Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2007

La marcha de los seoritos: una demostracin clara de la madurez de la democracia venezolana

Dozthor Zurlent
Rebelin


Mientras en Alemania crean una muralla de 10 kilmetros para defender a los miembros del G8, de los jvenes que protestan; al resto de la humanidad la dejan desamparada de las medidas tomadas por las siete potencias que controlan la tecnologa y el sistema financiero internacional.

Paralelamente en la Repblica Bolivariana de Venezuela, el 28 de mayo, cientos de seoritos de las universidades elitescas del pas, salan a la calle a demandar libertad y el derecho a protestar; quemaron carros, interrumpieron el trfico, y ocasionaron heridos y desmanes y hasta la muerte de una seora que no pudo recibir atencin mdica porque el libre trnsito estaba obstruido.

Y entonces, volvieron a salir al siguiente da a protestar por el derecho a protestar y la libertad, y volvieron a salir al siguiente da, menos el Sbado porque ese da le toc al pueblo humilde tomarse las calles de la ciudad y no haba ni un callejoncito libre en las reas ms populosas de la ciudad donde ellos pudieran ir a protestar, adems que "cuando sale el gato se recogen los ratones".

Pero salieron a protestar al da siguiente, y al otro y anuncian otra marcha en lo que los seoritos llaman la estrategia de desestabilizacin a largo plazo contra el gobierno. Y es aqu donde cabe aclarar cul es la estrategia de la oposicin golpista y el ltimo fin de los seoritos.

Ya entrando el ltimo trimestre del ao 2006, justo cuando se iban a celebrar las elecciones presidenciales se produjo el primer alzn de los precios de los productos bsicos, se dispar el dlar paralelo a alrededor de Bs. 4000 por dlar y comenzaron a desaparecer el azcar, el pollo y la carne de los mercados. En esta misma coyuntura se produjo un aumento sustancial de las rentas de los apartamentos en la ciudad de Caracas. La idea era generar descontento para las elecciones, pero Chvez gan las elecciones de todas maneras con amplio margen.

No haban terminado de pasar la celebracin y la euforia, cuando las corporaciones comenzaron a incrementar las medidas antipopulares, la leche pas a convertirse en un artculo de lujo encabezando los artculos de consumo masivo en peligro de extincin, y se increment el precio de todos los artculos de consumo, los precios de la vivienda se duplicaron y en algunos casos se triplicaron, y lo mismo pas con la rentas de los alquileres de las viviendas, de tal manera que de pronto los venezolanos, an los profesionales, no tenemos suficiente dinero ni para pagar por el sitio donde queremos vivir.

Estas medidas suponan crear descontento en la poblacin y usar entonces a estos sectores descontentos como punta de lanza contra el gobierno revolucionario. Y claro que crearon descontento, pero la mayora del pueblo sabe que los que estn subiendo los alimentos y manipulando la moneda y los precios de la vivienda son precisamente los sectores de oposicin al gobierno.

Debo aclarar en este punto que todas estas medidas econmicas no se tomaban en un ambiente en fro sino que haba una constante campaa en los medios de comunicacin corporativo culpando al gobierno de ser incapaz de establecer medidas econmicas que hicieran bajar los precios de los alimentos, que adems el gobierno no le pagaba lo suficiente a los productores y por eso no aparecan los productos que haban desaparecido del mercado e incitando al pueblo a salir a la calle a protestar. No funcion, la gente no sali a la calle.

Lleg entonces el anuncio de que no se le iba a renovar la concesin a RCTV para seguir transmitiendo por seal abierta. Entonces los medios desarrollaron una campaa de sensibilizacin de la clase media y de identificacin de sta con la corporacin productora de programas de televisin. Llegaron miles de correos con presentaciones de diapositivas mostrando fotos de artistas de RCTV, muchos que incluso haban sido dejados en el abandono despus de muchos aos de trabajo en una estacin que tena ms de cincuenta aos de funcionamiento, se empez a hablar de Renny Ottolina, otra vez, en fin, se gener toda una falsa sensacin de nostalgia sobre un medio que no slo malpagaba a sus empleados sino que a los actores los haba usado de tal manera que su programacin destacaba por la chabacanera, el abuso infantil y a la mujer, la pornografa, la desinformacin y la manipulacin meditica de eventos diarios nacionales e internacionales.
Total que el cese de la concesin a un antro del entretenimiento malsano, pudo hacer lo que la subida de precios de elementos vitales no pudo, la oposicin acept el llamado a la protesta. Comenzaron nuevamente los cacerolazos en los vecindarios de clase media, y comenzaron las marchas en la calle. Pero quines comenzaron a marchar en este marco de protestas de la oposicin bajo el llamado de Globovisin y del "abuelo Monster" Antonio Ledesma, entre otros dirigentes de la oposicin, aunque ahora dicen que lo hicieron ellos solitos por iniciativa propia? Los seoritos.

Qu hacen los privilegiados estudiantes de las universidades elitescas del pas marchando en las calles de las principales ciudades del pas? Segn su versin marchando por la libertad y contra la dictadura. La realidad es que forman parte de un plan de provocacin que busca crear muertos y heridos para crearse el papel de victimas y derrocar el gobierno ms democrtico de Amrica (incluyendo a los Estados Unidos) que precisamente les da la libertad de protestar y de decir lo que quieranmientras al mismo tiempo ganan espacio en las calles y hacen visible internacionalmente la protesta. Por supuesto las corporaciones mediticas internacionales los presentarn como hroes, mientras Condoleeza Rice, en un aria sin alma, pide el envo de observadores de la OEA a Venezuela (sus observadores por supuesto), en una clara demostracin de quien realmente dirige la orquesta.

Mientras tanto los seoritos siguen marchando, a la Defensora del Pueblo, un da, al Tribunal Supremo, el otro, a la Fiscala, tratando de provocar porque estas oficinas estn ubicadas en zonas de Caracas donde transitan los trabajadores, los estudiantes humildes. Si la polica llegara a tocar a estos "nios y nias de familia", blanquitos, pelo liso, entonces los medios corporativos de comunicacin internacional reflejaran esto como una muestra irrefutable de que el gobierno viola los derechos humanos. Pero al visitar estas instancias, y como el pueblo se resguarda y no los ataca, lo que hacen es contradecirse, porque son precisamente instancias como la Defensora del Pueblo las que han sido creadas por este gobierno revolucionario, y al ser recibidos por la Defensora y por las diferentes instancias del Estado dejan claramente establecido que vivimos en democracia y validan a las instancias del Estado que ellos pretenden derribar.

Como pueblo, y como pueblo en el gobierno debemos ser pacientes con estos seoritos, dejarlos que vayan a todas las instancias del Estado, ya casi asistieron a todas ellas. Despus qu? Adnde ms van a ir? Mientras tanto van aprendiendo que esta es una democracia madura, que este es un pueblo noble y maduro, que cuando quiera va a retomar las calles, y debemos estar pendientes de retomarlas pronto; abandonadas por unos seoritos que a lo mejor van a estar viendo RCTV, slo que esta vez por cable, mientras se comen una hamburguesa o un hotdog, y uno le pregunta a otro Zamo, vistes que el hermano de tu novia estaba usando zapatos que no eran de marca y estudia en la Bolivariana? Uuuy.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter