental. No poda ser de otra manera ya que durante un siglo numerosos isleos se afincaron en territorio saharaui, donde encontraron un medio de vida.

Cuando en la dcada de los 50 del siglo pasado se prohibi o limit la emigracin libre a Cuba y Venezuela, numerosos canarios emigraron al Sahara y se calcula que, en el momento de su evacuacin por las autoridades coloniales espaolas, unas 60.000 personas del Archipilago vivan en el territorio vecino.

Ese fue uno de los motivos de que el movimiento solidario con el pueblo saharaui surgiera en las Islas de forma precoz y se convirtiera en uno de los movimientos pioneros en todo el Estado.

El movimiento tambin encuentra un punto fundamental de generacin en los alumnos saharauis de la Universidad de La Laguna que estudiaban en el momento de la invasin marroqu, especialmente en la Facultad de Derecho y suscita rpidamente el apoyo social mayoritario en las Islas.

De hecho, ya en marzo de 1976, se registra con mbito regional la Asociacin Canaria de Amigos del Pueblo Saharaui, hoy Asociacin Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui (ACAPS) en Santa Cruz de Tenerife y Asociacin Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (ACSPS) en la provincia de Las Palmas.

No en vano, la relacin de amistad entre canarios y saharauis se remonta al siglo XV, cuando se instalaron enclaves pesqueros estables en la costa saharaui (Ifni) para la flota islea. Lanzarote y Fuerteventura fueron incluso repoblados con cautivos saharauis despus de que las epidemias tradas por los castellanos en la conquista diezmaran su poblacin autctona.

Treinta y dos aos despus el apoyo de la sociedad canaria contina y el sufrimiento del pueblo hermano del Sahara Occidental no cesa. Por eso, tanto ACSPS como ACAPS, valoran y agradecen enormemente la concesin del Premio Canarias 2007 en su modalidad de Solidaridad ya que, no slo reconoce ms de 30 aos de trabajo fructfero a favor de los saharauis, sino que anima a todos sus miembros a seguir trabajando, si cabe ms y mejor, hasta que se consiga el objetivo que todos anhelamos: que el pueblo saharaui pueda vivir en paz y libertad en su propio territorio definitivamente, de manera estable y tras ejercer sus derechos e elegir su destino democrticamente como contempla la legalidad internacional y las sucesivas resoluciones de Naciones Unidas al respecto.

Desde 1997, la antigua Asociacin Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui se divide en entidades de mbito provincial (ACAPS y ACSPS) para facilitar administrativamente en desarrollo de sus proyectos.

La labor de ambas se centra desde un principio en prestar ayuda humanitaria a la poblacin refugiada al sur de Argelia, concretamente en los campamentos que los refugiados saharauis instalaron en 1976 en las cercanas de Tinduf huyendo de los bombardeos marroques, y arrojar luz sobre la situacin de falta de libertad, intimidacin, violencia y exterminio que sufre la poblacin saharaui que vive bajo la ocupacin marroqu en el Sahara.

Con el transcurso de los aos y despus del alto al fuego en septiembre de 1991, la actividad de ACSPS y ACAPS se centra tambin en el apoyo a la celebracin del referndum dictado por la resolucin 690/1991 de la ONU. En este sentido, se realizan diferentes campaas de sensibilizacin por colegios, universidades, instituciones y colectivos de las siete islas, incentivando entre la poblacin canaria un acercamiento a este conflicto y a sus principales vctimas, los saharauis.

Otro factor de acercamiento y asentamiento importante de las asociaciones en el tejido social canario ha sido el programa de Vacaciones en Paz, por el que se lleva a cabo el acogimiento de centenares de nios y nias saharauis durante los dos meses de verano, as como diversos proyectos para nios y nias enfermos trados desde los campamentos con la finalidad de atender las patologas mdicas que los aquejan y que por las condiciones sumamente precarias de los campamentos no se pueden atender all.

Tambin tiene gran importancia los viajes a los campamentos, de cooperantes, de colectivos juveniles, de medios de comunicacin, de instituciones y de familias canarias acogedoras de nios, que el movimiento organiza habitualmente porque suponen el mtodo idneo para que las dos sociedades, tan vecinas y lejanas, mantengan una relacin cercana, estable y lo ms amplia posible como viene siendo desde siempre a pesar de la ocupacin del territorio saharaui por las armas.

Ambas asociaciones dedican este premio, en primer lugar, a toda la sociedad canaria que durante estos ms de treinta han estado apoyando una causa que mas que de solidaridad es de justicia, as como a todas las familias que, verano tras verano, acogen en sus hogares a esta poblacin infantil con necesidades extremas tanto de alimentacin como de salud.

ACSPS y ACAPS quieren tambin dedicar este importantsimo galardn que otorga el Gobierno de Canarias al propio pueblo saharaui, que lleva resistiendo treinta y dos aos refugiado en uno de los peores desiertos del mundo, a la espera de que se apliquen las distintas resoluciones que, una tras otra, rechaza el Gobierno marroqu. A todos aquellos mrtires que han dado su vida por defender el derecho inalienable de todo ser humano atener a una patria, una nacionalidad y una identidad y de forma especial, a todas y todos los saharauis de los territorios ocupados por Marruecos que continuamente sufren la represin y las torturas por reivindicar su justo derecho a la autodeterminacin

Para todas y todos, gracias.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter