Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-06-2007

Crecimiento y responsabilidad, lema de la reunin del 6 al 8 de junio en Alemania
Programada la protesta altermundista en la cumbre del G8

Matteo Dean
La Jornada


La cumbre de los mandatarios de los ocho pases ms industrializados del planeta, G8, se llevar a cabo en Alemania del 6 al 8 de junio. En el pequeo pueblo de Heiligendamm se reunirn George W. Bush, el italiano Romano Prodi, el canadiense Sthepen Harper, el japons Shinzo Abe, el ruso Vladimir Putin, el ingls Tony Blair -en su ltima salida pblica internacional- y el novato presidente francs Nicols Sarkozy. Los siete sern invitados de la anfitriona alemana Angela Merkel, presidenta en turno del G8.

Del fasto antiguo al mundo globalizado

Rodeados por los bosques de hayas que caracterizan esta regin del nordeste de Alemania, los ocho mandatarios se reunirn en el pueblo ubicado a la orilla del mar Bltico, a unos 150 kilmetros de Hamburgo, y fundado en 1793 por el entonces duque Federico Francisco. Desde ese entonces, Heiligendamm se ha transformado en punto de referencia ineludible, siendo uno de los balnearios ms preciados de la regin. Tras sufrir cierto descuido del rgimen de la Repblica Democrtica Alemana, hoy es impulsado con fuerza por la presidencia del G8 en mano alemana (misma mano que hoy detenta tambin la presidencia de la Unin Europea). Con la inversin de algunos millones de euros en la restructuracin de los antiguos edificios de estilo neoclsico, que caracterizan la arquitectura del pequeo balneario alemn, Heiligendamm se presenta al mundo de los poderosos otra vez. Heiligendamm, a lo largo del tiempo, fue lugar de vacaciones de los zares rusos que hasta aqu llegaban a descansar y curarse en las aguas del santo malecn o dique sagrado, segn se quiera traducir el difcil nombre alemn. Y, hoy como ayer, Heiligendamm se alista para recibir a los zares del mundo globalizado que aqu se reunirn para decidir, una vez ms, el futuro del planeta.

Bajo el lema Crecimiento y responsabilidad, la cumbre, segn los organizadores, girar en torno a los temas "Estructuracin de la economa mundial globalizada" y "Desarrollo de Africa". En la presentacin oficial proporcionada por el rea de relaciones exteriores alemana, tras reconocer los cambios en los equilibrios de la economa globalizada protagonizados por las economas emergentes -India y China frente a todos-, la presidencia del G8 cuestiona que "las viejas reglas existentes sigan siendo adecuadas para enfrentar los nuevos equilibrios (econmicos)". En este contexto, Alemania propone una agenda espesa de argumentos por resolver junto a las "economas emergentes que sern invitadas a participar en la cumbre", es decir, China, India, Brasil, Mxico y Sudfrica, que tendrn espacio hasta el ltimo da de la cumbre: 8 de junio. Ejes de la discusin entre los ocho grandes, a compartir despus con los "nuevos socios", sern la libre inversin en los distintos mercados nacionales, las renovadas reglas para preservar la propiedad intelectual y la creacin de una agenda para el Crecimiento Global. Un espacio especial, segn las intenciones de la presidencia alemana del G8, lo tendr el continente africano, por el cual habr que discutir de reformas estructurales que permitan "paz y estabilidad", la lucha frontal al flagelo del VIH/sida y el reforzamiento de la Fuerza de Seguridad Africana.

Plan A, B, C... Z del movimiento de protesta

Este ao se renueva la protesta altermundista, abandonada parcialmente desde las protestas en Gnova en 2001, que retoma las movilizaciones en contra del G8 en la ptica de "investigar los nuevos nexos de la governance global , a la luz del multilateralismo nacido a raz de la crisis de la poltica unilateral de Bush". Abandonada la forma de los grupos de afinidad, la novedad de este ao reside en dos puntos fundamentales: el primero tiene que ver con el concepto de las movilizaciones que no tendrn el objetivo de asaltar la "zona roja" trazada alrededor de Heiligendamm; el segundo, la capacidad del movimiento alemn de ofrecer una agenda compartida que salva y refleja las diferencias y las identidades de los movimientos no global. En el primer aspecto es importante subrayar el salto de calidad de la movilizacin, con el ejemplo de las protagonizadas por los migrantes en EU y de los piqueteros argentinos, apunte a sabotear la cumbre ms que impedirla fsicamente. En este sentido, se prevn bloqueos intermitentes y flexibles que bloqueen el flujo de mercancas y personas desde y hacia Heiligendamm. En el segundo aspecto, el movimiento se propone "construir multitud, as que no habr bloqueos por identidad, sino cooperacin y mutua ayuda entre diferentes". De esta forma, aunque por un lado, entre el 5 y 7 de junio, est pensada una cumbre alternativa en Rostock, organizada por una vasta red de organizaciones sociales del circuito de ATTAC, por el otro, las organizaciones consideradas ms radicales y dispuestas a pasar a la accin han podido acordar una semana de movilizaciones que tocarn varios temas de la agenda no global. Desde el tema migratorio, con el previsto asedio al CPT (Centro de Detencin para Migrantes) de Rostock, pasando por el tema ambiental y alimentario, con la llegada de las marchas a la sede de la Agro-Bio-Technikum -empresa alemana que investiga los transgnicos aplicados a la alimentacin-, hasta el sabotaje a la guerra, con la invasin prevista del Bombdrom, sitio utilizado por el ejrcito sovitico por sus ejercicios (y que hoy el gobierno alemn quiere rescatar con las mismas finalidades) y el bloqueo al aeropuerto de Rostock-Laage, lugar adonde llegarn, el 5 de junio, los jefes de Estado del G8.

Sin embargo, como dicen los organizadores de las movilizaciones, "este es el plan A, porque hay que estar dispuestos a todo, hasta ir a Berln a protestar, porque no sabemos cul es el margen de operatividad que nos permitir la polica". La polica alemana est preparando un operativo que contempla miles de policas -se habla de 12 mil efectivos- antimotines que defendern los ms de 13 kilmetros de valla metlica que protegen el lujoso Kempinski Hotel que recibir a los "8 grandes". Si esto fuera poco, el gobierno alemn ya decret la instauracin de una vastsima rea en donde estar prohibido manifestarse: del 1 al 8 de junio, en una zona alrededor de Heiligendamm de entre 5 y 10 kilmetros quedar prcticamente prohibido manifestarse. Igual advertencia se hace para los alrededores del aeropuerto de Rostock. Tales medidas, que representan "el ms importante operativo de seguridad nunca realizado en Alemania", segn las palabras del ministro del Interior germano, el democristiano Wolfgang Schuble, han sido, sin embargo, objeto de crticas no slo por parte del movimiento. Muchas son las apelaciones a los tribunales que han levantado partidos y organizaciones que participarn en las protestas por "este atentado a la libertad de expresin y manifestacin". El 25 de mayo hubo la primera respuesta de la Corte de Schwerin: "la amenaza a la seguridad no es tan grave [...] Las manifestaciones podrn llegar hasta 200 metros de la valla". El verde Wolfgang Wieland dijo que "estas medidas van literalmente ms all de lo lcito", mientras que la socialista Ulla Jelpke seal que el plan de seguridad es "arbitrario y antidemocrtico". A estas alturas, los movimientos se preparan para enfrentar cualquier situacin que se vaya creando. "Si no habr operatividad poltica y de accin", dicen, "habr que aplicar el plan B, el C y hasta el Z: moverse a todos lados y atacar la economa capitalista."



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter