Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2007

Qu hacer para que las luchas sociales se consoliden?

Pedro Echeverra V.
Rebelin



 

1. Es grave que a pesar del enorme fraude electoral en las pasadas elecciones presidenciales mexicanas, todava la poltica que desarrollan los partidos se siga dando al margen de las luchas sociales de los trabajadores y dems sectores populares. Los partidos de centroizquierda siguen pensando exclusivamente en la conquista de votos y espacios polticos dentro de la estructura gubernamental. Por el contrario, las luchas sociales que irrumpen en las calles, en las plazas, en los campos, en la fbrica, en las colonias y en escuelas, siguen surgiendo de problemas concretos que sufren los trabajadores, mismos que se manifiestan de manera espontnea o por la asesora de organizaciones sociales no partidarias. Partidos y organizaciones sociales, a pesar de las represiones contra Atenco, Oaxaca, los mineros, siguen marchando de manera separada porque sus objetivos han sido diferentes.

 

2. Debe aclararse de entrada que los partidos PAN, PRI, PVEM Alianza, por sus historias y comportamiento de los ltimos aos, han sido partidos en el poder, as como instrumentos de la clase poltica y empresarial dominante. Sin embargo, el PRD y el PT, quiz una parte de Convergencia, dicen representar los intereses de los trabajadores, pero dedican un 100 por ciento de sus tiempos y recursos a actividades electorales, parlamentarias, a la construccin de acuerdos y a la bsqueda de mayor representacin. Hablan en nombre de los trabajadores, argumentan bien alrededor de sus problemas, pero nada hacen para relacionarse con ellos y, muchas veces, se oponen a sus luchas porque no las controlan. La realidad es que sus compromisos de clase poltica y su inters exclusivo en aprovechar lo electoral para mantenerse en los cargos polticos y as lograr ms ingresos monetarios, lo aleja la poblacin.

 

3. Nunca estar de ms reiterar que desde que el inteligente Reyes Heroles (personaje muy siniestro de la clase gobernante) ante la inminente cada de los procesos electorales impuso la llamada Reforma Poltica en 1977, partidos y personajes de la izquierda amaestrada, sin discutir ni pensarlo aplaudieron la medida e inmediatamente acudieron al llamado. Les otorgaron registro a sus partidos, subsidio econmico, diputaciones de minora y muchos ms privilegios a cambio de dejar la semi ilegalidad e integrarse a las tareas para consolidar al Estado que en esos momentos se haba debilitado por el abstencionismo electoral y la crisis econmica. Los partidos ms oportunistas, presurosos se integraron y, desde entonces, sus directivos llevan ms de cinco a seis cargos seguidos en su haber. Durante varias dcadas criticaron al PRI porque sus dirigentes dejaban un cargo para ocupar otro; ellos hacen lo mismo.

 

4. Por su parte los luchadores sociales, que buscan participar junto a los trabajadores, los pobres y los marginados, carecen de organizaciones y recursos para moverse. La mayora de las veces no tienen ni para pagar volantes, elaborar mantas, publicar un peridico o para pagar transporte para ncleos de trabajadores o desempleados que necesiten participar en algn acto poltico. Mientras los partidos gozan de cientos o miles de millones de pesos otorgados por el Estado para sus actividades exclusivamente electorales, as como para dilapidar en propaganda en los medios de informacin, los que participan heroicamente de manera directa en la lucha social tendrn qu ingenirselas para hacer la mnima publicidad para sus actos, sumado a ello el hecho de sufrir el bloqueo y boicot de sus actividades en los medios de informacin. La diferencia entre unos y otros es extrema.

 

5. Pero a pesar del gigantesco fraude contra el candidato de centroizquierda el pasado julio y la violenta represin de diciembre contra la gran lucha social de la APPO en Oaxaca, las batallas del movimiento sindical independiente en contra de la privatizacin de la electricidad (luchas que ya llevan ms de ocho aos) encabezado por el Sindicato Mexicano de Electricista (SME), las luchas de la UNT y los mineros, as como las valientes confrontaciones en las calles de la CNTE (por defender la educacin y el sindicalismo democrtico, as como contra las reformas a la ley del ISSSTE) siguen siendo una alternativa social importante. Caldern est trabajando aceleradamente por imponer las llamadas reformas estructurales, por eso parece haber negociado la gubernatura de Yucatn. Y para evitarlas el SME se ha convertido en el centro de la lucha contra el neoliberalismo y la privatizacin.

 

6. No pocas veces nos hemos preguntado: Ser que tambin los pocos cuadros honestos que quedaban en los partidos de la izquierda amaestrada han terminado por corromperse con los altsimos salarios, con las compensaciones y con viticos que todos buscan cobrar como condicin para cumplir alguna tarea? La realidad es que la clase en el poder con las medidas reyesherolianas puestas en prctica en 1977 logr que la izquierda ms desesperada por ocupar cargos gubernamentales se convierta en defensora obligada de un modelo democrtico representativo que en vez de liberar oprime. El presidente Lpez Portillo y el secretario de Gobernacin Reyes Heroles, obligaron a los partidos a reflexionar en los negocios que se podran hacer alrededor de lo electoral; los meti a pensar en cargos, registros y financiamientos para alejarlos de los trabajadores. Hoy parecen sentirse muy satisfechos y cmodos.

 

7. Sin el apoyo de los partidos de centroizquierda, muchas veces contra ellos, se acrecienta en la ciudad de Mxico y en varios estados de la Repblica un movimiento social y sindical dispuesto a oponerse a las polticas entreguistas y privatizadoras del presidente de los empresarios Felipe Caldern que, al parecer profundizarn el desempleo y harn ms miserables los salarios de la mayora de la poblacin, poniendo al pas al borde del derrumbe econmico. Ese movimiento social, aunque an muy disperso, se manifiesta en las calles y ha comenzado a perder el respeto a las instituciones gubernamentales; ese movimiento ha sido calumniado por los medios de informacin, por el gobierno, los empresarios, los partidos de derecha, pero tambin por seoritos intelectuales y la izquierda amaestrada. Por ello esos partidos de izquierda cada da son tambin repudiados.

 

8. Al interior del movimiento social ha surgido, al parecer, la necesidad de contar con una organizacin centralizada de las luchas que permita aprovechar el gran desgaste y dispersin de energas; sin embargo puede ser una propuesta de doble filo y peligrosa: 1. Porque podra llevar al control de la organizacin por una nueva burocracia o por representantes de partido, y 2. Porque los sectores no representados podran caer en la desconfianza y tronar la organizacin. La salida podra ser la organizacin de una coordinacin de movimientos independiente y autogestivos que decida por cuenta propia, pero cuando se requiera de batallas generales y trascendentes echarle todas las fuerzas hasta el final. Este paso parece ser el ms urgente para frenar la represin que el gobierno de Caldern viene ejerciendo desde que tom posesin. Organizaciones como el PRD, el dilogo nacional, la Otra Campaa, la APPO, la CNTE, etctera, tiene la obligacin de analizar y discutir el problema.

 

[email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter